¿Cómo se movilizan las ciudades de manera sostenible?

El respeto a los peatones y al espacio público, factores clave.

Por: Fabio Arévalo Rosero MD
noviembre 18, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Cómo se movilizan las ciudades de manera sostenible?
sostenibilidad.us.es

En nuestras ciudades la mayoría de personas aún desconocen sus legítimos derechos en el espacio público. En las calzadas, además de miedo, les siguen profesando enorme respeto a los carros y a sus presumidos pilotos. Aun vemos con asombro a conductores arrogantes pitar con alevosía a indefensos peatones que se atraviesan en su camino, como si la calle fuera solo para ellos. Son seres egoístas envalentonados por un falso poder de opulencia y por el "arma" que empuñan en sus manos.

Siguen equivocados nuestros engreídos conductores que salen a competir por la calzada con actitud egoísta. Nadie quiere ceder un milímetro y se pelea hasta por el más mínimo espacio con un enorme vehículo que busca ocupar las calles a sus anchas generando uno de los mayores desequilibrios sociales en el espacio público. Se trata de individuos con tal atraso cultural que desconocen que el espacio público es para el respetable público.

La prioridad, ante todo, en calles y calzadas, la tienen los peatones. El peatón es la vara de medir. Si podemos desplazarnos peatonalmente con comodidad, estamos permitiendo una movilidad con el mínimo impacto social y ambiental. La prueba del algodón son los niños, unas personas que no son autónomas respecto del automóvil y, según a qué edades, tampoco respecto al transporte público. Lo que esté al nivel de los niños está al alcance de todos. Si los niños pueden desplazarse solos al colegio, al polideportivo o al parque, estaremos en una ciudad pensada para todos.

Durante más de 50 años se han construido ciudades orientadas a lo contrario, al automóvil. Y los daños colaterales han sido la pérdida de autonomía de los niños, de los mayores, de los más débiles. Cuando los niños puedan moverse solos, nos hallaremos en una ciudad a escala humana. La manera como estamos utilizando los carros en la ciudad es un error histórico del urbanismo con poco futuro. De seguir así nuestras ciudades van a colapsar. Más aun si persistimos promoviendo viejas políticas de tránsito en decadentes dependencias con funcionarios "competentes" más para hacer un control policivo, que estrategias creativas de movilidad humana. Son dirigentes eficientes que cumplen con su deber, que saben sobrevivir, y no líderes eficaces que buscan el éxito con logros para la comunidad, especialmente en accesibilidad.

En las propuestas de movilidad sostenible el peatón debe ser la referencia para trazar una política de accesibilidad legítima en las ciudades. Así existan resistencias de  minorías que quiere mantener sus privilegios aplastando a la mayoría, a los de a pie. Son indispensables políticas integrales que incluyan el transporte no motorizado. ¿Será que somos conscientes de que el carro en la ciudad debe ser una especie en extinción?, al menos para un uso arbitrario como el actual. A muchos les da susto pensar en ello. Son los automovilistas recalcitrantes que, por muchas alternativas que se les dé, van a seguir utilizando su auto a toda hora con enfermiza dependencia. Es inevitable tener en cuenta que la gran mayoría de ciudadanos no se benefician del carro particular que para su operación exige colosales inversiones en infraestructura.

Si tomamos como referente a la persona el carro es un vehículo demasiado grande, ocupa demasiado espacio, es demasiado veloz para una ciudad y no está adaptado a una circulación urbana. Es la injusta solución para unos pocos. Si pensamos una ciudad a escala humana, los automotores deben pasar a segundo plano para preferir al peatón. Así los 'poderosos' autos con sus débiles conductores, no estén en inminente extinción, es urgente y perentorio romper el paradigma dominante motorizado. Para ello debe darse prelación, prioridad, dignidad y ceder el paso, por encima de todo, al ciudadano viandante.

Apostilla: Este corto video nos demuestra como y por qué promover una ciudad más caminable, más humana. Un asunto además de salud pública, ya que ayuda a reducir el sedentarismo estimulando una mayor motricidad y una mejoría en el metabolismo humano.

 

 

-.
0
536
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Un millón de carros parqueados: el regalo de Medellín al planeta Tierra

Un millón de carros parqueados: el regalo de Medellín al planeta Tierra

El rapero de Medellín que llega tarde a la guerra

El rapero de Medellín que llega tarde a la guerra

Medellín es una UVA

Medellín es una UVA

Sincelejo y Corozal

Sincelejo y Corozal