Paz territorial: una oportunidad para las comunidades de Colombia

'Tienen la obligación de plantear propuestas concretas que les permitan salir de su atraso en el desarrollo'

Por: Óscar Castaño Valencia
julio 01, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Paz territorial: una oportunidad para las comunidades de Colombia

Una de las enormes diferencias, entre otras, de las negociaciones que están concluyendo en La Habana entre el Gobierno Nacional y las FARC, es sin duda el elemento, nuevo en este tipo de escenarios, de “Territorialidad para la Paz”, que permitirá a los territorios que vivieron el conflicto y a sus comunidades, la posibilidad de levantar agendas de desarrollo local y regional de manera directa y diferenciada.

Para el caso del Oriente Antioqueño, los municipios más periféricos y que sufrieron con mas intensidad el conflicto armado, podrán ser protagonistas de primera fila, convirtiendo lo que otrora era una amenaza en una enorme oportunidad para su desarrollo, por demás atrasados fruto de la guerra que les toco vivir.

Nariño, Argelia, Abejorral, San Luis, San Francisco, Granada, Cocorná, San Carlos, San Rafael, Concepción y Alejandría, entre otros, tienen hoy la obligación de plantear propuestas concretas que les permita salir de su atraso en el desarrollo y generar en niveles de equidad y dignidad para sus comunidades.

Y son los municipios, sus comunidades y sus organizaciones sociales los que deben proponer la agenda y de manera urgente, antes de que los mercenarios del posconflicto y sus especialistas en “marco lógico” lo hagan a nombre de la Región, porque ya están elaborando y presentando proyectos con nombres rimbombantes y vuelvan a asumir la vocería de los territorios, para volver a frustrar sus expectativas.

Cómo no recordar el II Laboratorio de Paz del Oriente Antioqueño y los miles de millones de pesos tirados en burocracias, ni siquiera del territorio, que no dejo ningún aporte significativo para el Oriente Antioqueño.

Cómo no preguntarnos por las transformaciones sociales o los cambios políticos que han generado, en estos quince años, la famosa “inversión social” de las generadoras de energía, a través de una “muy reconocida” ONG de la Región, y que se ha abrogado el derecho de presentar propuestas por toda la Región sin consultar con nadie.

La Territorialidad para la Paz debe generar transformaciones a los municipios, al Territorio y a sus comunidades. Además, no de seguir estimulando la “danza de los chalecos”, ahora “camisetas llenas de logos” de algunas entidades cada vez mas institucionalizadas y por lo tanto mas alejadas de la gente.

Es por ello que los alcaldes, los Concejos Municipales, las Juntas de Acción Comunal, las Juntas Administradoras Locales, las Organizaciones Juveniles, Campesinas, de Mujeres, deben asumir el papel protagónico que les corresponde. La tarea es ahora o nunca.

 

-.
0
560
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La paz se construye en los territorios, no en los escritorios

La paz se construye en los territorios, no en los escritorios