Cómo se están robando la energía de los costeños

Los sincelejanos continúan sufriendo un calvario por cuenta de los altos costos en las facturas de energía sin entender por qué no pueden acceder a un buen servicio

Por: Eduardo Menco González
agosto 19, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Cómo se están robando la energía de los costeños
Foto: Gobernación del Cesar

Muchos creímos que con el adiós de Electricaribe y la bienvenida de Afinia, se terminarían todos los problemas relacionados con la prestación del servicio de energía y el cobro exagerado en la tarifa que algunos hogares y negocios padecían.

La verdad es que muchos se sienten más frustrados que antes, pues lo que parecía una solución es hoy la continuidad de un malestar parecido a la maldición sufrida por Sísifo, quien, según el relato de Camus, recibió de los dioses un castigo eterno con el agravante de no saber el por qué.

¿Qué hemos hecho nosotros como ciudadanos para merecer esta  suerte, y no tener un buen servicio de energía en nuestros hogares? ¿Qué hicimos para que últimamente estemos pagando un recibo con un consumo tan elevado?

Se sabe de varias denuncias al respecto, sin embargo, la verdad es que esa sensación de estar combatiendo a una fuerza bastante considerable, viene en aumento. Son muchos los ciudadanos que expresan de variadas formas su inconformidad. Algunos relatan unas historias que rayan incluso en lo inverosímil y se sienten como “un David” luchando contra Goliat, pero con un final contrario.

La ciudadanía sabe que todo ha subido de precio, que es natural el incremento en el valor de los productos que se consumen y en los servicios que se reciben; no obstante, hay algunos asuntos que no logran entender del todo, y esto les genera impotencia y la idea de que están siendo estafados:

  • Primero, ante las señales de aumento muchos hogares iniciaron su proceso de uso racional del servicio con la esperanza de que sus recibos no llegaran más altos, pero esto no ha sido así y no entienden por qué si han consumido menos siguen pagando más.
  • Segundo, otros hogares han hecho sus respetivos reclamos asumiendo de forma personal el control diario del consumo, para sorpresa de ellos se han dado cuenta que lo que registran por día es diferente a lo que la empresa viene cobrándoles; así, por ejemplo, hay casos donde la empresa viene registrando un consumo promedio de 15 KWh y según algunos hogares solo están consumiendo 8 KWh.
  • Tercero, algunos usuarios, sin resultado positivo, han dejado de usar ciertos aparatos que generan un consumo alto de energía (especialmente aires acondicionados). Hay casos, por ejemplo, que afirman que dejaron de usar su aire por más de 20 o 30 días y terminaron recibiendo facturas con un consumo que nunca había registrado, ¿cómo explica la empresa esto?
  • Cuarto, los usuarios no se explican cómo si la energía es suspendida por 1 a 3 días en un mes, en algunos sectores, el consumo aumente y no disminuya como se esperaría.

En este punto es donde a muchos usuarios les parece que la cura terminó siendo más grave que la enfermedad, especialmente porque se sabe que los altos costos en el servicio siempre han estado relacionados con el bajo nivel de los embalses a causa del verano. Todos sabemos que más agua no se ha precipitado del cielo por pura bondad de la naturaleza.

|Le puede interesar: Sincelejo, una ciudad que no despega

Por las redes sociales se conocen videos de denuncias de muchos, incluso personas que con cierto nivel de propiedad terminan por explicar las razones por las cuales se están presentando este fenómeno. Varios diarios digitales y físicos han prestado sus espacios para que periodistas y ciudadanos escriban sus columnas de opinión al respecto, pero la sensación de que nos están robando sigue en el ambiente de una ciudad que no está muy acostumbrada a sentirse ciudadanía y ejercer sus derechos mediante dinámicas de reclamación que surtan efectos.

La verdad es que la queja es generalizada, pero la ausencia de un frente común que promueva una exigibilidad de derechos en este sentido, no existe.

Por otro lado, del alcalde que se tiene, quien debería ser el primero en defender nuestros derechos, no se conoce al día de hoy un pronunciamiento al respecto; al menos el de Barranquilla ya empezó a mirar el asunto con bastante preocupación, advirtiendo que el pueblo se está cansando de los supuestos abusos de una empresa que en su momento se rumoró que el expresidente Duque y otros políticos tendría presuntamente intereses económicos con la llegada de Afinia a la región.

Finalmente, se sabe que los entes reguladores de los servicios públicos han recibido un sinnúmero de quejas y denuncias al respecto. Se espera que esos entes de control no estén de parte de quienes nos roban la calma y hagan su trabajo pensando en los derechos de la ciudadanía.

-.
0
1100
El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus