La incómoda realidad del río Magdalena

"La incursión de Navelena, apoyada en las recalcitrantes y turbias prácticas de Odebrecth, no ha generado un estancamiento del desarrollo fluvial del país"

Por: Pedro Lemus Navarro
abril 19, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La incómoda realidad del río Magdalena

Lo que estamos viviendo por los bajos niveles en el calado del puerto de Barranquilla a causa de la gran sedimentación del mismo es una cuestión altamente contradictoria con lo que fue planificado y contemplado con el comienzo de los trabajos por parte del consorcio de Navelena, encargado de “recuperar” la navegabilidad del río Magdalena para convertirlo en la más larga y productiva artería comercial del país.

Nuestra realidad se encuentra al otro extremo de lo esperable. La incursión de Navelena, apoyada en las recalcitrantes y turbias prácticas de Odebrecth, no ha generado un estancamiento del desarrollo fluvial del país, sino que ha significado un retraso en este mismo proceso. Por tal razón, celebramos que el Gobierno nacional haya declarado la caducidad del contrato que le brindaba a este consorcio tal responsabilidad. Igualmente esperamos que el puerto sea cada vez más nuestro y que las limitaciones que aún se ven vayan quedando en el pasado gracias a la consolidación de un verdadero megapuerto en nuestro departamento.

Ante la situación del bajo nivel del canal de acceso al puerto, la Gobernación del Atlántico será subsidiaria junto a la Alcaldía de Barranquilla en la solución definitiva a la problemática que rodea el canal de acceso al puerto de Barranquilla. Para esto, es necesario declarar la calamidad pública para proteger los bienes económicos, sociales, jurídicos y ambientales del departamento que se vean amenazados con la continuidad de esta situación. De continuar así, esta problemática podría afectar dramáticamente tanto a la economía de los hogares de todos los atlanticenses como la capacidad productiva de nuestra industria. Por esto, ha sido fundamental el trabajo y análisis de esta situación, junto a cada una de las agremiaciones  y organizaciones que velan por un Atlántico más competitivo.

Escuchar los diagnósticos y conceptos de Fenalco y de la Andi, en relación a los sobrecostos generados por este impase, y cómo esto significa un freno inmediato para un gran sector económico de nuestra región, ha sido preocupante. Igualmente, la visión que nos ha presentado Asoportuaria y la Capitanía de Puerto de Barranquilla es que esta situación no se puede repetir, pues el comercio no se detiene y las embarcaciones que evitan llegar a nuestro puerto se trasladan a puertos vecinos, reduciendo barco a barco nuestra capacidad productiva.

El puerto de Barranquilla es una fuente de oportunidades para el departamento y para la región, es la puerta de salida de nuestros productos al mundo y es la primera referencia que el comercio mundial tiene de nosotros. Por lo anterior, lamentamos lo inoportuno de esta situación y la falta de recursividad para salir de la misma hasta ahora.

-.
0
982
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Río Magdalena dejará de recibir contaminación del afluente más contaminado de Colombia

Río Magdalena dejará de recibir contaminación del afluente más contaminado de Colombia

Nota Ciudadana
Represas: la amenaza del río Magdalena

Represas: la amenaza del río Magdalena

El superintendente que no vio nada, ahora codirector del Banco de la República

El superintendente que no vio nada, ahora codirector del Banco de la República

Nota Ciudadana
El pasado del río Magdalena y su impacto en la actualidad

El pasado del río Magdalena y su impacto en la actualidad