FilBo24: La increíble historia del pintor y caricaturista nortesantandereano Nelson Moncada

FilBo24: La increíble historia del pintor y caricaturista nortesantandereano Nelson Moncada

Tenía 7 años cuando se golpeó la cabeza. Al despertar, dice, “empecé a dibujar como loco todo lo que veía”. Hoy muestra su trabajo en artes plásticas y visuales

Por: Eduardo Yáñez Canal
abril 30, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
FilBo24: La increíble historia del pintor y caricaturista nortesantandereano Nelson Moncada

Fotos: Ricardo Rondón

Saluda con amabilidad, mira de frente y recuerda sus inicios:

  • ¿Cómo arranca su vocación?
  • Por un golpe. Jugaba con un primo y nos subimos a un tejado. De pronto, resbalé y me caí. Fue un fuerte golpe en un costado de la cabeza y duré privado un rato. Al despertar, empecé a dibujar todo lo que veía, sin parar. Solo tenía siete años de edad.

Fue el bautizo de fuego que lo sumergió en el mundo del arte y la esperanza. Esta última por el deseo de cambio político y social que siempre lo acompaña. Lo dice con claridad meridiana:

  • Eso me marcó, sino sería senador o representante a la cámara. Aunque siempre me ha gustado la política, la ejerzo con mi trabajo artístico. Aquí tengo dos cuadros: uno es una hoja de marihuana elaborada con balas y que titulé: No cultives la bala que mata. Es que lo que asesina es el conflicto armado en Colombia al revés de la mata. El otro dice en letras grandes MONEY, hecho con balas de distinto calibre.

Tratar de hacer el seguimiento a sus 48 años de vida, no es tarea fácil. Se trata de un hombre que en el campo del arte experimenta de manera continua. Recuerda que empezó en Bogotá en 1998, después de sus inicios pictóricos en Pamplona, su ciudad natal en Norte de Santander.

Luego, en la capital del país participó en salones de arte. Y su primera exposición internacional fue en San Cristóbal (Venezuela), en 2003, con una fundación del Banco Andes. Allí contactó al vice cónsul colombiano y éste le gestionó, con la Cancillería de Colombia, una presentación de su obra en Nueva York. Se tituló: Nelson Moncada, individuo erótico en Nueva York. Explica, con gesto risueño, que otra motivación profesional es desarrollar el erotismo, siempre presente en el ser humano. El esfuerzo radica en evidenciarlo sin pudores y prejuicios.

Al año siguiente integra una obra colectiva con 25 norteamericanos y él como colombiano. Sin embargo, no se detiene y vuelve a Bogotá donde crea una galería llamada Ínsula, territorio para el arte donde expusieron varios pintores hasta que tocó cerrar el escenario pues la casa la ocupó su propietario con deseos de mejorarla y buscar mayores ingresos. Moncada vuelve entonces a la capital del mundo. Y hace un descubrimiento:

  • Vi a los gringos cuando salían de sus oficinas y botaban en la calle la plata menuda. La desechaban y llenaban así los espacios públicos. Me puse a recogerlas y se me ocurrió entonces un proyecto relacionado con la economía capitalista. Las utilicé en el escenario que titulé The American Dream. Lo traje a Colombia y el Ministerio de Cultura lo expuso en el 14 Salón Nacional de Artistas. Como procuro utilizar todos los recursos, siempre llevo una camarita de video y filmé el trabajo con los inmigrantes a quienes entrevistaba para saber si habían logrado el sueño americano. Hice la edición del material y lo tengo en mi canal de YouTube: art.

Sería interminable continuar con la biografía artística del pintor y caricaturista pamplonés. Así que damos paso a dos de sus trabajos más representativos. Uno alrededor de Andy Warhol, artista plástico y cineasta estadounidense con un papel crucial en el nacimiento y desarrollo del pop art. Lo tituló Andy Warho, 15 minutos de fama. Recorrió el centro de Bogotá con su cámara y tomó aspectos que integraban la arquitectura de la capital con el estilo del personaje. Después, alquiló una limusina y él, disfrazado del gran artista y su novia Marilyn Monroe, llegaron al Salón de Artistas Casa Cuadrada donde había sido seleccionado para participar en la inauguración. Durante 15 minutos firmó autógrafos. Luego se marcharon.

El otro proyecto partió del momento más doloroso de su vida: la muerte de su madre. Fue a Pamplona a las exequias y luego, en la casa, entró a su cuarto y sintió el silencio, la ausencia eterna, y sacó las cosas. Tocó su ropa y cayó un papel. Decía: “No quitar. Pecado. Esta platica es para Nelson”. Surgió entonces el homenaje a ella. Utilizó 25 piezas nuevas con la ropa que él cosió. Además, compró 700 rosas estampadas para tapizar el techo del Museo de Arte Moderno Ramírez Villamizar. También incluyó los zapatos de su mamá que oscilaban colgados en el escenario artístico.

Tituló la exposición como Una rosa en el cielo. Salió luego a la calle y con la cámara entrevistó a las abuelitas de Pamplona que habían conocido a Lina Rosa Sepúlveda, su madre. Al volver al museo encontró que todos lloraban. No podía creerlo, era la primera vez que veía manifestaciones tristes en un espacio hecho para la pintura y el goce. Se acercó a un amigo y le preguntó por qué lloraban. El otro le contestó: “Porque esta noche su mamá es la madre de todos”. Ahí comprendió el mensaje.     

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Medellín, ¿la ciudad de la eterna primavera o de la eterna puteadera?

Medellín, ¿la ciudad de la eterna primavera o de la eterna puteadera?

Nota Ciudadana
¿Por qué los 'call centers' se están chupando a los universitarios?

¿Por qué los 'call centers' se están chupando a los universitarios?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--