Rubén Darío Velásquez, el campeón de Libertadores que vive un feliz retiro manejando taxi en Medellín

Rubén Darío Velásquez, el campeón de Libertadores que vive un feliz retiro manejando taxi en Medellín

El mediocampista hizo parte del mítico Once Caldas que venció a Boca Juniors en 2004. Después de colgar los guayos se decidió por una vida mas discreta

Por:
marzo 13, 2024
Rubén Darío Velásquez, el campeón de Libertadores que vive un feliz retiro manejando taxi en Medellín

No hay un trofeo más codiciado para los futbolistas sudamericanos que el de la Copa Libertadores de América. La gloria eterna, como es apodado, es el certamen más importante de la región y consagrarse campeón significa ser el mejor del continente. Dos equipos colombianos han sido los únicos en lograr esta hazaña, Atlético Nacional en dos ocasiones y Once Caldas en una, siendo la del Blanco Blanco la más sorprendente. Cuando parecía imposible, venció al poderoso Boca Juniors de Carlos Bianchi y catapultó a varios de sus jugadores, como Rubén Darío Velásquez, el hombre que protagoniza esta historia.

Y es que después de atarse los guayos en aquella noche de 2004 y jugar el partido más importante de su carrera y de la historia de Once Caldas, el mediocampista, que fue un titular indiscutido de Luis Fernando Montoya en el club de Manizales, pasa sus días de retiro manejando taxi en la ciudad de Medellín. A diferencia de algunos de sus compañeros, que terminaron untados por algunos escándalos, como Jhon Viáfara, el futbolista decidió tener una vida discreta y dejar esos momentos de gloría para sí mismo, para sus recuerdos.

Rubén Darío Velásquez Once Caldas Copa Libertadores
Rubén Darío Velásquez (número 5 en su pantaloneta) en el momento exacto en el que Once Caldas se coronó como campeón de la Copa Libertadores. Foto: Libro 'Fútbol en Colombia' - Villegas Editores

| Vea también: La otra alegría que comparte Dayro Moreno con Sergio Galván Rey; no solo es el récord como goleador

La vida de Rubén Darío Velásquez, campeón de la Libertadores con Once Caldas, manejando taxi

El retiro de Rubén Darío Velásquez se dio en el año 2009, con apenas 33 años. Después de haber militado en el glorioso Once Caldas, haber jugado en Argentina, para Colón, y haber sido un importante referente de Deportivo Cali, Boyacá Chicó y Patriotas Boyacá, se cansó de los manoseos de los dirigentes a los equipos y colgó los guayos. Para ese entonces, no tenía ni idea a qué se iba a dedicar después de dejar las canchas de fútbol, pero como si de un azar del destino se tratara, le echó un ojo a su garaje y vio el taxi que había comprado tres años antes, en 2006.

Fue entonces cuando ese automóvil, que en principio era conducido por otra persona y que le dejaba unas ganancias incompletas al jugador, se convirtió en su nueva forma de vivir la vida y resulta que le terminó gustando. Ahora, en Medellín, Rubén Darío Velásquez disfruta de las mieles de tener un trabajo en el que no tiene que cumplir horarios y en el que es su propio jefe. Además disfruta de que es una labor discreta, que no lo pone en el ojo público y que le da una vida más privada. Entre calles y semáforos, recuerda sus triunfos con Once Caldas, sin alardearlos mucho, pues para él, como para muchos futbolistas, fueron gajes del oficio.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--