¿Por qué Jorge Robledo se quiere meter en esa vacaloca que es administrar Bogotá?

¿Por qué Jorge Enrique Robledo se quiere meter en esa vacaloca que es administrar Bogotá?

Fue calificado como el mejor senador de Colombia, estudió arquitectura y 50 años después, lo que aprendió de urbanismo quiere aplicarlo para mejorar Bogotá

Por:
julio 06, 2023

Jorge Enrique Robledo nació y creció en Ibagué. Llegó a Bogotá como cualquier provinciano a estudiar arquitectura en la Universidad de Los Andes donde mandaba el Movimiento Obrero Independiente Revolucionario (MOIR), uno de los grupos de izquierda más fuertes de los años 70. Se inició en la política militando en este grupo de ideas nacionalistas y antimperialistas que nunca ha abandonado y que lo llevaron a trabajar con los campesinos del Eje Cafetero a donde viajó después de graduarse y con el cartón en la mano enseñó en la Universidad Nacional de Manizales.

Allí, cada fin de semana, agarraba su Renault 4 para recorrer las zonas rurales y adentrarse en la realidad campesina y cafetera. La política había entrado en sus venas y después de una década de docencia, se dedicó como dirigente de tiempo completo a ayudar a cimentar la izquierda democrática en Colombia.

Es fundador del Polo Democrático, partido con el que fue cinco veces senador y cinco veces consecutivas ha sido catalogado como el mejor del país. Aspiró a la Presidencia de Colombia en las elecciones de 2022 por el Partido Dignidad, fundado por él.

Cuando se creía cerrada su carrera política electoral, Jorge Enrique Robledo sorprende a sus 73 años con un nuevo desafío: buscar la Alcaldía de Bogotá, el segundo cargo más importante del país en las elecciones de octubre. ¿Por qué decidió meterse en esa vacaloca que es administrar Bogotá? Conversación con Juan Manuel Ospina.

Juan Manuel Ospina: Pocos saben de verdad quién es Jorge Enrique Robledo como persona. ¿Por qué quiere ser Alcalde de Bogotá? Hablaste alguna vez de una visión integral del proceso de desarrollo de la ciudad, eres arquitecto, profesor de diseño con una particularidad y es que la actividad política empezó en el mundo cafetero y tienes clara esa relación ciudad-campo.

Jorge Enrique Robledo: Fui profesor en la Sede de Manizales de la Nacional, pero también fui uno de los dirigentes de Unidad Cafetera y Salvación Agropecuaria. Hubo un año en el que hice más de 50 viajes en mi carro, en mi Renault 4 todas las semanas y construimos una organización cafetera muy importante. La visión que tengo del campo es muy real y eso que no tuvimos finca cafetera.

J. M. O.: Hay dos cosas para mostrar: la persona que eres, siendo muy claro en tus posiciones, sos abierto, abierto en el sentido de entender que la realidad es compleja, no son sólo los indígenas, los empresarios, una realidad en la que todos persisten y todos esos esfuerzos suman en un proceso común.

J. E. R.: En países subdesarrollados como el nuestro, la idea de crear empleo y riqueza nos debe unir a todos. Eso incluye la economía del campesino, la del indígena y el empresario y el del jornalero. Ese es un tema que nos tiene que unir a todos. En medio de las diferencias, las luchas unieron a todos en la crisis que permitió que muchas personas salvaran sus propiedades.

J. M. O.: Este es un esfuerzo conjunto. En las diferencias, nos compactamos.

J. E. R.: Desde 1971 nunca planeamos estatizar la economía. El Estado debe estar pendiente de la economía, pero es la actividad privada la que garantiza el desarrollo. Es que ya tenemos cinco millones y medio que no consiguieron trabajo. Esta es una visión de lucha.

J. M. O.: La vida es una lucha. Tocaste un punto importante. Es que no es sólo que los jornaleros y los dueños de las fincas estén jugando en la misma cancha, sino también el Estado

J. E. R.: Uno de los dramas de Bogotá es el sufrimiento que se ve en la capital, en donde hay hasta hambre. Es dramático para los sectores populares, pero si logramos que a los empresarios les vaya mejor, a todos les va bien. Necesitamos trabajos que les garanticen mejores condiciones que las que hoy tienen.

J. M. O.: Es difícil que a la Alcaldía de Bogotá llegue alguien con la cercanía al mundo rural que tiene usted. ¿Cómo ve el sector agropecuario de Bogotá?

J. E. R.: Acá no es muy grande su peso en la economía, pero hay realidad qué atender. Si yo soy Alcalde señalaré que sería una equivocación grandísima que el TLC con Estados Unidos acabe desde 2026 con la producción nacional de leche. Uno tiene que importar cosas, pero hay que cuidar a sus productores. Esto lo vamos a combatir.

J. M. O.: El tema de la comercialización de los productos. Ahí está un gran problema que tiene la producción agropecuaria, de los campesinos del área de influencia de Bogotá y de los empresarios.

J. E. R.: En la crisis del café en los ochenta, recuerdo que conversábamos con Fabio Trujillo Agudelo y mencionábamos que no en pocos casos aguantan mejor la crisis los campesinos que los empresarios que saben cómo contraerse. El empresario tiene unos compromisos que no son fáciles de sortear. Estas cosas golpean más a los empresarios. El mundo rural lo estudié demasiado, es bien complejo, pero le ilumina a uno muchas cosas.

J. M. O.: Escuché en una entrevista que dijiste: “Yo voy a hacer el sistema Metro de Bogotá” ¿Qué tenías en mente?

J. E. R.: La primera Alcaldía que propuso un metro para Bogotá fue la de 2008. A los cuatro años entregó trabajos de Metro subterráneo. Lamentablemente, después vino Petro y se dedicó a sabotearlo y cuando se dio cuenta, ya el Metro estaba muerto. Después vino Peñalosa y se va para un Metro elevado que no es comparable. Yo terminaré el Metro que hay que terminar, pero además haré un acuerdo nacional para que Bogotá tenga una red de metro.

Si no creamos varias líneas de Metro, no vamos a resolver los problemas de la congestión vial. Lo que hacemos es diseñar la red de metros y vamos a desarrollarla en el tiempo que sea, pero vamos a hacer que esta ciudad sea de primer nivel en algún momento de su historia.

J. M. O.: Hay temas que empiezan a aparecer y que son importantes para Bogotá. Por un lado, corrupción. Por el otro, pobreza y también está el tema de la seguridad. ¿Se pueden articular para establecer una estrategia que ponga en juego un mismo objetivo?

J. E. R.: Mi posición es cero tolerancia con la corrupción. Soy el senador que más debates ha hecho sobre la corrupción en la historia de Colombia. Cero tolerancia con el derroche y el despilfarro. Vamos a ahorrar. Ante el desempleo y los problemas se necesita hacer lo que se debe.

J. M. O.: Es que cuando se roba al Estado, se roba a los pobres.

J. E. R.: Es que esto va pegado al tema de la seguridad. Hay tecnología que sirve para la seguridad, pero lo que necesitamos es pie de fuerza en la policía. Me hablan y me dicen que hay que mejorar la calidad de la acción de la policía. Yo no justifico ningún delito por la pobreza y el hambre, pero entiendo que esto es el caldo de cultivo para que se dé la delincuencia. Es que hay situaciones de pobreza y miseria que no son solubles y hay que darles a estas personas.

J. M. O.: Hay otro tema que creo que debemos tener presente y es esa realidad de las poblaciones que sufren exclusión, lo de los indígenas abandonados. Hay situaciones en la que nos toca hacer asistencialismo.

J. E. R.: Hay personas que tienen una edad que no pueden, o situaciones de discriminación, o problemas de salud. Eso lo vamos a atender con todo el rigor. Uno tiene que ver las cosas con detenimiento como el tema de educación, que los niños tengan garantizada su alimentación. Un niño con hambre, ¿cómo puede rendir? Hace muchos años diseñé un barrio y sé cómo son estos barrios que se autoconstruyen, con problemas con los sismos y hay que ayudar a esa gente que hace sus casas.

Hay que mejorar la calidad de la construcción, edificaciones que no tienen una sola columna. ¿Cómo puede hacer eso? El 80 % de las construcciones de Colombia no cumplen con lo mínimo de sismorresistencia. El aporte de los barrios de autoconstrucción es inmenso, ellos compran el cemento, el ladrillo.

Yo tengo una visión democrática de las cosas: un Alcalde y un Presidente no se parecen, estos últimos pueden proponer cambiar las leyes. Los alcaldes gobiernan con las normas que hay. Por ejemplo, tema de salud. Hay un Presidente que quiere cambiar la Ley 100, pero un Alcalde tiene que nombrar un buen gerente con la Ley. Ahora, uno puede pedirle respaldo al Presidente como el pie de fuerza.

J. M. O.: Acá, a veces, tiende a ser muy colombiano que creemos que, si cambiamos las normas, cambiamos la realidad, pero hay cosas que no son de norma

J. E. R.: Acá tengo una ventaja: 26 años de profesor de arquitectura y conozco bien estas cosas. Acá no me embisten los Metros ni las casas. Voy a terminar todo lo que venga en obra de la administración anterior. Si no hay un andén que no han terminado, pues lo terminamos. No le voy a declarar la guerra a nadie.

J. M. O.: Hay un tema fundamental que es el bienestar de la comunidad.

J. E. R.: Necesitamos gobernar a Bogotá con un tema de largo plazo.

J. M. O.: El tema es salir, su señoría, de la Alcaldía y decir, esta ciudad avanzó

J. E. R.: Se pueden hacer cosas importantes para la gente.

J. M. O.: Fue muy interesante lo que hizo Antanas Mockus. Acuérdese esa ciudad sin dueño, una ciudad abandonada. Él logró un efecto que es muy importante que es el sentido de pertenencia.

J. E. R.: Hablé con alguien y me resaltó ese aspecto. La ciudad tiene mil líos, pero hay que meterle el hombro a lo que está sucediendo.

Vea aquí la conversación completa:

*Juan Manuel Ospina es Presidente de Dignidad, el partido que avala la candidatura de Jorge Enrique Robledo a la Alcaldía de Bogotá.

También le puede interesar: ¿Qué es lo que pasa en La Guajira? Inversiones millonarias y cada vez más pobre

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Las tres rabietas de Rodolfo Hernández que lo sacarían de la carrera por la Gobernación de Santander

Las tres rabietas de Rodolfo Hernández que lo sacarían de la carrera por la Gobernación de Santander

Los colegios de los jesuitas donde han estudiado muchos de los que han mandado en Colombia

Los colegios de los jesuitas donde han estudiado muchos de los que han mandado en Colombia

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus