Las salsas tradicionales con frutas exóticas que alimentan sueños

Una compañía paisa se encarga de utilizar frutas como el tamarindo o la maracuyá en vinagretas y BBQs que ponen en la mesa de los colombianos gracias a una cadena de supermercados. Más de 70 personas viven de ella

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Marco Mejía jamás imaginó que su proyecto universitario se convertiría en una empresa especializada en la elaboración de salsas y vinagretas que hoy día da empleo a más de 70 personas. Lo que empezó como un pequeño negocio junto a su esposa, Verónica Vallejo, en una casa arrendada de 80 metros cuadrados y cinco empleados, hoy es una importante compañía que constituye el componente de innovación en diversas empresas del sector alimenticio en Colombia. “Los dos estudiamos administración. Luego hice una especialización y después estuve dos años yendo a clases de cocina por la mañana y de ingeniería de alimentos por la noche” cuenta Marco Mejía. Cadenas como Éxito, y reconocidas marcas de restaurantes  son algunos de sus clientes.

El estar en un país con una riqueza gastronómica enorme como lo es Colombia ha facilitado las cosas. A diferencia de otras compañías que elaboran salsas y se quedan en los sabores tradicionales como BBQ, mostazas, césar o ranch, Basecook busca innovación constante. “Mi esposa se encarga de eso. Ella puede ir a un restaurante, probar una salsa y detectar qué ingredientes tiene. Luego viene con ideas y por eso tenemos salsas BBQs elaboradas con maracuyá. En general tratamos de integrar las frutas exóticas colombianas como mango, tamarindo, uchuva y demás, a la creación de estos sabores tradicionales” asegura Mejía.

El Grupo Éxito ha sido un aliado clave desde 2007, año en que se gestó un acuerdo entre ambas compañías. Basecook es responsable de la elaboración de todas las salsas y vinagretas de marcas Éxito, Taeq y Pomona. Hoy día más del 50% de la producción de Basecook es para el Grupo Éxito. Gracias a dicha alianza la empresa pasó al tamaño que tiene hoy, siendo la mayoría de sus 70 empleados madres cabeza de familia. “En los 17 años que tiene de historia esta compañía la alianza con el Grupo Éxito marcó un antes y un después. Se trató de un reto muy grande que nos obligó a crecer y a buscar estrategias para manejar los mismos estándares de calidad que maneja una multinacional. Hoy día no se trata solo de ser proveedor sino de acompañarlos en su intención permanente de innovar” asegura Marco Mejía.

Ver esta publicación en Instagram

Nuestros desayunos en Base Cook #taeq

Una publicación compartida de Base Cook (@basecook) el

Adicionalmente, una de las satisfacciones más grandes para Basecook es el impactar positivamente la economía colombiana. Todas las frutas y verduras que utilizan para sus productos son obtenidas por medio de acuerdos con campesinos que les garantizan un comercio justo y un precio fijo para así también garantizarle un precio fijo a sus clientes. Basecook es una compañía cien por ciento paisa con sede en Medellín. Marco Mejía no duda al afirmar que para que la economía nacional se fortalezca, el sentido de pertenencia es determinante “Yo creo que hay que apoyar la industria colombiana porque en la medida en que una compañía pequeña trabaje de la mano con empresas grandes, manejando altos estándares en los procesos, se tiene una estabilidad a largo plazo que nosotros podemos transmitirle a nuestros empleados y sus familias. Creer en lo nuestro es apoyar los sueños de nuestra gente”.  Empresas como estas contribuyen a la construcción de país a través de relaciones de beneficio para todos.

Compártelo:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El cruce de caminos que permite cada día sembrar país

Vea más contenidos