La hipocresía de Petro con las mujeres de su partido

Su falso discurso feminista quedó desvirtuado con el apoyo a Hollman Morris, quien está acusado de violencia doméstica

Por: Catalina Arenas-Ortiz
julio 30, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La hipocresía de Petro con las mujeres de su partido
Foto: Las2orillas

En las contiendas electorales del año pasado, Gustavo Petro lideró una verdadera revolución que puso a temblar a los más machos. En el marco de la carrera presidencial con la Colombia Humana escogió como su fórmula vicepresidencial a una referente política y académica para todas las que vemos en el feminismo un punto coyuntural en la agenda nacional, nunca había sido tan clara la diferencia entre la participación de las mujeres y la verdadera representatividad. Pero la dicha duró poco, el mismo día de las elecciones Petro se regó en prosa agradeciendo a los asistentes menos a su escudera, quien no dudó en reclamar de inmediato.

En enero de este año, la valiente Patricia Casas señaló a su exesposo de violencia económica y patrimonial y los medios de comunicación se volcaron sobre el tema. ¿Qué era lo notable? El exmarido de Patricia es uno de los consentidos del petrismo: Hollman Morris.

Como si esto no fuera lo suficientemente grave, los rumores de acoso sexual, latentes cuando Morris era director de Canal Capital, volvieron a sonar y se materializaron en tres denuncias: una de ellas de María Antonia García De La Torre.

Como era de esperarse y a la altura de las circunstancias, las mujeres “humanas” en cabeza de Ángela María Robledo salieron a pedir explicaciones, condenaron los hechos y tímidamente el líder del partido pidió a Hollman que por un tiempo sostuviera un bajo perfil. El tema siguió latente no solo por los silencios cómplices sino por la falta de certezas judiciales, no solo en el caso de Casas sino sobre las denuncias de acoso sexual. Sin embargo, nunca estuvo tan vivo como cuando este sábado Petro y Morris salieron rodeados de un séquito de mujeres sonrientes para inscribir la candidatura del ungido para seguir con el legado de la Bogotá Humana.

El espectáculo, ya de por sí lamentable, cerró con la presentación de la cabeza de lista al Concejo de Bogotá y los tres cupos siguientes: todas mujeres de la vieja guardia. El líder natural de la colectividad anunció esto como una verdadera proeza dejando en ridículo a todos esos partidos que para garantizar la paridad se atienen a la lista en cremallera.

Las fotos de la jornada, que no son más que las fotos de un maltratador rodeado de “objetivos”, no producen sino una profunda tristeza y deja un gran interrogante: ¿en qué se diferencia esto a lo que hace el uribismo con las mujeres de Rosa Blanca?

De repente parece que la instrumentalización de las mujeres es una práctica recurrente en los poderosos de Colombia y que el feminismo pasa a un segundo plano cuando de ganar votos se trata. El debate del metro y si pasa por arriba o por abajo se ha convertido en el tema más importante de la ciudad, tan importante que está por encima de la dignidad de las mujeres que a las malas nos dimos cuenta que en la izquierda tampoco está la cura del machismo.

La situación del partido es preocupante (o debería serlo), junto con el ahora candidato había muy pocas figuras de alto nivel y mientras todo parece irse para abajo en pasos agigantados, María Mercedes Maldonado y Ángela María Robledo, las joyas de la corona, han dado un paso al costado mientras sucumben ante el matoneo incesante de todos esos hombres que insisten en tratar de explicarnos a las mujeres cómo es que hay que parir.

-.
0
1210
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Quién es el verdadero dictador?

¿Quién es el verdadero dictador?

Los verdes no irán con Duque

Los verdes no irán con Duque

Petro enfila baterías por la Ñeñepolítica

Petro enfila baterías por la Ñeñepolítica

En redes
El gran sueño de Uribe es convertir el Tayrona en un complejo hotelero

El gran sueño de Uribe es convertir el Tayrona en un complejo hotelero