Cómo se las arregló Cesar Mora para soportar el matoneo por ser bajito

Después de años de éxito con la orquesta de 'Yo José Gabriel' vuelve a lo que más le gusta, el teatro, con la obra 'El Puesto' a sus 62 años

Por:
septiembre 24, 2022
Cómo se las arregló Cesar Mora para soportar el matoneo por ser bajito

La historia de Cesar Mora inicia con Doña Maruja, su madre: una gozona de origen cundiboyacense a la que no se le agota la energía ni siquiera a sus 92 años. Es la histriónica de la familia, quien vio en él la materialización de todos sus sueños artísticos. Y en el fondo, ese amor de César Mora por la actuación no se le debe a Peter Brook o a Stanislavsky, sino precisamente a ella, la madre-manager, quien lo llevó a matricular en los colegios sin perder el objetivo de hacerlo más visible. Y por ella, muy temprano en su vida, César Mora supo que lo suyo era ser artista.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Cesar Mora (@cesarmoraofficial)

A pesar de sobresalir en el teatro y la música, sus compañeros de estudio no lo quisieron mucho. Le hicieron bullying por siempre ofrecerse de voluntario en las labores cotidianas del colegio, y por las que lo bautizaron cruel e inmerecidamente como el Sapo y Lambón del salón. Una infancia atropellada además por la presión social de no ser tan alto como sus compañeros, y enfrentar la desaprobación de su padre, quien más bien ambicionó a su hijo como un exitoso ingeniero o médico.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Cesar Mora (@cesarmoraofficial)

Pero el escenario fue su escudo: la única manera de sentirse tranquilo fue arriba, en las tablas, donde casi siempre usó gafas. Antes de ser un ícono de la actuación y de la salsa, inició tres carreras que nunca terminó: publicidad, filosofía y recreación dirigida. Y determinado en no entregarse a la frustración, finalmente se decidió por el romance prometido de la actuación.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Cesar Mora (@cesarmoraofficial)

En 1987 debutó en la tv con el papel del cura en El Confesor, que más adelante le trajo el premio Simón Bolívar como Mejor Actor del Año. Desde ese momento César Mora se consagró por su versatilidad con personajes como Cascarita, el tierno payaso de Ipiales en Música Maestro, y en otros papeles de mayor envergadura como el sargento García de Golpe de Estadio. Quizás la caracterización que más disfrutó fue la de ser él mismo durante más de una década dirigiendo la orquesta en Yo José Gabriel.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ElTeatro.Co (@elteatro.co)

Edwin Maya, el actor de 35 años con quien comparte las tablas en "El Puesto", la obra que está de temporada en el auditorio de Centro Comercial Santa Fe desde el 17 de septiembre, lo describe tal y como es: un ser humano que es superior al artista. Un master andante en humidad y modestia.

No solo es admirado por sus colegas actores, sino también por otros músicos: se baja del escenario y viaja tan rápido como puede hacia los bares, donde emerge el alter ego rockstar. Con un look bohemio, de arete en oreja y pantalones holgados, se presenta hasta las dos o tres de la mañana con su orquesta: esto hace que no gaste plata en médicos en psiquiatras. Nadie pudo aplastarlo, ni siquiera los matonzuelos que le hacieron la vida imposible en el colegio.

Le puede interesar: César Mora, el último de los salseros duros, sigue siendo el rey de la noche

Actualmente está terminando una serie con una programadora al lado de las cuatro jóvenes del grupo musical Ventino.  También está grabando música nueva y dedicado a "El Puesto", la historia de un hombre a punto de jubilarse, quien debe hacer el empalme con su reemplazo varias décadas más jóvenes. Es una comedia, que se escribió para ser protagonizada por Edwin Maya y César Mora con una coincidencia: en la vida real este caleño también llega a sus 62 años, edad legal para la pensión de los hombres colombianos. Una etapa donde él mismo siente los rigores de la jubilación.

 

Fotografía: Youtube de canal RCN. 

 

César Mora es la personificación de quien ha sido inquieto y le ha permitido a sus talentos aflorar en medio de la adversidad. Nunca se creyó el cuento del bullying, y en cambio le metió cerebro de ajedrecista a la trinidad más importante de su vida: el inconmensurable amor por su madre, la afición de tiempo completo por la música y el respeto de culto por la actuación, que le abrió casi todas las puertas y aún lo mantiene vigente en aquel romance idílico de tres.

-.
0
3800
El pasado oscuro de Fulvio Soto, el nuevo gerente de EMCALI

El pasado oscuro de Fulvio Soto, el nuevo gerente de EMCALI

Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar:

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar: "Si se muere un delfín te mato"

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus