Venezuela no necesita del capitalismo, sino una profunda aplicación del socialismo en la Revolución bolivariana

"Es imposible llamar dictadura a quienes bajo la supervisión internacional de organismos europeos y expresidentes estadounidenses realizan sus elecciones"

Por: JHON HANS VARGAS AMAYA
agosto 02, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Venezuela no necesita del capitalismo, sino una profunda aplicación del socialismo en la Revolución bolivariana

¿Cuáles son los antecedentes?  La necesidad del movimiento revolucionario

Los recientes acontecimientos en Venezuela deben permitir que desde la perspectiva crítica pero objetiva se le haga un examen a los procesos adelantados por parte de la oposición al gobierno de Nicolás Maduro, que muestra ser fuertemente financiada por los capitales internacionales y que además se le suman sectores políticos de orden internacional como el de Luis Almagro, presidente de la OEA, e incluso presidentes con antecedentes de corrupción y golpistas; como ocurre en el caso del presidente de Colombia Juan Manuel Santos relacionado con dineros ilícitos para el financiamiento de su campaña por parte de la multinacional Odebretch y Michel Temer, primer mandatario de Brasil luego de haber derrocado vulgarmente a la Presidenta Dilma Rousseff a partir de un Impeachment Constitucional en el que se le relacionó con actos de corrupción aún sin prueba alguna después de haber sido retirada de su cargo.

Empecemos: Venezuela es un país que durante los años 60 abanderó ser una de las co-creadoras de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo). Para este momento y desde esta época la organización de las rentas petroleras en Venezuela fue administrada a partir de los negocios de las familias más ricas y reconocidas del hermano país. Los sucesos que descalabraron la economía radican principalmente en la aceptación de commodities como el petróleo con el que no se ha logrado tender una separación entre una economía de orden productivo agrícola o industrial con respecto a una economía extractiva que solo propende a las rentas y aguarda por la llegada de productos de consumo importado.

Durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez además de la fuerte represión social a la que se sometió con desaparición forzada y un alto margen de desigualdad la bonanza petrolera se llegó a su punto más alto; infranqueable en términos económicos en defensa de los intereses de los Estados Unidos varios acontecimientos rebosaron la copa en las organizaciones sociales que empezaban a movilizarse a pesar de los impunes actos de un gobierno plenamente abanderado en defensa de un capitalismo rampante y abusivo tal como ocurrió luego de la Asamblea Nacional Constituyente de 1952 con la que se prohibió el pensamiento disidente principalmente el comunista. Acto que junto a toda una serie de políticas que atribuían control pleno a la injerencia internacional en las decisiones soberanas de la nación por parte del plenipotenciario norteamericano le codujo al dictador a obtener una condecoración con la Orden del Mérito del Congreso por parte del gobierno de Eisenhower.

Trasnacionales como la Shell y la Creole Petroleum Corporatión invertían con grandes alianzas que no solo incluían a dictadores de la talla de Jiménez sino de Rojas Pinilla en Colombia y Stroessner en el Paraguay. Es necesario destacar la otredad de la historia para que esta genere la suficiente memoria y no se caiga en el reduccionismo de asumir que la responsabilidad de una crisis histórica se podría hacer relevante a un momento histórico de alta intensidad como el de la actual nación bolivariana. Retomando, otras de las compañías que empezaron a tener acceso a la explotación petrolera fueron Fiat e Innocenti ambas europeas y con un alto margen de interés en acceso a las reservas petroleras del país a costa de la utilización no solo de externalidades de tipo ambiental que nunca se suplen, sino también de la fuerza de trabajo obrera y asalariada que sin derecho a acceso a salud u horarios justos siempre fue subestimada por su condición de clase con salarios paupérrimos y tratos indignos.

Podríamos seguir con estos antecedentes hasta encontrar eventualmente las huelgas interminables de las organizaciones de trabajadores, estudiantes, intelectuales; todos juntos buscando la salida del régimen capitalista al servicio del imperialismo mundial. Aunque las esperanzas democráticas existieron durante el gobierno de Betancourt, se vieron desvanecidas con lo que se denominó el Pacto de Punto Fijo, que al igual que el conocido Frente Nacional en Colombia pululó en una “democracia” rotativa entre dos partidos leguleyos y arbitrarios que no representaban a las mayorías —Acción Democrática y COPEI—. Con la presidencia de Carlos Andrés Pérez se terminó por convertir a Venezuela en un Petro-Estado y con ello la nacionalización del petróleo al servicio de industrias extranjeras trajo consigo procesos de auge económico para los principales inversionistas que trasladaron sus riquezas a paraísos fiscales, haciendo de la política un negocio pueril que claramente impactó durante la recesión económica en los 80 y 90.

Si hay algo que se debe aclarar es que la mayor devaluación de la moneda venezolana estuvo paulatinamente aumentando durante las presidencias de la derecha tradicional; desde el 79 al 99 y no precisamente por romper el cerco ideológico o jurídico-político, que retomaré más delante para profundizar la realidad del país en la actualidad. Así pues, se hicieron abismales los niveles de desigualdad y pobreza, pues en medio del establecimiento de una lógica mercantil que atraviesa transversalmente la lógica del empleo y la inversión social que se redujeron de forma drástica junto al poder adquisitivo que cae ante la variación del precio del dólar que pasó de 4,3 Bs/$ a 573,88 Bs/$ la más afectada fue la población de escasos recursos. No obstante, quienes gobernaban eran quienes auguraban que la visión de país iba por buen camino.

Tal como lo describe Silva y Schliesser en su documento de investigación económica: La evolución de la pobreza en Venezuela

En 1989 se adopta un nuevo esquema de política económica en Venezuela, se abandona la pretensión de construir la economía en torno al Estado para dar paso a una concepción de economía de mercado, esta nueva concepción cambia radicalmente el papel de la política social y privilegia los criterios de eficiencia por encima de los criterios distributivos.

Esta lógica neoliberal formuló mayores descalabros para la población que al ver contraído el gasto público para dar apertura económica a gran escala abandonó incluso el sentido asistencialista con el que se venía dando un balance paupérrimo pero circunstancial a la crisis del modelo capitalista que entraba a avasallar con un incremento en la actividad informal y el ingreso real de la clase trabajadora. Con este acelerado elemento de transformación se accedió a la aceptación de múltiples hipótesis por parte de la dirigencia tradicional en Venezuela bajo las posturas de la doctrina de Ronald Reagan en la que se cree que la tendencia del libre mercado crea un efecto de “Trickle Down” o “Efecto de Goteo”; con el que se presume suponiendo que la generación de riqueza para los ricos poco a poco irá mejorando las condiciones de vida de los demás habitantes de cualquier sociedad.

Sin embargo, el resultado fue algo paradójico, dado que las doctrinas de un keynesianismo financiero elaborado para los ricos y que parte de las formulaciones de Milton Friedman y la escuela de Chicago prometía cayó por su propio peso; disposiciones estadísticas donde encontramos que en la actualidad el nivel de desigualdad ha crecido tanto, que menos del 5% de la población mundial acumula tantas riquezas como el restante de la población que habita el planeta, ayuda a identificar que, estamos frente a una crisis del capitalismo global que extiende sus brazos (militares, jurídicos, mediáticos), sobre las intentonas de cambio y transformación en la autodeterminación de los pueblos.

La constante dependencia de la renta petrolera llevó a que las protestas no se hicieran esperar. En ese orden de ideas apareció un fenómeno conocido como El Caracazo, en el que se orquestaron movilizaciones de orden popular que conllevaron a saqueos y molestias generadas por la población venezolana, de la que nunca se hizo un registro o cobertura mediática tan azuzada como la de los actuales movimientos que no representan a las mayorías de la sociedad civil. A partir de estos acontecimientos, el Estado burgués venezolano activó lo que se llamó el Plan Ávila y el 28 de febrero de 1989 las Fuerzas Armadas se tomaron la ciudad asesinando a cientos de personas. En un informe de José Honorio Martínez para la revista HAOL en el 2008 titulado Causas e interpretaciones del Caracazo, el acontecimiento es narrado con investigaciones exhaustivas de carácter académico en la que se describe así:

Un informe de la División de Inteligencia Militar (DIM) al cual tuvimos acceso hablaba de 2.227 muertos por armas de fuego”. En el mismo sentido, dice Morón: “El diario El Nacional, de Caracas, reseñaba el viernes 3 de marzo que habría unos 300 muertos y 1500 heridos; la cifra admitida oficialmente sería de 246 muertos y que en la intentona de hacer recapacitar a las Fuerzas Armadas mil heridos, sin embargo, sólo por la morgue de Caracas llegaron 256 cadáveres”. En los anexos del texto “27F cuando bajaron los cerros”, publicación especial del periódico el Nacional con crónicas y análisis de lo sucedido, se listan los nombres de 371 personas muertas e ingresadas sólo en uno de los hospitales de Caracas. “En muchos casos las muertes se produjeron porque la policía o el ejército impidieron el oportuno traslado de los heridos, dejando que se desangraran en la calle. En otros casos, la muerte se produce por disparos que alcanzaron a personas en el interior de sus viviendas, matándolas instantáneamente o hiriéndolas de gravedad.

Este momento histórico debe ser analizado en su componente social, pues fue producto de un estallido popular; no orquestado, ni convocado por fuerzas políticas establecidas, sino que fue fruto de un malestar radical contra la clase dirigente del país. Tras los elementos represivos apareció la figura del Teniente Coronel Hugo Rafael Chávez Frías que en procura de defender la voluntad de los protestantes creo un movimiento de resistencia contra el gobierno y contra el cual produjo un golpe de Estado en 1992, fallido realmente y que le llevaría a estar en la cárcel por un periodo de tiempo sin lloriqueos formales y sin hacerse doliente de ser perseguido político o preso político como ocurre con verdaderos instrumentos mediáticos que se hacen pasar por mártires como ocurre en el caso de Leopoldo López en la actualidad.

Todo este recuento histórico es indispensable para comprender la actualidad reciente de Venezuela que no debe ser asumida bajo un dogma en la que chavismo es la panacea de todos los males o en la que se establezca una relación univoca a que quien critica al chavismo es opositor o viceversa; es indispensable entender que el carácter académico de este articulo trae consigo una carga de autosuficiencia en la que la polarización de elementos ideológicos admiten los errores del chavismo pero también ejercen con objetividad el papel fascista que juega un sector poderoso de la comunidad internacional estadounidense y la misma élite tradicional de Venezuela.

La estrategia de una derecha fascista en Venezuela: 

Ya son más de 100 días de protestas en Venezuela y las estrategias han sido diversas. Hemos omitido a pesar de la importancia que tienen otros acontecimientos que parece olvidar la derecha venezolana y los medios internacionales, tales como el golpe de estado que se intentó dar a Chávez en el 2002 y del cual el pueblo le sacó victorioso. Por otra parte, es necesario asumir que lo más esencial que se quiere explicar aquí es el accionar y modus operandi de las élites internacionales y al interior del país:

1) Uso de herramientas juridico-politicas con el apoyo de la OEA, el apoyo burocrático del Departamento de Defensa de los Estados Unidos; instrumentos con los que se pretendía aplicar la Carta Democrática y dar por hecho la salida del gobierno chavista del poder argumentando la existencia de una crisis humanitaria que responde a los usos extensivos de estrategias como las siguientes.

2) La aparición de un escenario de desabastecimiento alimentario constante con el cual encontramos actitudes de la oposición y también errores de las bases del chavismo pues por una parte:

a) El Estado expropió múltiples compañías con el fin de estandarizar los mecanismos de producción al que le faltan bastantes usos financieros dado que el chavismo siguió durante mucho tiempo aprovechando la bonanza petrolera y durante 2002 al 2010 sus importaciones en alimentos seguían dependiendo de las rentas petroleras.

b) La oposición en uso de sus podres económicos en sectores amplios de las trasnacionales que seguían existiendo en el país, tras el control de precios por parte del gobierno opto por empezar a acaparar la producción de alimentos con lo que aparecieron las filas, las colas y los caos para poder acceder a los productos de la canasta familiar.

3) La alianza de sectores de la extrema derecha venezolana con el paramilitarismo principalmente colombiano que ha usurpado a los venezolanos para motivar sangrientos eventos que se narraran más adelante.

4) La cooptación mediática de medios masivos de desinformación que nacen en cuerpos editoriales estadounidenses y británicos tales como CNN, ABC, BBC, New York Times, FOX News, Univisión; cuerpos periodísticos que se creen dueños de la opinión pública y en la inventiva repetitiva de sus corporaciones hemisféricas defienden sus versiones de la historia “sin contexto”; RCN, Caracol, Telemundo, Televisa, Univisión, NTN24, entre otras; ese cerco hegemónico se reproduce en países como México, España y Colombia.

En este último, Colombia, se sabe que existen tres jeques informativos que se movilizan bajo intereses empresariales y mercantiles: la Organización Luis Carlos Sarmiento dueña de medios como Citytv, ADN, El Tiempo, la revista Aló, Portafolio, Don Juan, etc.; la Organización Carlos Ardila Lulle dueña de medios como RCNtv, RCNradio, WIN Sports, NTN24, y 15 emisoras radiales más entre las que se destacan, La FM, La Mega, Radio Uno, Antena2, etc.; el Grupo Empresarial Santo Domingo dueño de la revista Cromos, bluradio, Caracoltv, Caracol.com, El Espectador y como parte intrínseca de toda esta amalgama de sectores llenos de poder de los que se ha demostrado incluso participación de sus presidentes en el patrocinio y financiación de organizaciones paramilitares.

A los anteriores, se debe sumar sin olvido el grupo empresarial Prisa, conglomeraado español que también ha tenido gran interés en ser emisor de mensajes ajustados a los intereses de un país como España donde sus élites quieren una Venezuela enchapada a la antigua, haciéndola una colonia de nuevo; este grupo empresarial administra cadenas como SER, ADN, WRadio, Caracol radio, los 40 principales, Tropicana, Bésame, entre otras.

Algo errante y que desanima es ver como en un país que se hace llamar democrático los oligopolios mediáticos han establecido un poder con tal fuerza que ha creado un miedo constante contra las tendencias políticas de izquierda y que obligan al oyente y al televidente a ser usurpado en su formación política para depender de lo que digan los empresarios; sin embargo este era un aspecto que ya se divisaba desde el siglo pasado y no por cualquier intelectual pues nada más ni nada menos que Albert Einstein decía al respecto:

El capital privado tiende a quedarse concentrado en algunas manos en parte por motivo de competencia entre los capitalistas y en parte porque el desarrollo tecnológico y la división de trabajo, en aumento, estimula la formación de unidades más grandes de producción a costa de las más pequeñas. El resultado de este desarrollo es una oligarquía de capital privado cuyo poder enorme no puede ser efectivamente controlado aún por una sociedad política, democráticamente organizada. (...) Sobre todo, en las condiciones existentes, los capitalistas controlan inevitablemente, directa o indirectamente, las fuentes principales de información (prensa, radio, educación). Es así extremadamente difícil, y en verdad en la mayoría de los casos imposible, para el ciudadano individual sacar conclusiones objetivas y hacer uso inteligente de sus derechos políticos.

La violencia y el contexto 

La autocrítica alrededor de la izquierda latinoamericana es necesaria para así contrarrestar los efectos de la mentira asumiendo que son medias verdades las que se cuentan: Venezuela es sumamente importante para el desarrollo, extensión e internacionalización de un nuevo continente; sin embargo, para la construcción de lo que en el Marxismo básico se suele llamar <> hace falta un eslabón del ejercicio jurídico a la práctica y que puede tener vacíos complejos; se piensa desde el gobierno Bolivariano que a través de la Asamblea Nacional Constituyente se puede profundizar la base jurídica que profundice las relaciones de producción socialistas e impacte en todos los sectores de la economía; sin embargo aunque el plantel ideológico es alto los niveles de deserción por miedo al cambio radical del modelo económico genera un nivel de desaprovechamiento financiero que se ve inusitado en la inflación que sigue siendo usada por múltiples sectores económicos que aun manejan y administran un poder invisible.

Por su parte los hechos cronológicos con los que se ha llegado a hablar de más de 120 muertos durante protestas en Venezuela nunca son contextualizados, estos datos se toman de la página Alba Ciudad para contextualizar entendiendo las dimensiones de las acusaciones que se lanzan contra el oficialismo:

  • Muertes no relacionada con manifestaciones (2): Originalmente se dijo que habían muerto a consecuencia de las manifestaciones, pero familiares o autoridades lo desmintieron: Yey Amaro y Ricarda de Lourdes González.
  • Relacionados con saqueos (16): Personas fallecidas en hechos relacionados con saqueos, ocurridos durante o después de las manifestaciones.
    • Doce fallecieron durante saqueos y hechos de violencia en El Valle; de ellos, ocho fallecieron electrocutados tras ingresar ilegalmente a una panadería.
    • Eduardo Yonathan Quintero falleció en Valencia el 2 de mayo, cuando ingresó a un abasto y el dueño le disparó. El agresor fue detenido.
    • El comerciante Javier Antonio Velázquez Cárdenas fue asesinado en el interior de su restaurante en Tabay, estado Mérida, en medio de saqueos en el sector. No se descarta otro móvil.
    • Isael Macadán fue asesinado en Barcelona en circunstancias relacionadas con saqueos.
    • Víctor Márquez, al parecer participaba en el ataque incendiario al Ministerio de Vivienda en Maracaibo, cuando presuntamente fue afectado por las llamas y se lanzó al vacío.
  • Barricadas y bloqueos (14): Incluimos accidentes de tránsito provocados por barricadas, y muertes en hechos relacionados con barricadas (tratar de pasarlas, haberlas pasado o participar en ellas).
    • Ana Victoria Colmenarez de Hernández y María de los Ángeles Guanipa fallecieron en el distribuidor Girardot, estado Carabobo, cuando el autobús Encava que los trasladaba se volcó intentando esquivar una barricada.
    • Angel Enrique Moreira González, atleta y nadador de aguas abiertas, murió cuando su moto colisionó con un automóvil que iba en contraflujo en la autopista Prados del Este, motivado a las barricadas colocadas en la vía.
    • Carlos Enrique Hernández murió cuando su moto impactó con una barricada que no había visto, en el estado Lara.
    • Carlos Luis Varela Contreras murió víctima de un atraco, cuando no pudo encontrar formas de pasar a su casa en Barquisimeto e intentó pasar por “caminos verdes”.
    • Efraín Sierra fue asesinado tratando de pasar una barricada colocada por opositores en Táchira.
    • José Lorenzo González y Luis Alberto Machado, dos motorizados que murieron en un accidente en la autopista Prados del Este cuando uno de ellos se devolvía tras encontrar una barricada, e impactó con el otro, que no lo vio.
    • Manuel Ángel Villalobos Urdaneta, conducía en Maracaibo cuando se topó con una barricada colocada durante el trancazo de ese día. Intentando evadirla volcó su camioneta, encontrando la muerte.
    • Nelson Moncada Gómez, juez quien intentó pasar una barricada en El Paraíso; presuntamente intentaron atracarlo, se resistió y le dispararon. No se descarta un posible sicariato, dado que fue el juez que confirmó la sentencia a Leopoldo López en 2015.
    • Oliver Villa fue asesinado por desconocidos tras pasar a la fuerza una barricada en Caracas.
    • Ramsés Martínez, recibió un disparo cuando ayudaba a remover una barricada en Barquisimeto.
    • Renzo Rodríguez también recibió una bala frente a una barricada, mientras estudiaba cómo pasarla con su moto.
    • Víctor Betancourt, arrollado en Cumaná mientras se realizaba “el gran trancazo nacional”.
  • Realizaban una barricada o bloqueo (4): Personas que participaban realizando una barricada o bloqueo, y murieron en incidentes relacionados (arrollamiento, etc.)
    • Luiyin Paz: participaba en una barricada en Maracaibo, cuando fue arrollado por un conductor de un camión cisterna.
    • Luis Vera Sulbarán: participaba en una barricada en Maracaibo, cuando manifestantes intentaron detener una camioneta cava, el conductor no se detuvo y lo arrolló.
    • Oswaldo Rafael Britt, manifestante opositor quien fue arrollado por un camión en una barricada en Ciudad Bolívar.
    • Paúl Moreno: participaba en una barricada en el estado Zulia cuando fue arrollado por una camioneta Hilux.
  • Disparos por cuerpos de seguridad (11): Personas que fallecieron presuntamente por la actuación de cuerpos de seguridad asignados para el control de manifestaciones. En esta lista colocamos únicamente a aquellas personas cuyos presuntos responsables de su muerte ya han sido identificados e individualizados.
    • Augusto Puga
    • Christian Humberto Ochoa
    • Daniel Queliz
    • David José Vallenilla
    • Diego Hernández
    • Eury Hurtado
    • Fabián Urbina
    • Gruseny Canelón
    • Luis Alviarez
    • Manuel Castellanos
    • Ronney Eloy Tejera

Por estos hechos hay 39 efectivos procesados, detenidos o solicitados (14 GNB en el caso de Canelón, dos PoliCarabobo en el caso de Queliz, dos PoliCarabobos en el caso de Ochoa, dos PNB en el caso de Alviarez, un PoliTáchira en el caso de Hernández, tres GNB en el caso de Castellanos, 5 policías del estado Bolívar junto a un sargento de la Milicia en el caso de Pugas, tres efectivos de la GNB en el caso de Urbina, un efectivo de la policía aérea en el caso de Vallenilla y cinco efectivos de la policía del municipio Guaicaipuro en el caso de Ronney Eloy Tejera y Eury Hurtado).

Los casos de Jairo Ortiz y Carlos José Moreno Barón no se colocaron acá porque los dos efectivos implicados, que están capturados, no estaban asignado al control de las manifestaciones y actuaron por su cuenta.

  • Disparos por bandas criminales (3):
    • Jesús Leonardo Sulbarán y Luis Alberto Márquez murieron en Mérida tras ser víctimas de disparos de una banda delincuencial vinculada a las protestas opositoras.
    • Pedro Josué Carrillo fue secuestrado y asesinado por bandas presuntamente vinculadas a la oposición en Barquisimeto.
    • Xiomara Scott fue víctima de una banda de motorizados que disparó contra personas en la iglesia El Carmen de Catia
  • Personas que fueron quemadas vivas o linchadas (5)
    • Alexander Rafael Sanoja Sánchez y José Bravo, mueren en Maracaibo cuando opositores violentos, desde una barricada, atacaron al camión conducido por Bravo, quien intentando huir arrolló a Sanoja Sánchez. Ambos mueren incinerados por bombas molotov que les son lanzadas por los violentos.
    • Danny José Subero fue linchado y luego ejecutado en Cabudare, estado Lara.
    • Héctor Anuel Blanco, motorizado a quien le impactan con un mortero artesanal y luego le prenden fuego y apedrean en Lechería.
    • Orlando Figuera fue linchado, golpeado, herido con armas blancas y lo quemaron vivo en Altamira, este de Caracas.
  • Complicaciones de salud (1)
    • Mauro Rodríguez sufría complicaciones en su salud, pero no pudo llegar a un centro asistencial en Barinas a causa de las guarimbas y barricadas.
  • Riñas (1)
    • Jesús Rojas, alias “El Gringo”, quien al parecer era un “guarimbero” o manifestante violento, murió en una riña con otros manifestantes en la plaza Altamira.
  • Manipulación de explosivos (4)
    • Andrés José Uzcátegui, murió en La Isabelica (Valencia) mientras manipulaba un explosivo artesanal.
    • Nelson Arévalo Avendaño, murió en Lara mientras manipulaba un explosivo artesanal.
    • Neomar Lander, murió en Chacao mientras manipulaba un explosivo artesanal que iba a lanzar contra la PNB.
    • Engelberth Duque Chacón, murió en Táriba manipulando un explosivo artesanal.
  • Transitaba cerca de una manifestación pero no participaban (24):
    • Alfredo Figuera, asesinado en El Limón, estado Aragua.
    • Almelina Carrilo fue asesinada en Caracas cuando alguien lanzaba botellas a una manifestación chavista y le impactó por error.
    • Anderson Dugarte falleció tras ser herido de bala cerca de una manifestación opositora en Mérida.
    • Brayan Principal, adolescente, fue asesinado tras un ataque por parte de personas contra un urbanismo construido por el gobierno en Barquisimeto.
    • Carlos Eduardo Aranguren Salcedo, murió en Puente Baloa, en las adyacencias de una manifestación violenta, cuando iba a comprar queso y empanadas para el desayuno para sus hermanos.
    • Carlos José Moreno Barón, de 17 años, iba a practicar deportes cuando le dispararon en la plaza La Estrella de San Bernandino, cerca de una manifestación opositora.
    • Daniel Rodríguez Quevedo, de 18 años, salió de su casa en Santa Ana, estado Táchira, en medio de disturbios, cuando un grupo de motorizados comenzaron a disparar, causándole la muerte.
    • Diego Hernández transitaba cerca de una manifestación en Capacho, y recibió un disparo presuntamente de un PoliTáchira.
    • Eduardo Márquez, transitaba en Pie de Llano, Mérida, en un lugar donde había sido despejada una barricada por la Policía del estado. Al parecer, los grupos opositores regresaron disparando, matando a Márquez y al efectivo de PoliMérida Douglas Acevedo Sánchez.
    • Edwar José Paredes, llevaba a su padre a un centro de salud en Ejido y recibió un disparo en el pecho por manifestantes.
    • Eyker Rojas, en Barquisimeto, se acercó a una manifestación cerca de su casa y recibió un disparo.
    • Isabel Ramona Torrealba Campos, sufrió un infarto mientras trataba de pasar entre barricadas para conseguir transporte público en medio de confrontaciones entre manifestantes, en Barquisimeto.
    • Jairo Ortiz salió a recibir a un amigo cerca de una protesta en Montaña Alta, y un efectivo policial de tránsito que no formaba parte del operativo de contención le causó la muerte.
    • Jhonatan Zavatti, de 25 años, asesinado en Petare
    • José Francisco Guerrero, de 15 años, iba a comprar harina en un abasto cuando fue asesinado en Sabaneta, estado Táchira.
    • María Estefanía Rodríguez, de 46 años, asesinada en El Cují, estado Lara, intentando pasar por una manifestación.
    • Manuel Castellanos estaba haciendo una cola en Tucapé, estado Táchira, cuando se acercó a una manifestación y recibió un disparo.
    • Mervins Guitian Díaz, joven con discapacidad motora, recibió un disparo en el estómago cuando huía de una manifestación violenta en Petare.
    • Miguel Angel Colmenares se acercó para ver una manifestación cerca de su casa en Barquisimeto, cuando personas se acercaron y le dispararon 11 veces.
    • Paola Ramírez fue asesinada en Táchira cuando alguien disparó contra un supuesto “colectivo chavista” que cometía hechos irregulares, y le impactó por error.
    • Rubén Darío González, adolescente de 16 años asesinado en La Isabelica, estado Carabobo, cuando regresaba a su casa de una práctica de boxeo.
    • Sócrates Salgado pasó por una manifestación en el estado Vargas estando delicado de salud, para buscar a su esposa, cuando al parecer sufrió un ataque.
    • Yaneth Angulo Parra, profesora jubilada; intentó mediar en una manifestación cerca de su casa cuando fue víctima de un disparo,
  • Efectivos asesinados (7):
    • Douglas Acevedo Sánchez, efectivo de la Policía de Mérida, falleció tras disparos de encapuchados.
    • Gerardo José Barrera Alonso, efectivo de PoliCarabobo, falleció tras un ataque de manifestantes.
    • Jonathan Alexander Jiménez, efectivo del Dgcim, asesinado en El Guarataro.
    • Jorge David Escandón, efectivo de PoliCarabobo, falleció por presuntos francotiradores.
    • Neumar Sanclemente era un Guardia Nacional Bolivariano asesinado mientras cumplía con su deber.
    • Ronny Parra Araujo, sargento de la Guardia Nacional asesinado en Aragua.
    • Wilfredo Mendoza, Guardia Nacional Bolivariano asesinado en Altamira quien no estaba en servicio; se esperan resultados de la causa de la muerte.
  • Otros casos (30) están en investigaciones y no se difundieron datos suficientes sobre cómo ocurrió el deceso o quién fue el presunto homicida, o hay controversia al respecto (Adrián Duque, Alfredo Carrizales, Andreson Abreu Pacheco, Armando Cañizales, Augusto Puga, César Pereira, Diego Arellano, Edy Terán, Elvis Montilla, Erick Molina Contreras, Fernando Rojas, Freiber Pérez, Hecder Lugo, Jhon Alberto Quintero, Johán Medina, José Gregorio Mendoza Durán, José Gregorio Pérez, Juan Antonio Sánchez Suárez, Juan Pablo Pernalete, Luis Miguel Gutiérrez, Manuel Sosa, Miguel Bravo, Miguel Castillo, Miguel ‘Mike’ Joseph Medina Romero, Roberto Durán, Rubén Morillo, Yeison Mora, Ynigo Jesús Leiva, Yorman Bervecia, Joven de 15 años nmo identificado en Maracaibo).

Dos personas (Diego Hernández y Manuel Castellanos) se cuentan tanto en el listado de quienes transitaban cerca de una manifestación, como de quienes serían víctimas de cuerpos de seguridad.

Por otro lado, es necesario señalar que las siguientes personas han muerto por esferas metálicas o metras: Adrián Duque, Armando Cañizalez, César Pereira, Diego Arellano, Miguel Castillo, Roberto Durán, Yeison Mora.

Estos hechos delictivos tanto de parte del oficialismo venezolano como de los llamados “guarimberos” han sido investigados por las organizaciones del estado tanto la Defensoría del pueblo, como el Ministerio de Relaciones Interiores y el Tribunal Especial Militar pues la Fiscalía General no estaba cumpliendo sus funciones dado que la Guardia Nacional capturaba a los delincuentes y eran dejados en libertad a las 24 horas; este hecho ha dado un sobrevuelo internacional tratando de manifestar que la justicia está siendo violada en Venezuela.

Con muchos de estos aspectos investigados y un poco más contextualizados podemos contribuir a la inferencia plena de que la crisis humanitaria ha sido principalmente causada por los instrumentos necrófilos de los que se vale la oposición venezolana usando herramientas como la muerte para abanderar héroes que son asediados por sus propios colectivos violentos para luego presentarlos como mártires del “régimen”.

Sumado a estos hechos que en eventualidad han sido los más graves también hay que recordar que alguno de los actos más violentos de los grupos opositores estuvo marcado por lo que puede catalogarse un acto terrorista en cualquier parte del mundo pero que no tuvo relevancia internacional; el día 21 de abril bandas armadas irrumpieron en un hospital materno infantil con 54 niños internados y terminaron prendiéndole fuego a lo que tuvo que ser desalojado antes de que dicha actitud terminara en una tragedia; con respecto al accionar delictivo se encuentran ataques contra el metro de Caracas, Universidades y Monumentos, entre otros.

Cientos de sectores públicos externos a la realidad de Venezuela han procurado tomar como una burla las declaraciones del presidente Nicolás Maduro cuando este culpa en gran medida a la oposición y al imperialismo norteamericano pues hacen uso de dichos elementos inminentes bajo la lupa geopolítica como si fueran simples excusas de un modelo revolucionario obsoleto e inservible. Sin embargo, no es posible obviar y pasar por alto los actos del gobierno de los Estados Unidos que ha promovido desde sus mandatarios la lógica guerrerista y de odio contra el modelo revolucionario acusándolo incluso durante el gobierno de Barack Obama de ser una amenaza para la estabilidad de los Estados Unidos y de la región; aspecto que generó revuelo internacional y que ha estado a la defensiva para que los pobres del mundo crean que el socialismo no resuelve nada y que acaba con todo; estas condiciones de uso legítimo de su poder corporativo ha sembrado ese mismo germen anti-intelectual desde épocas de la guerra fría y ha transformado sus discursos intrusivos, reemplazándolos por lo que se denomina hoy en día como “golpe suave”; en el que el reiterado uso de lentes sin contexto contando medias verdades empiezan a pulir miedos y terrores al cambio, que se insertan en la lógica del lumpen y la sociedad civil analfabeta política.

La dictadura será dictadura, pero del proletariado, si todo se hace bien:

Se ha insistido en que Venezuela es una dictadura, pero de las últimas 19 elecciones ha ganado 17 en comicios populares a través de la participación democrática del pueblo. En torno a esto giran hechos vedados que manifiestan la obligatoriedad que tienen los miembros de cargos públicos en garantizar el voto; aspecto que se ha desmentido en la medida en que cada vez que ocurren unas elecciones se acepta la pérdida o se asumen roles concretos en la sociedad civil. Ese es el riesgo que corre el chavismo si llegadas las elecciones del próximo año llegara a perder, pero es imposible llamar dictadura a quienes bajo la supervisión internacional de organismos europeos y expresidentes estadounidenses realizan sus elecciones. Tal es el caso de Jimmy Carter, quien a pesar de estar en contra del gobierno venezolano, señaló en el 2006 públicamente que: "De hecho, de las 92 elecciones que hemos monitoreado, yo diría que el proceso electoral en Venezuela es el mejor del mundo".

La infraestructura se hace debilidad porque el aparato productivo aún no está al alcance de todos los ciudadanos. Para esto hay que superar la crisis social en la que se ha intervenido a través de la superestructura ideológica a la clase media de la sociedad venezolana que principalmente debe dejar de pensar en la propiedad individual de sus relaciones de producción y empezar a ser formada a partir de relaciones sociales solidarias, cooperativas y socialistas.

Venezuela está en la transición de una victoria que consolide la emancipación y libertad. La libertad de un pueblo que en la medida en que vaya consolidando un poder productivo autónomo y disminuya la dependencia rentista de los casi 60 años de los que fue víctima, debe acabar de una vez por todas el cerco mediático. Todo esto para al final ver la racionalización de nuevos elementos que hagan extensiva la revolución de los pueblos en procura de construir un nuevo ser humano para el mundo.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1979

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los ‘Cisnes blancos’, los dos bombarderos nucleares que defenderían Venezuela de una invasión

Los ‘Cisnes blancos’, los dos bombarderos nucleares que defenderían Venezuela de una invasión

VIDEO: El infierno de los calabozos de Maduro en Caracas

VIDEO: El infierno de los calabozos de Maduro en Caracas

Defensa de venezolano a Santos se volvió viral

Defensa de venezolano a Santos se volvió viral

Nota Ciudadana
El día a día en La Parada, donde paran los venezolanos que llegan a Colombia

El día a día en La Parada, donde paran los venezolanos que llegan a Colombia