Riohacha en su laberinto

El 2 de diciembre la ciudad alcanzó un par de récords nacionales: el número más alto de alcaldes en un periodo constitucional y la abstención electoral más elevada en la historia

Por: Martín López González
diciembre 12, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Riohacha en su laberinto
Foto: Twitter @Registraduria

Riohacha rompió su propio récord al alcanzar su noveno alcalde en tres años. Entre destituciones por corrupción, mal uso de fondos públicos e investigaciones por otros delitos, la inestabilidad se ha normalizado. Juan Carlos Suaza Movil fue elegido con 13.885 votos. Esta elección demuestra que las instituciones han perdido legitimidad en Riohacha y en La Guajira. Aunque el nuevo alcalde obtuvo el 48,99 % de los votos totales, el número más notable y preocupante de la jornada es otro: 75 % de abstención electoral.

Es decir, este 2 de diciembre Riohacha alcanzó dos récords nacionales: ser la ciudad con más alcaldes en un periodo constitucional y haber tenido el valor más grande en abstención electoral en toda la historia democrática del país, seguido por los resultados de la Constituyente de 1991 con el 73%. No es seguro que haya un agotamiento del elector por los cuatro procesos electorales anteriores del año. Al parecer la gente no creyó que su voto fuese definitivo para cambiar la situación de Riohacha.

Es clara una carencia absoluta de credibilidad en los políticos. El fuerte discurso anticorrupción del candidato Velásquez en las elecciones de 2015 contrasta con su desempeño como alcalde y todo lo que le sobrevino a Riohacha a partir de su encarcelamiento. Hubo una profunda decepción de sus 34.353 electores; muchos de ellos se acaban de abstener. Cuando los ciudadanos no acuden a votar es porque no esperan mucho de la política, no creen en los políticos y suponen que acudir a las urnas no cambia nada.

La alta abstención contribuyó con la corrupción de electores y facilitó que la compraventa de votos se manifestara. Si hubiesen participado la gran mayoría de ciudadanos libres con convicción, otros hubiesen sido los resultados por fuera de las maquinarias que alimentan el sistema clientelista. Alcaldes suspendidos, destituidos, inhabilitados, encarcelados, han minado la credibilidad en quienes presentan su nombre para el cargo que antecesores más recientes han deshonrado. Independiente de los antecedentes personales de los candidatos, para muchos no hay excepciones, máxime cuando hay lobos disfrazados de ovejas.

Son enormes los retos para el nuevo alcalde ya que la ciudad ha sido sometida a la depredación sostenida de los recursos públicos, que la ubican, funestamente, como una de las más desiguales del país. Quizás el principal desafío consiste en recuperar la confianza de la ciudadanía, ciertamente hastiada del pésimo manejo que la clase política local le ha dado a la ciudad, olvidando por completo su misión de proteger el interés público y de gobernar con transparencia para conducir a Riohacha por el camino hacia el desarrollo.

Cada alcalde o alcaldesa desde 2011, cuando se entregaron las finanzas saneadas, ha recibo el peor municipio o distrito posible. A cada quien le ha tocado apagar su propio incendio, pero han dejado otros más grandes para que el siguiente tenga en qué ocuparse. A Juan Carlos le toca cargar con los problemas de la historia de los demás. Estas hogueras han generado un endeudamiento de cien mil millones en siete años. Lo que más preocupa a la ciudadanía es que los responsables de esos desfalcos son quienes lo llevaron al poder.

Esos mismos malversaron más de billón y medio en el periodo señalado en el que empeoraron todos los indicadores sociales a diferencia del resto del país. El principal desafío, además de la corrupción, es la pobreza; para eliminar esta última hay que combatir la primera. La gran pregunta que hoy se hacen los riohacheros es: ¿cómo hará el alcalde para disminuir la enorme brecha de la desigualdad y, además, la desconfianza en las instituciones, si son sus socios los responsables de la indolencia, la rapiña y la corrupción?

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
171

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Moñona política de Duque con la escogencia de Alexa Henríquez para la Alcaldía de Riohacha

Moñona política de Duque con la escogencia de Alexa Henríquez para la Alcaldía de Riohacha

Vargas Lleras y los Char, enfrentados por la Alcaldía de Riohacha

Vargas Lleras y los Char, enfrentados por la Alcaldía de Riohacha

Nota Ciudadana
Riohacha no resiste más improvisaciones

Riohacha no resiste más improvisaciones

Nota Ciudadana
En La Guajira un asiento vale 2.5 millones de pesos

En La Guajira un asiento vale 2.5 millones de pesos