"Mi mejor amigo ha sido el fracaso": Piter Albeiro

A sus 44 años, este humorista santandereano es un emprendedor que se da el lujo de vivir en Miami como un exitoso hombre de negocios. Testigo Directo lo entrevistó

Por: Héctor Sarasti
junio 11, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Uno de los humoristas colombianos más reconocidos en el país y en el mundo es Piter Albeiro o Alejandro Leyva, como es su nombre verdadero. Pero, no es su fama como comediante lo que lo singulariza frente al público sino también un espíritu que lo acompaña: el de emprendedor.

Y es ese ánimo de comerciar, de sacarle jugo a la vida, fue el que lo llevó en 2012 a Miami (Estados Unidos). Puerta que se le abrió cuando lo llamaron para que presentara su show en programas de gente tan conocida como Don Francisco o le permitieran estar en el teatro Trail de La Ciudad del Sol en donde la empresaria Marisol Correa le dio la mano para que siguiera adelante.

“A mí la idea el tema de ser negociante, de ser empresario, viene de mi familia. La mamá de mi mamá quedó viuda muy joven, con nueve hijos, y mi abuelita se dedicó al comercio, vendía cartera, zapatos”, le dijo al periodista Héctor Sarasti del programa Testigo Directo de Rafael Poveda. “Entonces aprendí desde muy pequeñito a vender; a mí me gustaba mucho el dinero, ganarme mi propio dinero. Yo chiquitico vendía chocolatinas a escondidas y mandé a hacer tarjetas de presentación porque yo soñaba con una empresa grande. Y decía la tarjeta: llámenos para tener el gusto de atenderlo… ¡pero no le puse teléfono porque adónde me iban a llamar!”

Leyva reconoce que “tenía el problema del otro lado que mi papá, un señor conservador, médico, quería que uno hiciera una profesión, que fuera profesional para tener una oficina”

El rebusque

“Cosas como el rebusque, el ser recursivo han sido como el pilar en mi vida, no darme por vencido nunca. Yo vengo de una familia bien, entonces mi papá decía: yo pagué los mejores colegios, no invertí tanta plata, en una educación de calidad para que mi hijo me vaya a resultar que quiere ser humorista, o que quiere ser cuentachiste”.

“La pelea con mi papá cuando yo me estaba retirando de la universidad de estudiar derecho fue esa. Le decía: padre cuántos abogados hay y se gradúan todo el tiempo, cuántos buenos humoristas hay en Colombia, cuántos buenos comediantes hay en el mundo, yo quiero ser uno de esos buenos referentes de la comedia y lo vi también como un negocio”, indicó a Sarasti.

“Lo que tuve que vencer, lo que tuve que romper en mi casa fue esa barrera de creer que por el hecho de que no exista una universidad de comediantes y uno no dure cinco años estudiando para comediante uno no es profesional, una persona es profesional de lo que hace bien y de lo que es capaz de vivir”, indicó.

Y prosiguió: “Yo huyéndole a la medicina, me regalo para prestar el servicio militar y mi papá hizo lo posible porque que al menos  no me llevaran; era una época bien difícil, año 1993, acaban de matar a Pablo Escobar, 2 de diciembre y se vino una guerra bastante fuerte en Colombia”.

“Se vino una violencia muy fuerte e irse a prestar el servicio militar en ese momento era ser casi como un kamikaze. Terminé yéndome para la Escuela General Santander para hacer curso para policía”, aseguró.

“Estando en la escuela llevaron una delegación a Sábados Felices y necesitan  a alguien que cuente chistes, yo me metía en todos, uno con tal de sobresalir, de cachar clase, de estar en todo me metí a contar un chiste con tan buena fortuna de que no solo conté ese chiste sino que conté 10 programas seguidos y me gané un carro cero kilómetros ahí me cambio la vida, porque conocí la televisión, conocí lo que se podía hacer a través del humor”.

Y siguió: “vino un tema de que un policía chistoso no pegaba bien, yo llegaba a cualquier lado… Una requisa… sí, pero primero cuente un chiste”.

“Eso de que no te respeten por el hecho de portar un uniforme y, al mismo tiempo, contar chistes fue lo que hizo que el final no quisiera seguir”

“Yo regreso a Bucaramanga de estudiar derecho y me llaman de una emisora para participar como humorista, nunca había hecho radio, y empiezo a entrar ahí, coleccionaba chistes desde muy joven y vi la oportunidad de hacer algo muy chévere y era hacer empresa con mi propio talento”, indicó a Testigo Directo.

“Creamos un show que se llamaba el “Show de humor en tarima más largo de la historia. Yo iba a los supermercados, montaba una tarima y duraba echando cuentos cuarenta horas seguidas, cada hora la vendíamos a un patrocinador y ellos podían poder artículos”, afirmó.

Récords mundiales

“Hice 19 veces cuarenta horas contando chistes, luego hice 66 horas y ahora tengo el récord por el ser la persona que más tiempo ha contado chistes. Tengo 101 horas seguidas, cinco días y cuatro noches, cinco días sin dormir, contando chistes de pies”, aseveró este bogotano criado en Bucaramanga.

“Terminó lo del récord mundial, empiezo hacer teatro; en una de esas me llaman al Show de Don Francisco en Miami cuando él tenía un programa que se llama Don Francisco presenta”.

“Cuando él llega y me pone a contar unos chistes ahí me dice: oye tu estilo yo no sabía; vamos a hacer una sección en un programa que tengo y me gustaría tenerte acá”.

“… Empiezo a enamorarme de Miami, porque me empiezo a internacionalizar. “Si yo logro vivir acá voy a aprender y voy a expandir mucho mas la comedia”, reflexionó

“Me quede acá para ver crecer hablando a mis hijos dos idiomas, con todas las oportunidades que ofrece un país como este porque seguí viajando a Colombia y creé mi primera compañía que es una compañía de renta de carros”.

“Luego abrí una compañía de renta de yates y abrí una venta de carros donde los carros que cumplen ciertas millas se venden, seguí trabajando ahí en mi imagen”, expresó. “A mi me encanta el dinero y yo busco negocios que tengan que ver con una primera necesidad”.

“Cuando uno es emprendedor depende que tanto se trabaje de uno, el crecimiento de una empresa depende de muchos factores y ahora con la pandemia se da cuento uno que teniendo todo controlado la caja y las reservas esta exento de que algún día cambia”

El emprendedor…

“Emprender tiene sus ventajas, nosotros generamos empleos a muchas personas, 100 por ciento colombianos, nos gusta la buena atención y el servicio”, dijo este empresario en su local ubicado el número 2607 NW de la Calle 39, en proximidades del Aeropuerto Internacional de Miami.

“Pienso que lo primero que tiene que  hacer una persona que quiera emprender es prepararse, hay personas que tienen mucha educación pero poca preparación. Hay veces creemos que tenemos muchos diplomados, muchas especializaciones, pero no estanos preparados para un mundo real en el que hay que saber enfrentar los negocios”, puntualizó.

“Yo tengo un libro que se llama El sueño del millón de dólares en el que hablo del emprendimiento y de que el fracaso es parte de la vida y cometer errores también enseña a uno. Yo digo que o gano o aprendo, porque realmente la experiencia también forma parte de la vida”.

-.
0
9400
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Azcárate no es la única: los escándalos de los presentadores de RCN

Azcárate no es la única: los escándalos de los presentadores de RCN

"En donde hptas dije que no tengo trabajo" la furia de Piter Albeiro