Opinión

Al día siguiente: el examen, la reflexión

Unas elecciones reveladoras

Por:
octubre 29, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Superado el día de elecciones, lo más fácil sería decir que existe consumación de hechos políticos, en donde todos, eso sí todos, se sienten ganadores; es posible, si se tiene en cuenta que para algunos, muy pocos por supuesto, que se sentían minorías aplastantes, la sorpresa los haya cogido en el camino. Para la observación general, se comienza en el partidor hacia una nueva realidad política: la contienda del año dos mil diez y ocho; lejos aún, pero a la vuelta de la esquina: lo que se puede consolidar es mucho y, lo que se puede perder es todo. Analicemos, el día siguiente.

Sin duda alguna que el gran ganador  fue la organización electoral, específicamente la Registraduría del Estado Civil, que puso en marcha la operación electoral toda; de manera pronta, sin estridencias, sin mayores precipitudes o improvisaciones produjo hasta los resultados finales; se debe reconocer. Así como el desorden e impertinencias del Consejo Nacional Electoral, no solo con las idas y vueltas con respecto a la intervención que trató de hacer  a los medios de comunicación, sino en la política, necesaria, imprescindible de trashumancia electoral que, al final, quedó en un hueco de difícil presentación. Un mal que quedó para la experiencia de años posteriores. Y aquí la consideración: estamos en el proceso de elección del próximo Registrador. Dios nos lleve de la mano.

Las encuestadoras, como siempre, tratan de tener la razón y, de alguna manera, coincidieron sus datos, elaborados por la técnica, con los resultados en las urnas; lo importante es que en las siguientes contiendas se regule su uso que, siendo importante, muchas veces es utilizado en forma poco conveniente frente a la libertad de opinión, de expresión de la voluntad, como lo indica nada menos que la democracia de participación; la contaminación producida por las encuestas puede recortar ese fundante marco de participación; no se propone restringirlas, sino encausarlas en procura del análisis, más que en vía de determinar a la opinión, por medio del voto útil o del voto en contra.

Al parecer, las posturas de extrema dieron por desmejorar su caudal electoral; la gente se está cansando con la polarización en la política. Miren ustedes Señoras y Señores: si la votación del pasado domingo era un termómetro para la gestión del alcalde de Bogotá, en forma de referendo o plebiscito, pues los capitalinos, no los bogotanos raizales como se dice, dieron por imponer sanción en las urnas, no se sabe si a la gestión o a la postura que encarna la izquierda. Creo más en el castigo a la gestión que a la ideología. Pero eso pasó.

Otro tanto, dentro de esta línea de sanción sucedió con la confrontación, atisbo, por los contenidos de lo que está sucediendo en La Habana: el proceso de paz, la negociación o diálogo de paz. En lo periférico no fue objeto de análisis o de confrontación electoral, pero sus actores sí estaban en la arena; por ello, no es nada despreciable que, en muchos lugares en donde la sombra e injerencia de las Farc era más fuerte, como es el caso, entre otros, del municipio de San Vicente del Caguán, haya triunfado el Centro Democrático, mientras que en algunas grandes capitales de departamento o, en departamentos que otrora eran de su corriente o por lo menos se presumía, perdieron el mando del municipio o del departamento. Algunos, con especial agudeza, afirman que en tal sentido, perdió o cedió la polarización. En buena hora, si es así.

No es contundente, como se oye, que la Unidad Nacional se haya fortalecido; creo lo contrario, pues con tantos y tantos ganadores y, con un mapa político diverso o, por lo menos diferente, la gobernabilidad va a ser más compleja; son los ecos que, de las regiones se proyectan en el Congreso de la República.

Así, las elecciones son bien que reveladoras: por los varios ganadores, por los mapas de poder y, sobre todo, para la generación de lo que está llamado a refrendar de los acuerdos de La Habana. La gimnasia del poder a prueba.

-Publicidad-
0
696
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Fragilidad y reconocimiento

Fragilidad y reconocimiento

Nuevo cuatrienio

Nuevo cuatrienio

Es el que Es o, El Poder Humano

Es el que Es o, El Poder Humano

Compromiso en blanco

Compromiso en blanco

Tercería

Tercería

¿Quién decide? Puntera

¿Quién decide? Puntera

Conflagración mundial

Conflagración mundial

Extradición o Paz

Extradición o Paz