Opinión

La vergüenza que dan los periodistas colombianos de ESPN

Esta semana sentimos que el abismo que hay entre el periodismo deportivo colombiano y el argentino es mucho más hondo que el estrictamente futbolístico

Por:
septiembre 23, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La vergüenza que dan los periodistas colombianos de ESPN
Cuando Casale se pasó a los grandes canales y la mirada de una lupa gigante cayó sobre él, entonces vimos todos sus huecos

Quiero sacar de entrada en este artículo a Nicolás Samper, Luis Arturo Henao y Julián Capera, tres profesionales de primer nivel. También sacaré a los exfutbolistas. Mal que bien no tienen la culpa. Además, algo deben saber del juego.  Grité sus goles, les tengo respeto. Los quiero. El resto sí que venga el diablo y escoja. A buena hora se fue Alejandro Pino de este infierno. Es que esta semana sentimos que el abismo que hay entre el periodismo deportivo colombiano y el argentino, es mucho más hondo que el estrictamente futbolístico. Por culpa de la fusión de Fox y Espn Nexo, ese bodrio dirigido por el segundo peor periodista deportivo del país -solo superado por Marocco- reemplazaba a 90 minutos de fútbol. Ya nunca más veríamos en directo al Pollo y a Ruggeri. Daban ganas de suicidarse. Pasábamos de charlas con el Patón Bauza a la entrevistica lambisquetas, intrascendente, el cuasi publirreportaje con Hubert Bodert, esa nulidad. El Zoom es tres veces más horrible cuando en él está Antonio Casale. Pero esa no fue la tragedia mayor.

Los partidos del Everton narrados por el más colombiano -en el peor sentido de la palabra- de todos los argentinos, Jorge Barril, y comentados por esa biblia del fútbol mundial, Andrés Marocco, el mismo dj que alguna vez dijo que el mejor de los roqueros latinoamericanos era Miguel Mateos, son una invitación a ver los partidos sin volumen. Una lástima. Pensar que el Bambino Pons, que Diego Latorre podrían estar enseñándole a uno a leer los partidos convierte al fútbol en una masturbación culposa, desagradable. Una pérdida de tiempo absoluta.

Alguna vez Marocco y Casale tuvieron un programa en un canal bogotano, se llamaba Pelotas. A mí no me parecía malo. Eran osados, se reían de ellos mismos. Se pasaron para canales grandes y la mirada de una lupa gigante cayó sobre ellos. Entonces vimos todos sus huecos. No está mal ser hincha de un equipo. Lo que está mal es parecerlo en televisión. Por eso ya dejaron de entrevistar barras bravas. Ahora conducen programas. Y les pagan por hacerlo. Lo de Marocco es intolerable. Si criticamos a Kike Wolf porque solo habla de Messi, el mejor jugador de la historia, ¿qué pensará un uruguayo al escucharle escupir todo el patrioterismo al del Bucaramanga? Hace poco en el Pulso del Fútbol, escuché la narración del gol de Millonarios que le dio el campeonato en el 2013. ¡Qué feo suenan esos gritos de Casale! En la tierra del emperador Marco Aurelio Bustos uno debe soportar como un cólico los alaridos de este hincha sicótico.

________________________________________________________________________________

Si criticamos a Kike Wolf porque solo habla de Messi, el mejor jugador de la historia, ¿qué pensará un uruguayo al escucharle escupir todo el patrioterismo al del Bucaramanga?

________________________________________________________________________________

Además ¡basta ya de hablar de lo que no saben! En España, uno de los países con mayor tradición del ciclismo mundial, no les tiembla la voz para decir que Mikel Landa lleva fracasando diez años, que Soler fue una decepción y que nunca será capo de una escuadra. Dejen de decir mentiras, afronten la realidad, sean valientes y digan la verdad. La verdad es que Egan Bernal, así tenga sólo 23 años y sea un fuera de clase, está en una situación tan precaria que difícilmente regresará como capo a un Tour de Francia. Fue un desastre su presentación, la peor en décadas de un campeón que además llegaba con dudas primero por la supremacía de Roglic, y segundo por el recorte en las dos etapas más decisivas del Tour que ganó. Y no pudo con la presión. Punto. Y uno se aguanta el chapuzón de estiércol en silencio. Desde siempre han quemado brujas gordas por decir la verdad. Y lo de Supermán, ¡por favor! El Astana anunció que ya no podría pagar más su sueldo y el UAE pregunta por él no porque lo quiera de capo sino porque necesita un capo de calidad para respaldar a Pogacar. Es que para el poderío del Astana dos podios en grandes vueltas y un sexto lugar en un Tour pueden sonar a poco. A los 26 años ya no eres una promesa, debes ser una realidad, sobre todo si el campeón del Tour tiene 21 años.

No saben ni de ciclismo –con excepción del crac Victor Hugo Peña, ¡gracias por todo campeón!- ni de presentar noticias. Dios, ese pelado Lacouture, cuando narra los goles en Sportscenter, ¡lo hace con acento argentino peor que el de Eduardo Luis! Y no se les cae un fucking concepto futbolístico, no son capaces de crear público y ojo, es muy importante enseñar del deporte que se narra, como Goga en Caracol, como Varsky o Miguel Simón, esto no es dos borrachos conversando sobre Cúcuta vs Bucaramanga sentados en cajas de cerveza en la tienda de la esquina, esto es periodismo señores, rigor, y uno no ve nada de eso entre los periodistas colombianos de ESPN. No se aprende nada, solo a bajarle volumen al televisor si se tiene criterio, a poner un disco de los Rolling Stones y olvidarse de toda esa gente que alguna vez pogeó con Atado a un sentimiento.

 

-.
0
27606
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Petro presidente: una pesadilla para los nuevos medios de comunicación

Petro presidente: una pesadilla para los nuevos medios de comunicación

Si yo fuera Maradona, ¡viviría como él!

Si yo fuera Maradona, ¡viviría como él!

María Jimena Duzán, un error táctico de la W

María Jimena Duzán, un error táctico de la W

El arribismo de ser de Semana

El arribismo de ser de Semana

El holocausto del Palacio de Justicia: otra masacre del ejército colombiano

El holocausto del Palacio de Justicia: otra masacre del ejército colombiano

¿Tienen prohibido los actores colombianos hablar mal de Uribe?

¿Tienen prohibido los actores colombianos hablar mal de Uribe?

López Trujillo, el cardenal gay que odiaba a los homosexuales

López Trujillo, el cardenal gay que odiaba a los homosexuales

La asquerosa Colombia que adoraba al Tino Asprilla

La asquerosa Colombia que adoraba al Tino Asprilla