Opinión

Santos, trágate tus medicinas y tu droga y tu cocaína

La oposición venezolana desintegró el esfuerzo y el sacrificio de vida de los 121 jóvenes que en lo corrido del año han muerto por su patria, por la causa

Por:
noviembre 15, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Santos, trágate tus medicinas y tu droga y tu cocaína
"Maduro y su gobierno ya se quitaron la careta y se están mostrando como lo que siempre han sido: el lobo disfrazado de abuelita; la dictadura disfrazada de democracia"

Eso le dijo en discurso público Nicolás Maduro a Juan Manuel Santos, a propósito de la negativa del presidente colombiano de venderle medicinas a Venezuela, según asegura el mandatario del vecino país.

A lo mejor es mentira y no me interesa adentrarme en esas sandeces, pero cierto o no, a estas alturas del año y con el Niño Dios por llegar, comienzan los balances y entonces me pregunto ¡qué pasó con la oposición venezolana! Una oposición valiente, aguerrida que después de las elecciones regionales de hace un mes no solo quedó fragmentada, sino muda.

El escritor y columnista venezolano Moisés Naím, dijo en ese momento que haber participado en esa contienda electoral iba a generar los problemas que ya se están viendo, incitados por la división de la oposición que, entre otras, reforzará la diáspora masiva de sus compatriotas a otras naciones del mundo.

Cuando todos pensábamos que la dictadura estaba comenzando a debilitarse por la incesante lucha de miles de jóvenes valientes que hasta dieron sus vidas, la oposición no solo se equivocó en participar en las elecciones, sino que como consecuencia de las mismas se dividió; desintegró el esfuerzo y el sacrificio de vida de los 121 jóvenes que en lo corrido del año han muerto por su patria, por la causa.

 

Cuando pensábamos que la dictadura estaba comenzando a debilitarse
por la lucha de miles de jóvenes valientes que hasta dieron sus vidas,
la oposición no solo se equivocó en participar en las elecciones, sino que se dividió

 

El tema es sin duda de poder y mucho dinero. Se equivocan quienes piensan que los problemas allá tienen que ver con la Constitución y una constituyente que 40 países, más el Parlamento europeo y Mercosur no reconocen, como asegura Naím. El hambre, la criminalidad, el desempleo, etc. requieren de otras soluciones que el gobierno no ha querido llevar a cabo. De hecho, asegura el escritor y columnista, “Venezuela es el país que más discute sobre leyes y donde menos se cumplen las leyes”.

Un amigo me decía que se necesitan propuestas para construcción de futuro, de quien vengan. Pero ni los chavistas quieren soltar la teta porque se están haciendo tetramillonarios a costa de todos, ni la oposición tiene  proyectos y programas que los convierta en una opción en la cual confiar como para sacar a Venezuela de la olla. Se pregunta él entonces ¿dónde está la intelectualidad y la cultura de Venezuela para hacer realidad sus sueños y salir de esa vicisitud, más allá de hacer un hueco en la tierra donde todos se están hundiendo? Es que ni siquiera tienen la alternativa del turismo de Cuba. ¡No tienen nada! A veces me pregunto si ustedes, como el gobierno Maduro, solo se ocupan del poder, de sus intereses monetarios y de sus egos.

Mi querida oposición venezolana, lo anterior -más su división- muestran su gran debilidad… ¡Su incapacidad! Maduro y su gobierno ya se quitaron la careta y se están mostrando como lo que siempre han sido: el lobo disfrazado de abuelita; la dictadura disfrazada de democracia. Como dice Moisés Naím, Maduro es un Chávez sin intelecto y sin carisma, pero tiene todo el respaldo de Cuba gracias a la “invasión consentida”. Esa que muy hábilmente construyeron los Castro haciendo sentir inseguro de su propia seguridad a Chávez, lo mismo que con su enfermedad, en la que lo hicieron creer más vulnerable por su condición del líder totalitario y se lo llevaron a Cuba a tratarlo. ¿Qué le montaron? Estado policial, represión selectiva y el mismo modus operandi de cómo desaparecen, encarcelan y exilian a los líderes opositores. Así se pegaron como parásitos al petróleo venezolano y los negocios de intermediación en importación de productos de primera necesidad a Venezuela, en los que ganan ríos de dinero y los mantiene a flote. Pocas decisiones están ajenas a La Habana.

Dicen los expertos que el gobierno Maduro, -con su paternalismo y su populismo de izquierda- en lugar de hacer industria y formar gente para conducirla, se ha concentrado en el 95 % de su economía –extractiva alrededor del petróleo- y no ha sido capaz de construir una infraestructura que les permita surgir. Claro, primero hay que robar, y eso aplica para toda la clase dirigente latinoamericana que se merece un juicio político por su incompetencia y su corrupción.

Hablando de la Revolución Bolivariana, quiero creerle a Naím cuando dice con tanta seguridad, por qué las revoluciones fracasan: “El poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente. Eso es insostenible y tarde o temprano colapsan”. Pero mientras el gobierno venezolano siga dispuesto a masacrar a sus compatriotas con tal de seguir en el poder, y la oposición quiera el poder y siga masacrando a sus jóvenes en batallas inanes como las que han librado en las calles hasta ahora, sin un proyecto claro que los respalde… ¡Nada, absolutamente nada va a pasar en Venezuela!

¡Hasta el próximo miércoles!

 

 

 

-Publicidad-
0
1647
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Qué es peor, ¿salir o pedir domicilios?

Qué es peor, ¿salir o pedir domicilios?

Necesitamos información, no angustia

Necesitamos información, no angustia

“La peor enfermedad neurológica es la corrupción”: Dr. Burgos

“La peor enfermedad neurológica es la corrupción”: Dr. Burgos

“Ya se murió mi viejo, ahora el viejo soy yo”

“Ya se murió mi viejo, ahora el viejo soy yo”

Las lecciones que deja una actriz mueca

Las lecciones que deja una actriz mueca

Creer o no creer en Farah

Creer o no creer en Farah

Día de todo… y hoy el de “La Felicidad”

Día de todo… y hoy el de “La Felicidad”

El perro de Simón Bolívar

El perro de Simón Bolívar