Opinión

Sin Hernán Peláez solo quedará basura en el periodismo deportivo

Mitad DJ y mitad hinchas desaforados y torpes, escuchar sus voces raquíticas es tan placentero como tragarse a pecho una sopa fría de lentejas

Por:
noviembre 26, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Debo confesar que hace rato no me veo un partido completo de la Liga y que lo único que sé de lo que pasa en ese torneíto se lo debo al Pulso del fútbol. La verdad que yo no sé qué voy a hacer el próximo año ahora que el Doctor Peláez se va de Caracol. Desde que empezó esta aventura, en pleno Mundial del 2002, el bareto del mediodía tenía otro sabor. Escuchar la voz de Peláez, el rey de los tiempos en la radio, se volvió tan placentero como los riffs de Keith Richards o los solos de Miles Davis. Nadie ve el fútbol con la sencillez pragmática de sus sentencias. Con él casi siempre estoy de acuerdo: claro que Maturana tenía que haber llevado al Palomo Usuriaga a Italia 90 así robara a sus compañeros en el camerino o Pelusso tenía que resistir el alcoholismo de Luis Quiñones ya que era el único delantero de Santa Fe capaz de convertir goles. El fútbol no es de los niños bonitos ni de los disciplinados. Tienes razón Peláez, el fútbol, al ser un juego, le pertenece a los artistas.

Tienes razón, Peláez, el fútbol,
al ser un juego, le pertenece a los artistas

Desolador el panorama del periodismo deportivo al marginarse Peláez. Ahora nos va a quedar el ripio, la basura, la mediocridad que destilan  Antonio Casale y compañía, extraños anfibios que flotan en el mar del fútbol y se arrastran en la arena del pop. Mitad DJ y mitad hinchas desaforados y torpes, escuchar sus voces raquíticas es tan placentero como tragarse a pecho una sopa fría de lentejas.

A las viudas de Peláez nos va a quedar el consuelo de verlo en televisión al lado de Mejía y Vélez aunque no será lo mismo: la magia que se impregna en la radio se deshace al ver a los viejitos. Nada como la voz de la radio para despertar la imaginación del escucha. Hasta el año pasado me torturaba viendo en Espn Hablemos de fútbol pero la vida es muy corta para gastarle una hora a Andrés Marocco así que mi único contacto futbolero eran los viejos partidos de Youtube en donde el Cúcuta Deportivo le gana una y otra vez al Boca Juniors en el General Santander y, por supuesto, El pulso del fútbol.

Quedaremos tan desamparados ante la canícula del mediodía
que sólo estarán, en la planicie de los diales,
las voces de los De Francisco y Cazales

Aunque debo decir que de los dos mi preferido por lo bochinchero y directo es Iván Mejía, sabemos que el que lleva la batuta es, de lejos, el maestro Peláez. Sin él Mejía será un gran buque a la deriva, devorado por el amable aburrimiento de Rafael Villegas. Hay que afrontarlo queridos pulsistas, ha llegado el momento más temido para nosotros y eso que llevan años advirtiéndonos sobre lo inevitable: los dinosaurios van a desaparecer y quedaremos tan desamparados ante la canícula del mediodía que sólo estarán, en la planicie de los diales, las voces de los De Francisco, Casales y demás aprendices de periodistas.

Caracol comete el error del siglo al dejar ir al mejor de todos. Una renuncia así no se aceptaría jamás. Sin Hernán Peláez al frente del Pulso el programa no sobrevivirá y muchos desencantados del fútbol nos alejaremos definitivamente de él si la voz del maestro no esté allí para explicarnos, con claridad y sin hojarascas, los misterios del deporte más hermoso del mundo.

-.
0
11159
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
General Zapateiro: mano firme, corazón grande

General Zapateiro: mano firme, corazón grande

Los noticieros nunca traicionarán a sus dueños, Ardila y Sarmiento

Los noticieros nunca traicionarán a sus dueños, Ardila y Sarmiento

Gustavo Petro podrá ser un político brillante… ¡pero qué mala persona es!

Gustavo Petro podrá ser un político brillante… ¡pero qué mala persona es!

Facebook, la red social de los viejos

Facebook, la red social de los viejos

Si de verdad les gusta la música ¡compren los discos!

Si de verdad les gusta la música ¡compren los discos!

Los cuatro años en los que fuimos felices…y no lo supimos

Los cuatro años en los que fuimos felices…y no lo supimos

Elogio a las drogas

Elogio a las drogas

“Señor presidente, denos más sangre, para eso votamos por usted”

“Señor presidente, denos más sangre, para eso votamos por usted”