¿Sobre qué se califica al Gobierno?
Opinión

¿Sobre qué se califica al Gobierno?

Si se ve la gestión de este gobierno con base en resultados, es prematura cualquier calificación, y si se hiciera tendría que ser bastante positiva

Por:
mayo 10, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

Mientras el punto de partida para buscar una evaluación de consenso sobre una gestión de gobierno sea la posición o afiliación politica de cada quien, parece difícil -por no decir imposible- que se logre algún resultado.

Por ejemplo, en el caso de Trump supera cualquier imaginación que en Estados Unidos un expresidente que en dos ocasiones surtió un proceso de ‘impeachment’ (censura e intento de destitución) durante su ejercicio, y que después, como ciudadano común, probablemente sea sentenciado en varias causas penales (fuera de otras civiles), mantenga a su favor una intención de voto que no solo le permita ser el candidato a la presidencia por su partido, sino inclusive liderar las posibilidades de alcanzarla.

Excepciones hay como el caso del anterior líder de la mayoría del Senado (Mitch McConnell, Republicano y exbaluarte del Trumpismo) quien relató que al ver que unos jóvenes le daban una paliza a otro por llevar una camisa de un candidato que no les gustaba pensó que él mismo había llegado a ese nivel de salvajismo y de primitivismo y que sería capaz de actuar como esos muchachos. Dice que entendió que el fanatismo en política hace que siempre aparezcan argumentos para justificar posiciones extremas, pero que debe uno evitar caer en eso.

Sobre la gestión del nuestro actual gobierno hay enfoques diferentes, cada uno con los argumentos correspondientes para defender posiciones prejuiciadas.

Si se ve con base en los resultados, no solo es prematura cualquier calificación, sino si se hiciera tendría que ser bastante positiva: en lo económico bien lo señala el exministro Ocampo  (y lo reconocen todos los analistas), se recuperó la tasa de cambio, el interés de los TES se redujo, ha disminuido el déficit fiscal, igual que el desbalance de la cuenta corriente de la balanza de pagos,, y se ha conservado la estabilidad macroeconómica; además en algo se ha reducido el desempleo y comienzan a aparecer indicios de disminución de la inflación (variables que siempre toman tiempo en responder a las medidas que se toman). Por otro lado, la Reforma Tributaria, la adición presupuestal y los precios del petróleo le han dado al gobierno más recursos que a cualquier antecesor, y estos ya han sido destinados a programas del sector social y a compensar los desequibrios que tradicionalmente han caracterizado nuestro poblacion.

_______________________________________________________________________________

Los resultados poco son tenidos en cuenta por quienes, fijándose más en cómo las declaraciones del presidente coinciden con los prejuicios que contra él tienen

_______________________________________________________________________________

Estos resultados poco son tenidos en cuenta por quienes, fijándose más en cómo las declaraciones del presidente coinciden con los prejuicios que contra él tienen, lo que ven es la prueba de que lo que nos espera es convertirnos en una ‘segunda Venezuela’. Que estamos camino a una dictadura; que se está montando la candidatura de la esposa del primer mandatario para continuar ese camino; que la forma en que se expresa Petro prueba que deliberadamente desconoce la institucionalidad y busca remplazarla por una ‘soberanía popular’; etc…

Y por supuesto hay quienes hacen más énfasis en la incertidumbre que nace de las condiciones objetivas que lleva cualquier proceso de cambio de fondo como el que se está intentando. Incertidumbre que se aumenta y complementa con la cantidad de factores externos que quedan fuera del control e incluso de los cálculos probabilísticos de los analistas.

Al ver que en los medios de comunicación los ‘comentaristas’ se expresan con tanta vehemencia que se vuelve violencia, se entiende el nivel de polarización al cual hemos llegado, pero además lo difícil que será que el colombiano normal recapacite antes de emitir opiniones categóricas respecto a la forma en que somos gobernados. Si cada quien se comparará con aquellos a quienes descalifica por sufrir un fanatismo político, probablemente caería en cuenta  que nos entregamos a los instintos más primitivos e irracionales cuando de juzgar a nuestros gobiernos y gobernantes se trata.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Las preguntas sobre el atentado a Trump

Las preguntas sobre el atentado a Trump

¿Puede el Orgullo Gay de Madrid ser el nuevo Woodstock?

¿Puede el Orgullo Gay de Madrid ser el nuevo Woodstock?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--