Opinión

Parece que no han podido entender nada…

No han entendido que nada sacan con no reconocer la naturaleza del inconformismo, denunciar conspiraciones del castrochavismo, y convertir en un problema de vandalismo la masiva expresión de insatisfacción

Por:
enero 01, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Parece que no han podido entender nada…
No han podido entender que los resultados producidos por el neoliberalIsmo no han dado satisfacción a la gente.

Tienen razón en cuanto a que lo que ha despertado el movimiento social son unos males acumulados a lo largo de años.

Tienen razón en que no sería posible esperar correcciones en el breve periodo de lo que va de gobierno.

Tienen razón en que lo limitado de los recursos no permite ofrecer las soluciones que se necesitan y que se esperan.

Tienen razón al defender que los objetivos de su gestión coinciden mayormente con las aspiraciones de los marchantes (luchar contra la corrupción, contra la pobreza, contra el desempleo, por mejorar la salud, la educación, la Administración de Justicia, etc).

En casi todos los argumentos que se esgrimen para defender al gobierno y al presidente tienen razón, pues es obvio que no se está buscando el malestar de la población, ni se trata de hacer daño a los ciudadanos.

Pero es evidente que no han logrado entender que es lo que está sucediendo.

No han podido entender que lo que estamos viviendo es el agotamiento de un modo de producción que cumplió un ciclo y transita hacia uno nuevo.

No han podido entender que los resultados producidos por el neoliberalismo no han dado satisfacción a la gente.

Y están tan desorientados que cada ensayo de solución profundiza más lo que trata de corregir.

No es propiamente acertado pronunciar un discurso homenaje al ministro de Defensa proclamando héroe de la patria cuando éste debe renunciar por el rechazo del público.

No han entendido que la respuesta a la crisis no se encuentra en apoyarse en el Congreso y en los partidos políticos cuando según las últimas encuestas estas entidades tienen un desprestigio del orden del 80 % en la población.

El esperado e inevitable movimiento del gabinete no fue para dar respuesta a un cambio que se esperaba sino para radicalizar las mismas orientaciones.

No comprenden que con citar cifras y cifras de lo que se destina en recursos para cada programa la idea que trasmiten es que están orgullosos de la gestión con la cual el resto de la gente no se encuentra satisfecha.

No entienden que el crecimiento del cual se precian no viene de mayor producción de riqueza ni de mejora en la organización de la economía, sino de un aumento en el consumo generado por varios millones de inmigrantes y por el ingreso del doble de remesas de los exilados colombianos en el extranjero, lo que se equilibra con mayor endeudamiento, mayores importaciones y déficits comerciales y de la balanza de pagos, pero que en nada se refleja en la vida diaria del común de la gente; que el aumento del PIB lo arrastran el comercio y la banca que se mueven con el consumo pero no la industria y la agricultura que, siendo las que sí generan riqueza, no han podido salir de la postración.

No han entendido que nada sacan con no reconocer la naturaleza del inconformismo e intentar denunciar conspiraciones del ‘castrochavismo’ o del Foro de São Paulo; ni les sirve el intento de convertir en una problema de vandalismo o de perturbación del orden público la masiva expresión de insatisfacción de la nación. También se equivocan al suponer que diluyendo en el tiempo la respuesta a las aspiraciones colectivas estas marchas se calmarán

________________________________________________________________________________

Se equivocan al suponer que diluyendo en el tiempo la respuesta a las aspiraciones colectivas estas marchas se calmarán

_________________________________________________________________________

Cometen un error al asumir que existe un propósito de tumbar al Presidente, cuando es el perseverar en la continuidad de la forma de gobierno lo que no cuenta con el apoyo ciudadano; con la presentación de “no pudieron” convierten en un enfrentamiento gobierno-ciudadano  lo que es una protesta contra el estado de cosas (contra El Estado como es hoy).

No entienden que cuando la calle protesta y pide una negociación sobre unos puntos que plantea, lo que espera no es una “conversación” sobre temas diferentes (tres días de IVA, devolución del mismo a ciertos estratos, reducción de pensiones), que aunque pueden ser positivos no responden a la causa de los disturbios.

Parecen insensible a la irritación que produce el mentir al negar y desconocer que presentaron las propuestas contra las cuales nacen las manifestaciones.

Además de inoportuno, es irresponsable presentar una reforma tributaria desarticulada (la inicial se basó en una generalización del IVA a toda la canasta familiar y un gravamen a la compra de viviendas de lujo, y las dos desaparecieron) y sacarla a pupitrazos sin debatir ni proponer alternativas coherentes con el cambio que eso produce.

Pareciera que en cada decisión lo que se intentará es desafiar la opinión pública asumiendo la posición contraria de lo que se esperaría. Como no es sensato pensar que ese sea el propósito, la única explicación es que no entienden nada…

Publicada originalmente el 11 de diciembre de 2019

-Publicidad-
0
19700
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Trump: un ejemplo indeseable

Trump: un ejemplo indeseable

Duque: ¡despierte!

Duque: ¡despierte!

No más cuentos del ‘crecimiento económico’

No más cuentos del ‘crecimiento económico’

El ‘mejor aliado’ del matón del barrio

El ‘mejor aliado’ del matón del barrio

La mediocracia o en qué está el gobierno de los medios

La mediocracia o en qué está el gobierno de los medios

No es un misterio la razón del paro

No es un misterio la razón del paro

¿En manos de quién estamos?

¿En manos de quién estamos?

¿Por qué se manifiestan los jóvenes?

¿Por qué se manifiestan los jóvenes?