Senador Petro, así no se hace democracia

"Esta no debe ser producto de la imposición de ideas, sino el resultado de debates respetuosos y democráticos que conlleven a mejorar el país en el que vivimos"

Por: Arley Fernando Gómez Hernández
abril 08, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Senador Petro, así no se hace democracia
Foto: Las2orillas

Senador Gustavo Petro Urrego:

Mi nombre es Arley Gómez. Muy seguramente este nombre a usted no le cause ningún tipo de sentimiento por el desconocimiento que debe tener del mismo, pero es mi deber decirle que desde poco más de una década he venido dando luchas en mi departamento del Meta por muchas causas que considero necesario llevar a cabo, motivo que sirvió de plataforma para ser candidato al senado y ahora me lleva a ser candidato a la gobernación del Meta.

Dicha aspiración ha venido despertando sentimientos de admiración y respaldo en muchas partes de este departamento y en todos los sectores de la sociedad, algo que me permite decir que me he venido convirtiendo en una opción de poder entre quienes ven en las instituciones actuales y sus gobernantes más de lo mismo. Un sentimiento que, debo aclarar, es común en casi todo el país.

El pasado domingo fui invitado por algunos miembros de la Colombia Humana a ser escuchado en la asamblea departamental que sería llevada a cabo en Villavicencio. Cita a la que llegué puntual y en la que me saludé con varios miembros que no solo son amigos de vieja data, sino a los que a pesar de existir diferencias he respetado profundamente.

Y digo que existen diferencias porque no soy miembro de la Colombia humana, milito dentro de la Alianza Verde y voté por Fajardo en la primera vuelta y en blanco en la segunda. A pesar de eso, muchas personas de su movimiento encuentran razones para respaldar mi nombre a la gobernación.

No obstante, pasados algunos minutos, llegó Orlando Jiménez, a quien procedí a saludar y quien despreció mi gesto. Pero eso no fue todo, paso seguido me invitó a desalojar el recinto aduciendo la razón de que yo le caía mal. Algo a lo cual accedí sin objeciones, no sin antes ver que muchos de quienes estaban ahí presentes no estaban de acuerdo.

Ante eso debo decirle, senador, que actitudes como la del señor desdicen mucho su movimiento porque es precisamente por esos gestos que muchas personas, que hoy no lo quieren a usted o desconfían de sus capacidades de gobierno, desean blindarse, porque el proceder de este señor no es de una democracia sino de una tiranía.

Ese señor no puede obligarme a quererlo a usted y menos de la forma como lo hizo, aún más en un recinto en donde no solo se debatía democráticamente, sino en donde amenazó con hacerme desocupar si permanecía ahí, desconociendo no solo el nivel democrático del auditorio sino la autonomía de quienes en ese instante eran testigos de tan bochornoso incidente.

Debo decirle que ante tal suceso es mi deber no guardar silencio y manifestarle a usted y a su movimiento que la democracia no puede ser el producto de la imposición de ideas, sino el resultado de debates respetuosos y democráticos que conlleven a mejorar el país en el que vivimos.

Adicionalmente, debo decir que en ocasiones he escuchado de muchos miembros de su partido criticar la forma mesiánica como algunos militantes del Centro Democrático se refieren al señor Uribe, pero actitudes como las del señor Orlando Jiménez me hacen deducir que aquello que tanto se critica es lo mismo que él práctica, pues la ira del señor tenía que ver con yo no accedía a comprometerme con su campaña a la presidencia en el 2022. Desconociendo no solo mi militancia en otro partido, sino también que la campaña en la que estamos comprometidos no es la de su presidencia, senador Petro, sino la de mi departamento. ¿Puede existir algo más delirante que esto?

Para terminar, debo expresar que en mi familia, como en muchas otras, existen todo tipo de corrientes políticas y la suya no es la excepción. Sin embargo, siempre hemos respetado la opinión de los demás y no hemos caído en la absurda idea de ser intolerantes. Por el contrario, la mejor manera de demostrar cariño es respetando lo que los demás opinan.

Le sugiero, muy respetuosamente, que llame a sus militantes a la cordura y a la sensatez, independientemente de que algunos de ellos no sientan simpatía ni por mi nombre o por mis luchas o por mis ideas.

Con total respeto, quedo atento a sus comentarios.

-.
0
9035
Humillado, acorralado y deprimido: así pasó su último cumpleaños Pablo Escobar

Humillado, acorralado y deprimido: así pasó su último cumpleaños Pablo Escobar

El general Mora, un guerrero arrepentido de haber firmado el Acuerdo con las Farc

El general Mora, un guerrero arrepentido de haber firmado el Acuerdo con las Farc

Honduras: Nasry Asfura, el líder oficialista reconoció la victoria de Xiomara Castro en las elecciones

Honduras: Nasry Asfura, el líder oficialista reconoció la victoria de Xiomara Castro en las elecciones

Otro envión de Gilinski: ahora va también por Suramericana

Otro envión de Gilinski: ahora va también por Suramericana

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus