"Si no hubiese sido fútbolista, sería un drogadicto"

Después de una infancia dura, a Carlos Tévez lo salvó el fútbol

Por: Juan Diego "Cachastan"
noviembre 18, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

En una entrevista concedida al diario el Clarin de Argentina, Tévez dijo que si no hubiese sido futbolista, hubiera sido un ladrón, viviría en la calle o sería un drogadicto.

Decenas de edificios desgastados se alzaban sobre el Fuerte Apache. En uno de los potreros que tenia como zona de esparcimiento, Carlos Martínez, descalzo y sin camisa, jugaba con una piedra. Norberto Propato, entrenador en las inferiores de All Boys, lo vio y le causó curiosidad. Era común que los chicos jugaran con una lata, un pedazo de plástico o un balón; pero la imagen del menor driblando y pateando una piedra le cautivó.

Carlitos nació el 5 de febrero de 1984 en uno de los barrios más peligrosos de la provincia de Buenos Aires, de ahí su apodo “apache”. Se crió en medio de difíciles condiciones económicas y sociales. A los cinco años su padre recibió 23 balazos en el barrio. Se quedó con su madre, Fabiana, pero está lo abandonó luego de un accidente casero donde le cayó agua hirviendo al rostro, de ahí su peculiar cicatriz.

Norberto buscó a la familia del chico hasta que dio con su padre adoptivo, en ese entonces sus tíos lo acogieron, Adriana Martínez y Segundo Tévez. El entrenador le insistió en varias ocasiones a Segundo para que Carlitos jugara en All Boys.

-No te lo puedo mandar, no tiene zapatillas- se quejaba Segundo.
-No importa, yo se las consigo, pero déjame llevarlo.

Segundo cedió, sabía que el chico amaba el futbol, anhelaba ser como Maradona. Carlos inició sus entrenamientos en las inferiores de All Boys. Como no tenía dinero para el transporte, junto a otros amigos, se vestían con batas blancas de las que usan los estudiantes de primaria en la provincia, y les dejaban el transporte gratis.

A los 8 y 9 años el apache jugaba con chicos de 15 y 16 años. Era especial, no era el típico 10 técnico y habilidoso, sino que metía garra, era un “negro villero”, decía Gustavo Stefanatto entrenador de los All Boys. Así, Carlos Martinez se comenzó a destacar y los equipos de Boca Junior y River Plate le echaron el ojo.

Ramón Maddoni, actual buscador de cracks y director infantil de las escuelas Boca Junior, formó a: Riquelme, Gago, Cambiasso, Sorín; ahora, había puesto los ojos en Carlitos, pero en ese tiempo pertenecía a las inferiores de Argentinos Junior. Por ello, se acercó al chico y le dijo que si lo llevaba.

-No, Ramón, yo estando en All Boys, pa` ir a Argentinos…no. Mejor me quedo.

Años después Ramón llegó a Boca. Volvió a donde Carlos, ya con el apellido Tévez, y le volvió a proponer, esta vez para que se fuera con él a Boca. El jugador, feliz de la dicha no lo dudó.

El 21 de octubre del 2001 Tévez debutó como profesional en Boca Junior a los 17 años, ese día su equipo perdió 1-0 contra Talleres de Córdoba en el Torneo Apertura Argentino.

En el año 2003, Tévez se consagró campeón con Boca Junior en el torneo Apertura y también campeón de la copa libertadores. Carlos había sido uno de los mejores jugadores de la libertadores con 5 goles en 8 partidos. Sin embargo, por no querer jugar el mundial con la sub 20 con la selección de Argentina, llevó a instancias judiciales su negativa la participación, ya que quería jugar la final intercontinental contra el Milán en diciembre.

Para el 2005 a Tévez se lo llevaron a Corinthias, y lo señalaron de ser un jugador conflictivo. Aun así, tuvo la cintilla de capitán y disputó 39 partidos y marcó 25 goles.

Llegó al West Ham United y lo salvó del descenso. Luego Manchester United en el 2007 y Manchester City (2009) convirtiéndose en figura rápidamente a pesar de las fricciones con los técnicos Alex Fergusson y Roberto Mancini.

Paralelo a esto recibió varias noticias: Su hermano, Diego, fue aprehendido por la policía portando un revolver ilegal; Juan Alberto Martínez, otro hermano, fue detenido cuando intentaba robar un camión de valores (Tévez se encargó de costearle un abogado, pero le dieron 16 años de prisión). Uno de sus amigos de infancia de All Boys, Dario Cabañas, fue asesinado por pandilleros.

A mediados de este año estando Tévez en la Juventus su padre fue secuestrado. Carlos se dio de licencia en el equipo para regresarse a Argentina, pero pagaron cerca de $ 400.000 por el rescate y fue liberado 8 horas después.

A Carlos Tévez lo pueden tildar de rebelde y problemático pero ha logrado sobrellevar las adversidades de la vida. Lo que le costó ser lo que es hoy fue gracias a su amor por el futbol, por eso, no quiere que otros niños caigan en la criminalidad y en la actualidad cuenta con la Fundación Carlos Tévez que ayuda a niños de escasos recursos de Argentina.

Ahora con el regreso a la Selección de Argentina espera seguir haciendo historia.

-.
0
2282
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
De las batallas épicas, los gladiadores y el fútbol

De las batallas épicas, los gladiadores y el fútbol

Nota Ciudadana
El cruel matoneo al hijo de Juan Pablo Ángel

El cruel matoneo al hijo de Juan Pablo Ángel

Nota Ciudadana
No más violencia en Santander de Quilichao

No más violencia en Santander de Quilichao

Nota Ciudadana
Los colombianos invadieron la ciudad de la furia

Los colombianos invadieron la ciudad de la furia