Opinión

El peligro de que maten a Gustavo Petro

Inatajable en las encuestas y sin rival en el camino, el único camino que le va quedando a la extrema derecha para evitar que se monte la izquierda es el magnicidio

Por:
octubre 28, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El peligro de que maten a Gustavo Petro
Petro, quien lleva ocho años en campaña, pica en punta y con distancia descomunal

Los precandidatos del Centro Democrático están desesperados. Ni siquiera Uribe les cree. En las encuestas no despegan y el viejo discurso de “te voy a salvar del castrochavismo” ya no enciende pasiones. En las últimas semanas María Fernanda Cabal y Alirio Becerra han afirmado tener pruebas de que hay planes para matarlos. La noticia apenas fue replicada por algunos medios adeptos al uribismo y, los pocos comentarios que despertó, fueron burlas. Lo mismo sucedió con el famoso video de “Soy un joven Cabal” en donde pelados de 18 años defendían su sagrado derecho a usar armas. Esto fue pasto para los detractores del uribismo más radical, ese que representa la doctora Cabal. Por el lado de la Coalición de la Esperanza las peleas internas se devoran a Fajardo, Cristo, Robledo y Juan Manuel Galán, el combo de los “sin carisma”, Fico Gutierrez apenas despega y a Alejandro Gaviria solo goza de popularidad en la burbuja de Twitter. Petro, quien lleva ocho años en campaña, pica en punta y con distancia descomunal.

Si, quedan 7 meses, Uribe montó la farsa de Duque en cuatro. Petro es autodestructivo y en cualquier momento él o alguno de sus lacayos –tienen que ponerle bozal a Bolivar- dirá alguna estupidez, pero la distancia que ha sacado puede ser definitiva. Aunque Sarmiento Angulo y los demás grupos económicos crearán un frente entre los candidatos contra Petro cuando ya no tengan forma de alcanzarlo, nombrando a algún títere para que represente el statu quo, el hastío que genera entre los más pobres los cacareados discursos sobre seguridad, emprendimiento, no nos volvamos como Venezuela y defendamos los malditos valores familiares volcarán la atención hacia el líder del Pacto Histórico.

_______________________________________________________________________________

Quedan 7 meses, Uribe montó la farsa de Duque en cuatro. Petro es autodestructivo y en cualquier momento él o alguno de sus lacayos dirá alguna estupidez, pero la distancia que ha sacado puede ser definitiva

________________________________________________________________________________

Entonces el único camino que quedará, para la extrema derecha, será el magnicidio. Ya ha pasado, dos veces ha pasado. Gaitán en el 48, Galán en el 89. Candidatos diferentes que picaban en punta con sendos discursos sociales. Los mataron y no pasó nada. Acá no hay espacio, no se tolera una solución que no parta desde los grupos económicos, que asegure que la movilización social quede clausurada. Si algo ha enseñado la historia de este país es que se puede matar a cualquiera. Nadie sabrá de dónde salió la bala y la policía agarrará a los sospechosos de siempre. La herida quedará abierta y recomenzará una nueva espiral de violencia, la quinta parte de la guerra civil que vivimos desde que Roa Sierra le disparó a Galán.

En los últimos años solo he votado por Petro. Hay un aforismo que reza “no desees algo porque se te puede cumplir”. Tengo que confesar que ver tan cerca la victoria de Petro me abruma. No confío en su talante autoritario, en su ego de dictador, en la incapacidad que tiene para mediar un conflicto. No me lo imagino sentado con los militares, ni con los grandes cacaos que saldrán corriendo del país. Temo que las relaciones con los Estados Unidos serán nefastas, así como toda su política internacional en donde el régimen de Maduro será uno de los pocos aliados en la zona. No soy estúpido, sé los riesgos que se asumen con Petro presidente y no estoy seguro de quererlos vivir. Pero nos estamos comiendo el caldo que vienen cocinando desde que sacaron corriendo a Bolívar, cuando una casta, representaba en un puñado de familias, decidieron matar a Dios y representarlo con sus designios dictatoriales en donde el rico siempre será más rico y al pobre se le botarán los pellejos que sobre de la gran cena para que viva agradecido y bruto, con la pereza de nunca querer salir del fango en el que se revuelca.

Como hace 73 años con Gaitán los pobres se cansaron y van a salir emberracados a votar. No hay forma en este momento de que no gane Petro, los empresarios lo saben, los jefes de campaña también, no saben cómo atajarlo. Así que la derecha más radical prepara sus argumentos revestidos en bala. El asesinato de Petro nos arrasaría como nación. La venganza del pueblo hará estallar esto, no quedará piedra sobre piedra. A los asesinos esto no les importarán. Verán el incendio desde sus balcones en Miami. Ni siquiera olerán el humo.

-.
0
9100
Los millones que le ha metido César Gaviria a su colección de arte

Los millones que le ha metido César Gaviria a su colección de arte

Así es el 'Fritanga Fest' por dentro, donde doña Segunda es la reina

Así es el 'Fritanga Fest' por dentro, donde doña Segunda es la reina

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

La ataques de ansiedad que convirtieron a Juan Luis Guerra en un pastor evangélico

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Pirry sin fama, sin gran salario y peleando contra la depresión

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus