Opinión

Los colombianos nos vamos a destruir a punta trago este diciembre

39.000 muertos por covid-19 en un país de irresponsables no nos quitará la alegría en este 2020, el primero del apocalipsis, en que moriremos pegados a la botella

Por:
diciembre 31, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los colombianos nos vamos a destruir a punta trago este diciembre
Debajo de la música estruendosa de La Billos se escuchará el llanto por los muertos, los que estamos vivos beberemos por ellos

Tomaremos hoy, pasado y traspasado. Hasta que nos muramos. Empeñaremos todo, habrá filas en las casas de empeño. Los hombres cargarán sobre sus espaldas equipos de sonido, inodoros, como suelen hacerlo los pobres en Barranquilla en época de Carnaval. Se beberán ríos de guaro buscando exorcizar este año de mierda. Nos desahogaremos abrazándonos y nos besaremos sin tapabocas. Se terminaron los cuidados, el distanciamiento social. Debajo de la música estruendosa de La Billos se escuchará el llanto por los muertos. Los que estamos vivos beberemos por ellos, conscientes de que en cualquier momento podremos partir. Acá ya se empezó a beber como lo que fue este año: el primero del apocalipsis.

2020, año horrible. Murió el Diego. Murieron los viejos, los gordos, los asmáticos. Papá y mamá entubados en una UCI. A una cama de distancia. Dopados y sin poder morir agarrados de la mano. Duque salió en televisión todos los días desde marzo, cuando llegó al país la pandemia, y se gastó miles de millones de pesos para decirnos al final que nada importa, que el virus se había acabado por decreto. La tal meseta esa de la enfermedad en Colombia no llegó. 7.000 infectados y 189 muertos diarios se estima precio de saldo.  Ahora, en la calle, parece un eterno día sin IVA. Los alcaldes, como el de Uribia, se emparrandan sin piedad. Todos celebran la vida y ya no importa el contagio. ¿Se acuerdan de Claudia?, ¿la fanática del distanciamiento social? Esta semana le contestó, con su habitual grosería neohippie, a un joven preocupado por las aglomeraciones que se desatan en San Victorino que dejara la amargura “que le pusiera onda”. Me cuentan que la alcaldesa contesta muy mal cuando le preguntan por el virus. Ese tal virus ya pasó, “vamos es a mandar”. Le encanta mandar. Se siente cómoda mandando.

________________________________________________________________________________

¿Se acuerdan de Claudia?, ¿la fanática del distanciamiento social? Esta semana, con su habitual grosería neohippie, le dijo a un joven sobre las aglomeraciones de San Victorino “que le pusiera onda”

________________________________________________________________________________

39.000 muertos por Covid en un país de irresponsables no nos va quitar la alegría pues. Y en los apartamentos de los matrimonios que se destruyeron por la convivencia extrema amanecen los nuevos solteros rodeados de botellas vacías de marcas extrañas y al fondo, como una peonza, el disco gira eterno y silencioso. Afuera lo único que hay para ver son los cerros y la histérica alegría del fin del mundo.

Yo intentaré no beber demasiado. Al menos reservaré endorfinas para lo que se viene. Un enero depresivo, un enero donde nos hundiremos todo. El enero de las deudas y en donde los números del covid-19 se dispararán de manera inconcebible. El Presidente se dará la maña –ni bobo que fuera- para maquillar las cifras. Pero no habrá suficientes contenedores refrigerados para guardar a los muertos. Las UCI estarán copadas. Y empezarán a formarse los carteles de la vacuna del covid- 19. Habrá mucho emprendedor uribista que se hará el billete a punta de especulación. Florecerán los Alejandro Lyons. Del apocalipsis se salvarán los ricos, por supuesto. Ellos están refugiados en sus fincas. Paranoicos y solitarios como Vargas Lleras, sin dejarse ver de nadie, sin tocar a nadie, como si fuera Howard Hughes. Ellos están a salvo, ellos no tomarán este diciembre. Ellos estarán preparándose para el verdadero año del caos, el que viene, el 2021.

Qué imbéciles, ¿cierto? ¿recuerdan cuando creían que la pandemia nos iba a cambiar? ¿Qué pensamos que los zorros volverían a caminar por Teusaquillo? Fueron tan lindos esos primeros días de encierro. Pensamos que de verdad el apocalipsis vendría ahora y para todos, pero nada que ver. Los únicos que vamos a morir somos los pobres, borrachos, pegados a la botella.

Publicada originalmente el 10 de diciembre 2020

-.
0
6900
Casi 20 años detrás de la megamina Quebradona de AngloGold Ashanti se fueron al traste

Casi 20 años detrás de la megamina Quebradona de AngloGold Ashanti se fueron al traste

El fuerte de seguridad que construyó Otoniel y se le derrumbó antes de su captura

El fuerte de seguridad que construyó Otoniel y se le derrumbó antes de su captura

Chiquito Malo, el reemplazo de Otoniel y su depravación sexual

Chiquito Malo, el reemplazo de Otoniel y su depravación sexual

El presidente Castillo cada vez más cerca de nacionalizar el mayor yacimiento de gas en Perú

El presidente Castillo cada vez más cerca de nacionalizar el mayor yacimiento de gas en Perú

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus