El drama de más de 200 emprendedoras en Bogotá

Denuncian que la empresa Networking Latam les embolató su dinero en un evento que nunca se hizo

Por: La Liga de la Justicia*
julio 01, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El drama de más de 200 emprendedoras en Bogotá

Existe una comunidad en Facebook llamada NETWORKING AMAS DE CASA Y PROFESIONALES. Este es un grupo donde se hacen ventas, compras y se hacen un sinfín de negocios diarios, en el que varias emprendedoras muestran los productos que hacen o comercializan. Inclusive, muchas de ellas se han visto beneficiadas por este grupo y otras viven de ello.

La creadora del grupo, Carolina Rodríguez, al ver que tenía más de 52 mil mujeres en su comunidad, opta por crear una feria. Se llamaría Mamma Mía y se realizaría los días 29, 30 de abril y 1 de mayo en la Hacienda San Rafael de Bogotá, un muy buen lugar que acogería a más de 20 mil invitados diarios y contaría con más de 300 expositoras.

Los precios de los stands de la feria iban desde 530 mil pesos hasta un (1) millón 800 mil. A su vez, la feria contaría con un aliado, la empresa GLP (Grupo Latino de Publicidad) y según Rodríguez, al ser esta patrocinadora nuestra, los precios que pagaríamos por stand serían mucho menores que lo normal. Las emprendedoras, al ver anuncios en televisión y radio, compramos el espacio y firmamos un contrato con cláusulas y escogimos nuestro stand.

net2

Todo iba muy bien y cada una estaba sacando su producción y preparándose para hacer de la feria el mejor evento, ya que Carolina y su empresa Networking Latam siempre nos había dicho que estaba dispuesta a ayudar a las emprendedoras en todo. En otras palabras, todas confiamos en ella.

Pero 20 días antes de realizarse, la feria publicó en sus propios grupos que no habría evento, porque la empresa GLP les canceló, ya que no llegó a su punto de equilibrio y Carolina Rodríguez dijo que ella no tenía nada que ver, que la culpa había sido toda de esta empresa. Indignadas, la mayoría optamos por la devolución de nuestro dinero --lo más sensato para nosotras-- porque no podíamos asistir en septiembre de 2016, fecha en la que sería reprogramada la feria. Sin embargo, Rodríguez sale y dice que no haría la devolución porque el evento no se había cancelado, sino aplazado para una fecha posterior a cinco meses y que hasta esta fecha tendría nuestra plata.

Al verse ahogada en sus propias redes y ver que la mayoría no aceptaríamos eso, nos dijo que solo haría devolución si se revendía el stand de cada una. Así se entregaría la respectiva plata cuando le pagaran a ella. Esto nos dejó aún más indignadas, por lo que empezamos a reclamar nuevamente y no aceptar sus términos y solicitar nuestra devolución. Todo de una manera muy cordial.

No obstante, Rodríguez y su equipo nos citan otro día para hacernos firmar otro contrato donde dice que se hará la devolución en 30 días máximo o antes. Habiendo firmado esto, muchas volvimos a confiar y quedamos más tranquilas. Pero aún sin cumplirse la fecha de la devolución del dinero, Carolina nos aseguró, con respuestas erradas, incoherentes e ilógicas, que no habría devolución por parte de su equipo. Volvió a señalar que toda la culpa fue de GLP, no de ella, así que por eso ella no devolvería nada, porque la feria seguía en pie.

Lo más sospechoso era que al preguntar dónde se realizaría dicha feria, lo único que respondía era que no nos iba a decir. Todo esto dejó mucho que pensar porque, además, había empresas o marcas que no podían o ya no querían participar en dicha feria que no se cumplió y que con seguridad, por falta de credibilidad,  no se llevaría a cabo.

¿Qué iban hacer con nuestro dinero?

Pasaron solo dos días después de este anuncio y se hace otro anuncio, según ella oficial, en su tan grande grupo de Facebook --donde ninguna de las expositoras está porque fuimos eliminadas al reclamar nuestro dinero-- en el que dice que la feria supuestamente aplazada para septiembre queda totalmente cancelada.

En ese momento pensamos que habíamos recuperado nuestra inversión. ¡Pero tampoco!  Carolina nos citó a todas en su oficina para una conciliación y un mutuo acuerdo. Al ir allá y hacernos presentes, solo nos dijo que el acuerdo de pago era de 24 meses y que nos pagarían 20 mil pesos mensuales, cuando la plata les fue entregada de contado. Ellos dijeron que nos la iban a devolver de a 20 mil pesos, quién sabe por cuánto tiempo. Y por ello, deciden hacer nulo un contrato donde dice que harán la respectiva devolución.

Esto fue totalmente absurdo, pero qué más podíamos esperar de una empresa que nos responde diciendo que nuestro dinero fue usado para pagar el arriendo de la oficina, y pagar gente que contrataron para un evento que nunca se llevó acabo. Que ellos estaban en todo su derecho para gastar ese dinero en logística, cuando ni siquiera nosotras estábamos enteradas de eso y estábamos totalmente seguras que el dinero que estábamos entregando iba a ser únicamente para la realización del evento, y no para pagar sus gastos mensuales, no para los tintos y aromáticas que nos ofrecían cuando recibían la plata de su feria.

Ellas se excusaron diciendo que la empresa GLP iba a pagar los stand, y ellos iban a gastarse el dinero en otras cosas. Además, cuando hacemos algún reclamo, nos bloquean del grupo y solo nos dicen que los entendamos.

Al no proceder a firmar el contrato, nos dicen que entonces la empresa se declarará en quiebra. Carolina y su empresa no responden coherentemente qué hicieron con nuestra plata, nos cobran una feria con IVA y nunca recibimos una factura por parte del equipo de NETWORKING LATAM. Además, cobran un carnet obligatorio de 10 mil pesos a 52 mil mujeres para obtener beneficios. Pero al día de hoy ninguna ha obtenido ningún beneficio, ni ningún carnet.

networking

Nos dicen que nos van a mostrar un registro contable en el que se evidenciaría qué hicieron con nuestra plata. Luego salen a decir que está prohibido hacerlo público y tratan de hacer ver esto muy legal, cuando en realidad sus acciones no tienen nada de legal. Todas nosotras, como empresarias y emprendedoras, nos sentimos indignadas,  engañadas.

A raíz de todo esto, nos han contactado varias personas y nos han contado historias un poco similares. Al hablar con La W Radio, salieron a flote varias demandas sobre ella en especial una de un coronel, que al parecer también fue engañado por Carolina Rodríguez.

No es la primera vez que embolata dinero que no le corresponde. Lo más triste de todo es ver cómo su grupo de Facebook sigue creciendo y sigue siendo el “líder” con más mujeres emprendedoras en Latinoamérica. Y todos nos seguimos haciendo los ciegos ante gran engaño, sobre todo a mujeres que viven de sus negocios. Ahora no tiene 52 mil seguidoras sino 60 mil, y empezó a cobrar esporádicamente 20 mil pesos mensuales a todas las vendedoras para poder autorizar sus publicaciones de ventas.

Hay muchos temas que esconde esta señora, como el problema de su hijo con Síndrome de Down, donde está haciendo una campaña por todos los medios, poniendo a famosos a motivar las donaciones a su hijo,  porque, según ella, necesita una operación muy costosa que solo la practican en Boston. Frente a este tema, hablando con médicos cardiólogos, hemos descubierto que esta operación también la realizan aquí en Colombia. Pero ella sigue recogiendo donaciones para su hijo y ante ello nuestros abogados se pondrán al tanto de este tema, para también iniciar una investigación y así descartar cualquier duda sobre sus donaciones.

No vaya ser que esa plata también se vaya a perder.

Además, Rodríguez hace publicidad de unas pastillas para adelgazar que ella misma vende, sin registro INVIMA. Varias personas le han pedido ese registro y ella dice que no lo necesita cuando es obligación este requerimiento.

caro

Como siempre, terminamos perdiendo las emprendedoras que confiamos en esta señora y que aún sigue habiendo gente que cree en ella y siguen llegando mujeres que no saben qué paso y confían.  El socio de ella renunció por conflictos con esta misma señora que, según él, ella hacía malos manejos de dinero.

Hay mujeres afectadas, endeudadas, pagando intereses, otras que se quedaron con su producción solo por confiar en alguien que ahora nos está dando la espalda y solo dice que ella tiene la razón y que todo es legal. ¿Será que solo ella tiene la razón y más de 500 mujeres somos las equivocadas?  El desfalco es grande y el gran daño que hizo, también.  Hay documentos, soportes, contratos, anuncios que ella misma publica, donde se ve la falta de seriedad compromiso y coherencia.

Esta mujer se escuda en que quiere ayudar a las emprendedoras y lo que en  realidad busca es engañarnos, haciéndonos creer en su buena voluntad para su bien propio. Muchas estamos unidas, por eso queremos que aquellas que no saben nuestra historia la conozcan y no sigan cayendo. Qué triste es que ella siga en la calle sin pagar por lo que ha hecho.

Y como este país es un país sin memoria, no cabe la menor duda de que ella volverá hacer lo mismo más adelante con nuevas emprendedoras que no saben nuestra historia. Y ella seguirá impune caminando como si nada.

*La Liga de la Justicia representa a 200 mujeres emprendedoras víctimas de Networking Latam

-.
0
35378
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿La estafa de Carolina Rodríguez, más conocida por Caro Networking?

¿La estafa de Carolina Rodríguez, más conocida por Caro Networking?