Del castrochavismo al caos

"Las palabras clave de las campañas presidenciales anteriores serán sustituidas poco a poco por otras. Todo para vendernos a algún salvador"

Por: Nicolás Cordero Esparza
junio 23, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Del castrochavismo al caos
Semana

Mientras que en las calles de Colombia el pueblo sale a manifestar su descontento contra un cúmulo de políticas neoliberales que, aunadas a un clientelismo salvaje, hacen del Estado social de derecho colombiano una mera ficción; en las altas esferas del estado y en alianza con los grandes medios de comunicación del país se forja la estrategia de manipulación que se ejecutará de cara a las presidenciales del 2022.

Recientemente, como una “feliz casualidad”, se dio a conocer de manera simultánea por parte del presidente Duque y de Semana el preámbulo de lo que será el discurso de los ciudadanos de “bien” durante este y el próximo año, en donde las palabras caos y anarquía se erigirán como los términos clave de una campaña publicitaria que, como es costumbre en el uribismo, empleará el miedo como motivación central para mantener el ejecutivo en manos del “centro” democrático.

Como es bien sabido, la estrategia mediática de este partido, desde que Juan Manuel Santos “traicionara” a Álvaro Uribe, ha sido la de echar agua sucia sobre sus contrincantes políticos pues en el ámbito de las ideas no tiene mucho que ofrecer. Así, en esta ocasión, no se ha tardado en culpar al precandidato presidencial y líder de la Colombia Humana, Gustavo Petro, de lo que sucede actualmente en el país tras años y años en los que las desigualdades sociales y económicas se han exacerbado de manera crítica a causa de un modelo neoliberal clientelista que distribuye las riquezas y oportunidades a un pequeño sector de la sociedad, dejando por fuera del reparto a la gran mayoría.

Son precisamente algunos de los miembros de esa gran mayoría los que hoy se encuentran en las calles exigiendo oportunidades y mejores condiciones de vida, mientras que el Estado desoye sus reclamos y, en cambio, manda a reprimir violentamente a los manifestantes, y a través de Twitter u otros medios instan a la población civil a armarse para defenderse de aquellos a quienes cobardemente tildan de “vándalos”. Pues bien, ha sido esta estrategia antidemocrática, la de la represión policial y civil indiscriminada, que además vulnera sistemáticamente los derechos humanos y el derecho a la protesta pacífica, la que se ha encargado de instaurar el “caos” en el país, desapareciendo gente, golpeando a otra tanta y dejando un saldo de muertos de los que seguramente nadie va a responder.

Pero como es moda, la culpa es de Petro. Ya desde del 28 de abril muchos “analistas políticos” andan diciendo lo mismo. Pero solo a partir de ayer se empezó a conocer el discurso que prepara el establecimiento para acabar con las “ambiciones políticas” de Petro de “conquistar la presidencia”.  Primero Duque, con un reforzado inglés, aseguró que el líder de la oposición no lo quiere dejar gobernar, que tiene intereses en que la economía colombiana no crezca, que quiere llegar al poder a través del caos, culpándolo, además, de estar en contra de la vacunación masiva. Luego, Semana, en cabeza de Vicky Dávila, hizo pública una violenta portada, que ya retuitearon Álvaro Uribe y Paloma Valencia, en la que no solo se desconoce la realidad del paro, sino que además se asocia a Petro con la actual crisis económica y  una supuesta transición a la anarquía.

Pues bien, el hecho de que ambos mensajes hayan sido dados a conocer a la opinión pública el mismo día (21 de mayo de 2021) manda un mensaje inequívoco. Se trata de la nueva operación de neuromarketing que busca hacer que los ciudadanos asocien el nombre de Gustavo Petro con el caos, el desorden, la violencia, la crisis sanitaria, el nulo crecimiento económico y la anarquía. Así, en esta campaña electoral, veremos como las palabras clave de las campañas anteriores como Venezuela, castrochavismo, perpetuación del poder, serán sustituidas poco a poco por caos, violencia, anarquía, ambiciones personales, para vendernos a algún salvador que saldrá de las filas del “Centro” Democrático o del centro colombiano, ¿quién sabe?

-.
0
600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La mala hora de la izquierda colombiana

La mala hora de la izquierda colombiana

Nota Ciudadana
Caricatura: Piedad

Caricatura: Piedad

Nota Ciudadana

"Debemos deponer los egos y abrir caminos de diálogo en pro de un bien mayor"

El puntillazo de Gabriel Gilinski a la Fundación Semana

El puntillazo de Gabriel Gilinski a la Fundación Semana