Paro Nacional: el silencio fue nuestra derrota

"Dilan Cruz se revolcará en su tumba cuando se entere que su muerte fue en vano porque nos dejamos derrotar de un gobierno que lo único que hizo fue ignorarnos"

Por: Simon Delgado Marulanda
enero 28, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Paro Nacional: el silencio fue nuestra derrota
Foto: Nelson Cárdenas

Y si, después de la bulla que se hizo con las cacerolas, las arengas, conciertos y el llamado masivo a la movilización fue, paradójicamente, el silencio nuestra derrota.

Aunque aún persiste en una parte de la sociedad el ferviente deseo de continuar en paro buscándole soluciones a más de 100 puntos de indignación, hay que afrontar realidades y darnos cuenta que, lastimosamente, los ánimos se apaciguaron convirtiendo lo que en un principio fue impotencia, indignación y rebeldía en indiferencia, comodidad y conformismo. No es para menos. La vil manera en que el gobierno deslegitimó la protesta social y las tímidas soluciones como paños de agua tibia tuvieron efecto y produjeron una irreversible amnesia en la sociedad que los hizo olvidar el porqué de el paro nacional.

¿En qué fallamos?

Algunos dirán que en fechas pues el cese de actividades en el marco del paro se convirtieron en vacaciones, parrandas de fin de año y fiestas en las ferias del país, lo que condujo a colocar en segundo plano lo verdaderamente importante: la lucha popular.

Otros dicen que faltó organización y la unión de varios sectores de la sociedad como los camioneros, campesinos y los taxistas que se dejaron comprar con propuestas populistas que les ofreció Iván Duque. En esto, lamentablemente aún nos falta empatía para pensar y actuar colectivamente.

Protestamos por muchas cosas a la vez sin tener un ideal claro y un fin al cual llegar. Varios partidos y políticos se atribuyeron causas que no les pertenecían polarizando el movimiento social. Esta división género que muchas personas dejaran de sentirse representadas por los representantes del paro en la mesa de negociación, pues les falto carácter para presionar al gobierno en una pronta negociación.

Por otro lado, las centrales obreras que son el núcleo principal para detener la producción del país, actuaron de forma temerosa por la lucha de sus derechos laborales, pensionales y salariales. Quizás por el miedo de los trabajadores de perder su empleo, solo se les vio el 21 de noviembre como si la reivindicación de nuestros derechos solo tuviera cabida un día. Dejaron solos a los estudiantes y al magisterio quienes son tratados y vistos por la sociedad como vándalos o terroristas gracias a la estigmatización, fruto del excelente trabajo de los medios de comunicación de este país. En últimas lo que fue un paro nacional terminó siendo, una vez más, un paro estudiantil con besatones, canelazos, abrazatones y chocolatadas.

Pero principalmente fallamos porque nunca entendimos que un paro nacional va más allá de salir a las calles a marchar, teníamos que colapsar sistemas y quebrantar la economía porque es ahí donde les duele a empresarios, banqueros, políticos y al gobierno. Teníamos que dejar de usar el sistema público de transporte, teníamos que dejar de comprar en almacenes de cadena y centros comerciales, teníamos que apagar nuestros televisores y dejar de ver RCN o Caracol, teníamos que cancelar nuestras cuentas bancarias, simplemente teníamos que incomodar e incomodarnos para cambiar. Pero nada de eso logramos hacer.

Con mucho respeto lo digo: Dilan Cruz se revolcará en su tumba cuando se entere que su muerte fue en vano porque nos dejamos derrotar de un gobierno que lo único que hizo fue ignorarnos. Se revolcará porque las universidades públicas empiezan a volver a la normalidad académica sin haber ganado nada. Porque en 21 días del 2020 van más de 23 líderes sociales asesinados y nos seguimos mirando las caras como si nada. Se revolcará porque los obreros de este país seguirán trabajando sin garantías y con salarios viles, porque nos dejamos meter la reforma tributaria, porque nos contentamos con 3 días sin IVA. Dilan Cruz se revolcará porque murió luchando por un mejor país pero al final del paro terminamos con uno peor de lo que estaba y en silencio.

Solo queda decir que aprendimos y entendimos que aún no estamos preparados, que nos falta vernos más afectados para alzar la cabeza y pararnos en la raya. Nos falta empatía, nos falta entender y luchar por el otro, nos falta unión y sentido de pertenencia, quizás nos falta amar más a este país

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
14000

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La sexy de Sin Tetas sí hay Paraíso, guarda un dolor del que no se repone

La sexy de Sin Tetas sí hay Paraíso, guarda un dolor del que no se repone

Colombia votó #NO hace un año ¿Qué ha pasado?

Colombia votó #NO hace un año ¿Qué ha pasado?

Nota Ciudadana
Día sin IVA, otra metida de patas del presidente Duque

Día sin IVA, otra metida de patas del presidente Duque

Nota Ciudadana
Coletazos del racismo en Popayán

Coletazos del racismo en Popayán