Opinión

La vida no comenzó en la Amazonia pero puede terminar allí

Si todo sigue como vamos, antes de 2050 la Amazonia habrá alcanzado la elevación de temperatura que desatará el punto de no retorno para la vida del planeta

Por:
septiembre 15, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La vida no comenzó en la Amazonia pero puede terminar allí
Seguir talando la Amazonia, como ocurre hoy, es un crimen de lessa humanidad. La ignorancia sobre los efectos ya no es excusa

La vida en el planeta tierra es un hecho contingente. Puede ser o no ser. No me refiero a su vida solamente, amable lector, o a la mía. Eso es normal y tal vez intrascendente. Me refiero a la vida vegetal y animal, tal como la conocemos hoy. Todo depende de la temperatura en la Amazonia. Veamos los datos con paciencia y, si usted quiere, con alarma. También puede abandonar la lectura y dormir plácidamente. “Al despertar, el dinosaurio puede seguir ahí” (adaptación del cuento de Monterroso).

Según el Instituto Potsdam de Investigaciones sobre Impactos Climáticos de Alemania (citado por Martins, 2021), existe suficiente evidencia científica de que la supervivencia de la especie humana se encuentra severamente amenazada por alteraciones disruptivas sistémicas causadas por cualquiera de estos cuatro fenómenos: el derretimiento del hielo en Groenlandia; el derretimiento del hielo en la Antártida Occidental; los cambios en las corrientes del océano Atlántico (sistema de corrientes que transporta aguas cálidas hacia el norte y aguas frías hacia el sur. Ese transporte se está ralentizando); o por las modificaciones estructurales sistémicas que ocurren en la Amazonia.

Cada uno de los cuatro sistemas referidos está sufriendo procesos de alteración, los cuales, superados ciertos umbrales, se conviertirán en irreversibles. Los científicos tienen aún dudas sobre las modalidades y los tiempos en los cuales se alcanzarán esos umbrales o puntos de inflexión en cada sistema. Lo que resulta ahora claro, según lo hizo evidente el mes pasado (agosto de 2021) el Panel de Científicos para la Amazonia (SPA, 2021), son las sinergias que se desatarán entre estos sistemas, cuando alguno de ellos alcance el punto de no retorno, evento que puede acelerar los efectos en los demás dada la comprobada interdependencia sistémica. El factor clave de ese riesgo de colapso sistémico es el aumento de la temperatura global del planeta. Y si todo sigue como vamos, antes de 2050 la Amazonia habrá alcanzado la elevación de temperatura que desatará el punto de no retorno. (Recomiendo ir al texto preparado por los casi doscientos académicos que participaron del estudio, haciendo clik en el link anexo aquí).

La acción humana, al menos desde la era del antropoceno –era a menudo asociada al periodo de la revolución industrial en adelante–, ha sido el factor fundamental desencadenante del cambio de la temperatura del planeta (De Cózar, 2019). No obstante, según el llamado de los científicos vinculados a la Naciones Unidas, existe aún la esperanza de que igualmente la acción humana puede detener los procesos antrópicos que ponen en riesgo la superviviencia de la especie (vea el informe aquí: IPCC, 2021).

También es cierto que desde mediados del siglo XX la vida humana está amenazada por los riesgos de guerra nuclear. La amenaza continúa pero del tema nos ocuparemos luego, si la guerra no estalla antes.

La tala acelerada del bosque en la Panamazonia, asociada a la conversión de la selva en monocultivos (de pastos, soja, maíz, palma aceitera, entre otros) para el extractivismo, hace desaparecer la función clave del bosque que consiste en atraer el océano aéreo que viaja desde la Antártida hasta Los Andes, fenómeno que genera los ciclos hídricos que mantienen la humedad y la temperatura actual de la Amazonia. La conversión de la selva virgen en sabanas opera como espejo que refleja la energía solar sobre la atmósfera. Ya en la región sureste de la Amazonia brasilera la temperatura media ha crecido 1.2 grados centígrados (Nobre, 2021).

________________________________________________________________________________

Ya en la región sureste de la Amazonia brasilera la temperatura media ha crecido 1.2 grados centígrados

_______________________________________________________________________________

No todo está perdido. La comunidad científica está produciendo información vital sobre los riesgos de desaparición de la vida en la Amazonia pero también sobre las alternativas que deben implementarse con urgencia. Los pueblos indígenas han ganado en conciencia y capacidad de movilización para defender lo que el Papa Francisco llama “la casa común”. Las comunidades de campesinos, colonos, caboclos, ribereños y otros pobladores están igualmente cada vez más concientes de la importancia de proteger toda forma de vida conservando la Amazonia viva y en pie. Inclusive los estados de la Panamazonia, de forma reciente, igual están reconociendo derechos de la naturaleza y de los pueblos que habitan la Amazonia. Digo, los estados, no los gobiernos. Bosonaro es otra cosa. Y en Colombia, para hacer trizas el Acuerdo de paz, no se ha cumplido lo de delimitar la frontera agrícola, hacer la Reforma Rural Integral, ejecutar plenamente el PNIS y los PDET.

Seguir talando la Amazonia, como ocurre hoy, es un crimen de lessa humanidad. La ignorancia sobre los efectos ya no es excusa. La Fundación ALBOAN, entre muchas otras, está empeñada en llevar este tema al 26­ período de sesiones de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de la Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que tendrá lugar el mes de noviembre de 2021, en Glasgow (COP26). Una verdad se impone: se requiere mantener la Amazonia viva para que el planeta siga vivo.

 

 

 

 

 

-.
0
1000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las Farc y la Iglesia versus los indígenas

Las Farc y la Iglesia versus los indígenas

Cambia todo cambia

Cambia todo cambia

Gustavo Petro y Alejandro Gaviria en la segunda vuelta

Gustavo Petro y Alejandro Gaviria en la segunda vuelta

América Latina está en la inmunda

América Latina está en la inmunda

Cuatro cuentos que son uno

Cuatro cuentos que son uno

¿Puede salvarse aún la humanidad?

¿Puede salvarse aún la humanidad?

Desnudando la pelea entre Petro y los muchachos neoliberales

Desnudando la pelea entre Petro y los muchachos neoliberales

¿Cambio de gobierno, de constitución o de instituciones?

¿Cambio de gobierno, de constitución o de instituciones?