No pudieron con el Aeropuerto del Café, ahora quieren el Matecaña

Dicen que este terminal aéreo está condenado, que es inviable y que su pista se va a derrumbar. ¿Qué tan cierto es esto?

Por: Juan Nicolás Gaviria B.
marzo 02, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
No pudieron con el Aeropuerto del Café, ahora quieren el Matecaña
Foto: aeromate.gov.co

Resulta que a mediados del 2020 el director de un medio de comunicación alternativo e independiente de Pereira me comentó con entusiasmo que lo habían invitado a coordinar las comunicaciones de un emprendimiento que buscaba promover, de nuevo, una APP para quedarse con el Aeropuerto del Café en Palestina, departamento de Caldas.

Incluso me dejó ver algunos diseños bastante interesantes, que mostraban una pista en forma de viaducto imponente. Me decía que este aeropuerto sería el de mayor tráfico de carga en la región, que incluso seria hub de aerolíneas de bajo costo y que con él el Matecaña no se necesitaría más.

Me comentó también que los promotores eran mexicanos y canadienses. Los primeros, el brazo técnico y los segundos, el brazo financiero con bastante experiencia en ese tipo de negocios.

Ahora bien, a ese comentario no le di mucho eco, pues, en mi opinión y me tendrán que disculpar los amigos de Manizales, ese emprendimiento de Palestina es una “enguanda”.

Son 1,8 billones de pesos para un capricho que no cuenta con las condiciones para el tráfico de carga, pues está a 1.680 m.s.n.m y flanqueado por varias cadenas montañosas. Tampoco, el tráfico necesario de carga o de pasajeros, pues Pereira ya consolida más del 70% del tráfico de todo el eje y eso no cambiará fácilmente. En todo caso, resulta ser un despilfarro de recursos, un negocio sin cierre financiero y lejos está de tenerlo.

Pero bueno, no nos desviemos del tema. Para la segunda mitad del año 2020 se vio nuevamente en Manizales algún movimiento interesante en este frente. Resultó que la firma Fibercell International, con sede en México y Colombia, estaba promoviendo por segunda vez una APP para sacar adelante el aeropuerto de Palestina. Advertía la capacidad de invertir de 2,5 billones de pesos, bastante más que en su último intento.

Ese emprendimiento no avanzó, pues la ciudadanía de Manizales y su clase política no le jaló. Evidencia de ello quedó en el periódico La Patria de Manizales el pasado 4 de agosto, donde se advierten preocupantes dudas sobra empresa colombo-mexicana Fibercell International, su experiencia, e incluso su capacidad financiera. Pueden más leer sobre ello aquí.

Ahora bien, hasta ese momento yo no tenía idea de quiénes eran los señores de Fibercell y cómo se estaban moviendo en la zona, pero esta semana ocurrió algo que despejó las dudas.

Resulta que en los últimos meses se vienen publicando columnas en el medio del amigo que refiero al inicio bastante criticas y algo alarmistas; advirtiéndole a los pereiranos que el aeropuerto Matecaña está condenado, que es inviable y que su pista se va a derrumbar.

Pero la cosa no queda allí. Está última semana de febrero fue convocado un foro virtual por parte de uno de los columnistas de ese medio; foro en el cual se pretendía "develar" todas las fallas, las que presuntamente yacen en las obras que hoy se adelantan en el aeropuerto y en Portal de la Villa.

Pues bien, para el análisis técnico en este foro fue invitado el ingeniero Leonardo Álzate López, presidente de la empresa Fibercell International.

El ingeniero Alzate previamente, de forma irresponsablemente, había emitido juicios y análisis técnicos a partir de fotos, videos y un breve paseo en carro por el lugar, comentarios que tenían a más de uno con los pelos de punta y faltaría más, el ingeniero fue presentado como una autoridad en la materia y su discurso era comprensible. Pero omitió consultar previamente con las autoridades pertinentes sobre el estado de las obras y así darle rigor a sus apreciaciones.

Un hecho lamentable que ya de entrada debería generar suspicacias. Pero para quienes fueron testigos de tales acusaciones, solo les pareció menester creer ciegamente el discurso y enfilar baterías contra el aeropuerto, la administración municipal, Opam e Invías.

En todo caso el evento se llevó a cabo con una particular omisión en la lista de invitados. Pues si se trataba de un emprendimiento cívico y lejano de sesgos políticos o comerciales, se esperaría la mayor participación de todas las orillas. Sin embargo no fue así, se notó una intención de omitir a cualquier invitado que pudiera lograr ecuanimidad y objetividad en la información.

Ejemplo de ello fue la omisión en la invitación al ingeniero Diego Ríos, quien fue diseñador de las obras de contención y mitigación en el Portal de la Villa; y al ingeniero Álvaro Millán, quien hizo los estudios y diseños de buena parte de las obras que hoy se adelantan por parte de Opam. Tampoco invitaron al gerente del aeropuerto Matecaña (Francisco Valencia) y menos a algún representante de Invías u Opam.

Lo que pretendían era dar una clase magistral sobre la supuesta inviabilidad del Matecaña anhelaban un monólogo, no una discusión seria. Sin embargo, esa empresa se frustró, pues los "no invitados" se enteraron por rumores de este evento, les facilitaron por otras vías el link para el foro y participaron activamente.

En todo caso un ejercicio cívico interesante, digno de reconocer, pues ese tipo de espacios y ejercicios dignifican la labor de vigía que debe ostentar la ciudadanía. Claro esta, siempre que primero nos despojemos de la camiseta comercial o política.

Ahora bien, en el transcurso del evento se advierte un análisis si bien técnico, más bien apresurado y carente del rigor que se esperaría por parte de quien se atreve a acusar, además de quien cuestiona la probidad de la administración en las gestiones que adelanta y quien, con celeridad genera pánico en la ciudadanía.

En resumen, se advierte por parte del ingeniero Álzate una persona que se esfuerza por justificar sus apreciaciones preliminares sin embargo, solo a partir de fotos; se le evidencia desinformado sobre las condiciones del territorio y las formaciones geológicas de la zona, también se le entiende completamente descontextualizado sobre las acciones que se han ejecutado preliminarmente, las obras que se están ejecutando actualmente y las soluciones proyectadas.

Como decía, un discurso vacío y lleno de desconocimiento sobre la realidad técnica y las características del suelo donde reposa la pista. Además, se apresura con irresponsabilidad en advertir que la pista reposa sobre las rocas que se deslizaron el año pasado, lo cual fue desmentido por el Ingeniero Ríos, quien tomó la palabra con prontitud para explicar magistralmente y con absoluto respeto, aún ante este dantesco escenario.

En el transcurso de la reunión, y ante la oportuna intervención del ingeniero Ríos, se observa un cambio de tono por parte del ingeniero Alzate, se le puede notar inseguridad sobre lo que habla y las acusaciones que se pretendían no se logran, pues el ingeniero Ríos explica con detalle y prontitud, aclarando con precisión cada pregunta que eleva su contraparte.

Ante la intervención del ingeniero Ríos, el ingeniero Alzate se ve acorralado; opta por cambiar la lógica de su foro y lo convierte en un diálogo con el ingeniero Ríos, pues encuentra en él claridad y veracidad sobre lo que en efecto se viene haciendo en la zona. Se evidencia entonces, que la alcaldía de Pereira ha obrado con rigor en este frente.

Concluye el ingeniero Álzate afirmando que, en efecto la administración municipal ha hecho absolutamente todo, todo lo que él creía se debía hacer y pretendía ofertar. De esta forma se empieza a develar el real objetivo de este ejercicio “cívico” y también expone la mezquindad de quien lo organiza.

Concluye el ingeniero Álzate con las siguientes frases, que me tomo la libertad de citar:

(…) Con esto yo deduzco perfectamente, que todo el sistema de la estructura de soporte de la pista está totalmente estabilizado a corto y largo plazo por las obras que se han realizado a lo largo de estos años. Entonces creo que, en este sentido, darles la seguridad a ustedes que los pereiranos si se han preocupado por su aeropuerto (…)

Y remata así:

(…) Señor (organizador del foro). Usted puede estar seguro de que, por la parte de estabilidad, las autoridades del aeropuerto y de la ciudad tienen la pista totalmente cubierta y los felicito (…)

Pues bien, para tranquilidad de los pereiranos y en la opinión del ingeniero Álzate, la pista del aeropuerto Matecaña se encuentra indemne ante los eventos generados por la falla del Portal de la Villa; adicionalmente las vibraciones que derivan del despegue y aterrizaje de aviones tampoco están afectando la estructura y estabilidad de esta, sumado a que las obras de canalización de aguas lluvias, impermeabilización del terreno y contención de taludes, ya se encuentran en proceso de ejecución según cronograma por parte del municipio e Invías.

En resumen, no creo que vayamos a tener a los amigos de Fibercell International haciendo trabajamos por aquí en el corto plazo, nuestros ingenieros al parecer sí dieron la talla y podemos estar tranquilos.

Sin embargo, quienes no deben estar tranquilos son aquellos que se vieron expuestos por cuenta de este ejercicio "cívico", aquellos que vulgarmente “se dieron un tiro en el pie”.

En todo caso, yo esperaría que así como aquellas columnas alarmistas retumbaron por todos los rincones de las redes sociales, esta columna aclaratoria y claramente en defensa de nuestra plataforma económica y de conectividad internacional goce de igual difusión.

Nos vemos el domingo con la segunda parte de "Atreverse a cosas poderosas".

-.
0
45200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Atreverse a cosas poderosas (I)

Atreverse a cosas poderosas (I)

Nota Ciudadana
Aerocafé no es una enguanda

Aerocafé no es una enguanda