Opinión

Hassan Nassar, el peor enemigo que tiene el presidente

Pocos jefes de comunicaciones de Palacio han sido tan mediáticos como Nassar, ninguno ha dado más papaya para ser motivo de burla diaria como él

Por:
febrero 18, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Hassan Nassar, el peor enemigo que tiene el presidente
La evidente falta de empatía de  Hasaan quedó evidenciada en un  desafiante trino publicado el mismo día que llegaron las vacunas de Pfizer  

Si Iván Duque hubiera salido el pasado lunes 15 de febrero a decirnos que lo disculpáramos, que evidentemente las vacunas habían llegado tarde por un problema mundial de distribución, que el primer lote tenía 50.000 dosis pero que ya vendrían más, que no hay nada que celebrar, que es su obligación vacunarnos, lo hubiéramos entendido. La rabia que nos dio fue el circo. El show mediático siguió. Justo el día en que ocurrió la decimotercera masacre del 2021 el presidente se encontraba, junto a Marta Lucía Ramírez, en una gira en Montería y Sincelejo llevando un puñado de vacunas. Su tono victorioso, la comitiva imperial, irritaban. No había nada que celebrar.

Entre todos los incompetentes que rodean a Iván Duque el peor es Hassan Nassar. Su sed de revancha, su evidente carencia de empatía, quedó evidenciada en este desafiante trino publicado el mismo día que llegaron las vacunas de Pfizer:

Existe un evidente problema de comunicación en Palacio. No pueden ser tantos errores juntos. No puede ser que Duque esté tan mal asesorado como para llevar dulces en una bolsa y entregárselos a los niños en Quibdó como si fuera una dama rosada gorda y petulante. Este año podemos contar varios. El “yo lo querí”, su desangelado discurso el día que posesionó al ministro de Defensa, señalando como una virtud para ocupar ese puesto el hecho de que Diego Molano hubiera nacido en el Hospital Militar, el usar un jugo de naranja para explicar su Economía, son incontables las ocasiones en las que Duque ha quedado como un solemne idiota. El oficio de un jefe de comunicaciones debe ser el de cuidar la imagen, de evitar que el presidente se convierta en un meme. Pero Hassan poco puede hacer, él en sí mismo es una figura ridícula.

Pocos jefes de comunicaciones de Palacio han sido tan mediáticos como Nassar. Ninguno ha dado más papaya para ser motivo de burla diaria como él. Elegirlo para este cargo fue una equivocación solo superada por la tozudez de mantenerlo en él. Tuiteros como Félix de Bedout prácticamente le dedicaron una sección en esa red social: #SiempreHayUnTrino. Más que un periodista Hassan fue un militante uribista durante los ocho años de mandato de Juan Manuel Santos. La gran mayoría de críticas que le hizo se amoldan como un guante a los defectos que ha exhibido Duque. Por eso lo llaman Nostradamus: tuvo la capacidad de avizorar un gobierno tan malo como este.

________________________________________________________________________________

Hassan, quien ha sido ridiculizado hasta por Vicky Dávila, no sabe de estrategias. Él vive en su burbuja

________________________________________________________________________________

Un buen asesor de prensa limitaría la cantidad de tiempo en pantalla que tiene este incapaz. Escuchar a Juan Manuel Santos era el mejor remedio para el sueño, por eso hablaba lo menos posible. Duque está lejos de tener el carisma de Hugo Chávez pero su voz se escucha más que la de Fidel Castro en Radio Rebelde durante los años sesenta. Un buen asesor le aconsejaría desaparecer, buscar entre esa mano de tecnócratas jóvenes que lo rodean alguien que pueda ser directo y no tan técnico, que tenga conexión con el público. Pero Hassan, quien ha sido ridiculizado hasta por Vicky Dávila, no sabe de estrategias. Él vive en su burbuja y se conforma con el placer que le dan los sobachaquetas que abundan dentro del Palacio de Nariño, los que alaban día y noche el nuevo traje del emperador.

Álvaro Uribe, zorro como nadie, ya percibe el mal que le está haciendo la presidencia de Duque a la próxima campaña presidencial. Por eso quiere desmarcarse del Centro Democrático y pensará crear un nuevo partido al lado de los Char, Fico, Dilian Francisca y Luis Pérez. Él fue el Doctor Frankenstein que creó este monstruo y ha decidido abandonarlo en el frío polo de su indiferencia.  Está muy bien que lleguen las vacunas, lo que está mal es intentar convertir una obligación en un triunfo absoluto. Así nos vacunen a todos en un tiempo récord –tres años a este ritmo- el presidente no está haciendo nada excepcional, tan solo cumple con su deber. Si Hassan no fuera un chupamedias profesional se lo advertiría al presidente, pero él sabe que la mejor manera de mantenerse en el Cielo Uribista es adular. Lo puede atestiguar el propio ministro del Interior quien llegó al cargo por hacer lo que más aprecia a Uribe de un funcionario: saber llevarle la maleta.

 

-.
0
8000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Gustavo Petro podrá ser un político brillante… ¡pero qué mala persona es!

Gustavo Petro podrá ser un político brillante… ¡pero qué mala persona es!

Facebook, la red social de los viejos

Facebook, la red social de los viejos

Si de verdad les gusta la música ¡compren los discos!

Si de verdad les gusta la música ¡compren los discos!

Los cuatro años en los que fuimos felices…y no lo supimos

Los cuatro años en los que fuimos felices…y no lo supimos

Elogio a las drogas

Elogio a las drogas

“Señor presidente, denos más sangre, para eso votamos por usted”

“Señor presidente, denos más sangre, para eso votamos por usted”

Amparo Grisales, Nuestra Señora de Colombia

Amparo Grisales, Nuestra Señora de Colombia

El miedo que le tienen los medios a Juan Manuel Santos

El miedo que le tienen los medios a Juan Manuel Santos