¿Cómo lograron sonreír a punta de verduras en el Catatumbo?

Un grupo de campesinos en esta región rural hoy puede vender sus hortalizas en uno de los almacenes más grandes de Colombia. La agricultura y un aliado les cambió la vida

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La región del Catatumbo, históricamente golpeada por la violencia y el conflicto, está viviendo un proceso de renovación. Es en este lugar donde varias familias campesinas han visto en el abastecimiento de alimentos una posibilidad para mejorar sus condiciones de vida. Gracias al apoyo de la Fundación Salvaterra verduras que son cultivadas por familias locales de esta zona se venden en diferentes almacenes de Grupo Éxito de todo el país. David Villegas, Director Ejecutivo de la Fundación Salvaterra cuenta que en principio no fue fácil convencer a la comunidad de creer en el proyecto. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que entendieran que se tratara de una alternativa de vida real: “Se trata de una comunidad que ha sido muy golpeada por el conflicto. Lo primero fue hacer una visita de reconocimiento para ver la comunidad, el producto y su calidad. Luego hubo que establecer una relación de confianza con cada campesino, más allá de la relación comercial”.

De igual manera David Villegas cuenta que detrás de este proyecto hay importantes aliados del sector privado y gubernamental: “Nosotros iniciamos en Catatumbo por una solicitud que el gobierno le hizo al Grupo Éxito, empresa con la que llevamos unos cuatro años trabajando. El Éxito nos invita a ser parte del proyecto y nosotros les presentamos la estrategia que estamos implementando hace más o menos un año. El objetivo desde el principio siempre ha sido eliminar los intermediarios entre el pequeño campesino y el comprador final”.

David Villegas añade además que el proyecto es un ejemplo de que hay iniciativas que pueden ser sostenibles tanto en términos sociales como en términos productivos y económicos para las empresas: “En este caso se trata de generar una cadena de proveeduría para el Éxito mientras impactamos positivamente a esta comunidad”. A futuro hay planes para trabajar con más productos como pescado y huevos en esta región.

Por su parte, Jorge Vallejo, Director de Frutas y Verduras del Grupo Éxito asegura que el compromiso de la compañía con la construcción de país siempre ha estado presente y apoyar a estos campesinos es una forma de lograrlo: “En Grupo Éxito es prioridad apoyar a nuestros campesinos en la comercialización de sus productos con compras programadas a precios justos y evitando el intermediario. Es así como en el Catatumbo hoy tenemos grandes oportunidades en compras de productos como aguacate, cebolla, pepino y pimentón. Aquí construimos país. Apoyamos los pequeños productores porque así generamos empleos en zonas rurales y brindamos oportunidades a los pequeños productores de comercializar sus productos en nuestras tiendas y así mejorar sus ingresos”.

En más de una ocasión algunos de los pequeños agricultores del Catatumbo que forman parte de este proyecto han tenido la oportunidad de visitar almacenes del Grupo Éxito en Medellín. El objetivo es que conozcan todo el proceso que atraviesan sus productos antes de llegar a manos del comprador final. Para David Villegas la principal satisfacción que le deja este proyecto es mostrarles a comunidades que han padecido la guerra y el conflicto en Colombia que es posible encontrar alternativas de trabajo en su propio campo “Hoy podemos llegar a zonas rurales apartadas donde antes no hubiésemos podido llegar. Además, al conectar al pequeño agricultor directamente con el comercio estamos mejorando la economía campesina. Construir sueños campesinos alrededor del abastecimiento de alimentos es posible y lo estamos logrando”. Villegas finaliza diciendo que tanto el Grupo Éxito como la Fundación Salvaterra están comprometidos de forma conjunta en la construcción de un mejor país: “Después de todo, es una tarea que compete a cada colombiano y ese deseo por una mejor Colombia para nuestros hijos es algo que nos une a todos”.

El cruce de caminos que permite cada día sembrar país

Vea más contenidos

-Publicidad-