Opinión

¿Por qué los uribistas odian a mujeres como Margarita Rosa?

La Mencha que amamos con locura es, a sus 54 años, todo lo que un uribista promedio no quiere encontrar en una mujer

Por:
febrero 20, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Por qué los uribistas odian a mujeres como Margarita Rosa?
Celebramos las mujeres como Margarita Rosa, las que critican dictadores, las que tienen voz, las indomables. Foto: Twitter/Margarita Rosa de Francisco

Insultar a Margarita Rosa de Francisco es el nuevo pasatiempo uribista. La llaman marihuanera, periquera, atea. Hasta una nulidad intelectual como Miguel Polo Polo se siente con derecho a injuriarla. Es que, a sus 54 años, libre, sin hijos y devota a la lectura, Margarita Rosa es todo lo que un uribista promedio no quiere encontrar en una mujer. Incluso le dicen machorra sólo porque es inteligente, ellos no conciben que una mujer pueda tener una voz propia y  lucir bella con su rostro lavado. Necesitan la pintorreteada, los colgandejos, los infaltables e incómodos tacones. Para ellos una mujer debe lucir tan dócil y elegante como la secretaria de un empresario o como Natalia Bedoya.

La misoginia hace parte del uribismo. Miren no más a una de las representantes más destacadas de esta religión, la senadora Maria Fernanda Cabal. En una entrevista publicada hace unos días afirmó que ella se había casado con su esposo, José Félix Lafaurie, porque él era rico. Conozco a la Cabal, es una provocadora neta. Nunca la he subestimado. Cierta o no su afirmación sirve para reafirmar una de las cualidades que deben lucir las mujeres uribistas: la tranquilidad y el sosiego para aprender en casa  las virtudes que debe tener una buena esposa y una buena madre, el temor de Dios que caracteriza a una dama de verdad y la paciencia para esperar a su príncipe azul. Margarita Rosa representa lo contrario, una diva eterna, independiente e inteligente, capaz de decir herejías como que Cristo fue el primer gran mamerto de la historia o desmitificar reinados. Su irreverencia y rebeldía es producto de los libros que lee, de las películas que ve, de las obras de teatro en Madrid a las que asiste con regularidad.

________________________________________________________________________________

Margarita Rosa representa lo contrario al ideal uribista,  es una diva eterna, independiente e inteligente, capaz de decir herejías 

________________________________________________________________________________

Y los hombres que despreciamos a las damas la amamos con locura. Alguna vez la vi, por allá en el 2003. Yo era el editor de una revista de Cine y Fotografía que dirigía Nelson Cárdenas y teníamos un puesto para venderlas en el Festival de Cine de Santa Fe de Antioquia. Margarita Rosa se acercó, compró revistas y se mostró entusiasmada porque en la noche se presentaba en La plaza de Jesús Nazareno una copia de La Perla, la obra maestra de Emilio “El Indio” Fernández. A mis 25 años tenía la misoginia alborotada de los que crecimos en los años noventa y juraba que una diva como ella no podía tener cerebro. Ver a Margarita Rosa de frente es lo más cercano que uno puede estar a una aparición divina. No podía creer la injusticia de un mundo sin Dios: mientras a uno les daban todo a otros no nos daba ni una sola virtud.

Entrar al twitter de Margarita y ver cómo va lanzando su artillería infinita contra racistas, camanduleros, pabloescobaristas, misóginos, conservadores y, sobre todo, contra algunos uribistas que reúnen todas esas características es uno de mis placeres diarios. Y siempre gana en esas discusiones simplemente porque siempre tiene la razón y cada insulto de ellos sirve como gasolina para encender con mayor fuerza el fuego de su inteligencia y su sarcasmo

Margarita Rosa encarna lo que debería ser una estrella de cine en la segunda década del Siglo XXI y por eso, los que no creemos que las feministas tienen un plan nazi para aniquilar a los hombres sino que su lucha nos obliga a repensar y destruir la estructura de un patriarcado que nos condena a todos por igual, no podemos hacer otra cosa que arrodillarnos ante las que son como ella, las que critican dictadores, las que tienen voz, las indomables.

-Publicidad-
0
12500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los imbéciles de Instagram

Los imbéciles de Instagram

La falta de respeto de Duque a los colombianos que tienen 70 años

La falta de respeto de Duque a los colombianos que tienen 70 años

La paliza que ESPN y Fox Sports le están dando a Win Sports

La paliza que ESPN y Fox Sports le están dando a Win Sports

César Augusto, ¿vas a seguir negando que el fútbol colombiano es una porquería?

César Augusto, ¿vas a seguir negando que el fútbol colombiano es una porquería?

Cuando Castaño y Mancuso eran los hombres más deseados de Colombia

Cuando Castaño y Mancuso eran los hombres más deseados de Colombia

¿Con qué derecho los hombres uribistas pontifican contra el aborto?

¿Con qué derecho los hombres uribistas pontifican contra el aborto?

La televisión colombiana necesita más narcoseries

La televisión colombiana necesita más narcoseries

¿De verdad pretenden que paguemos para escuchar las bobadas de Faryd?

¿De verdad pretenden que paguemos para escuchar las bobadas de Faryd?