Neymar, una gambeta con un precio exagerado

"Un equipo, hijo de las tierras donde yacen los elíseos, decidió desembolsar un monto estratosférico para hacerse a sus servicios… más de 200 millones de euros"

Por: Stiven Hurtado
agosto 03, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Neymar, una gambeta con un precio exagerado

Trastabilla con los pies de sus contrarios cuando estos hartos de sentirse los burlescos de su magia deciden propinarle una fuerte zancadilla. Hace goles que un humano del común tan solo lograría medio igualarlos jugando 5 horas frente a una consola de video. Camina de la mano del usual desdén de los que saben que los lentes de los sosos reporteros los persiguen para retratar su más apuesto ángulo, es una estrella dentro y fuera de las canchas y su nombre es Neymar.

¡Es verdad! En ocasiones sobreactúa y finge faltas, camina cual rapero en Nueva York con sus muñecas y su cuello atestado de diamantes. Se cree una estrella y en verdad lo es, tal vez en sus espaldas pesa. Le tocó jugar justo en la era donde dos aventajados se disputan fuertemente la corona: ¡Lionel y Cris! Sin embargo, no importa, es difícil no reconocer que quizá en un futuro no lejano los sucederá en el trono. Es un afortunado, un poco desaplicado, pero talentoso, un virtuoso amado del balón.

Sin desconocer ninguna de las virtudes antes dichas, y alejándonos un poco de la esbeltez de sus regates, el astro brasilero ahora es noticia, y no por anotarse un gol de tiro libre, ni por haber eludido a un equipo entero y rematar de bicicleta. ¡No! Ahora el astro es noticia por batir un récord, un impactante récord. Un equipo, hijo de las tierras donde yacen los elíseos, decidió desembolsar un monto estratosférico para hacerse a sus servicios… más de 200 millones de euros costó la transacción.

Después de ver tan despampanante cifra, y sin presunción de propagar un virus de cizaña, y mucho menos trasladar a vuestras bocas el cliché amarescente que redacta que ahora “nos morimos más de envidia que de cáncer” (aunque cierto), la intención que se amanceba en estas letras es la de prender un foco (aunque sea pequeño) de conciencia. Esto, para detenernos un instante y dirimir el nudo que se amarra del gaznate de lo justo y precisar si es conveniente que en un mundo lleno de escaseces y problemas tan agudos sigan aleteando por los cielos del mercado futbolero bultos de dinero que como aves sobrevuelan sin control alguno. Aunque hay gente que piensa que cada quien puede hacer con su plata lo que quiera (apreciación no del todo equivocada), creería que ya es tiempo de poner una frontera, un confín que frene la locura de la industria frente a la compensación de las necesidades de los hombres, porque aún siendo un aficionado futbolero puedo concluir en mi pensar (queriendo conocer el pensar de quien me lee) que hoy por hoy Neymar posee una gambeta con un precio exagerado.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1440

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
En video: Neymar y su 'teatro' son una pena para el fútbol mundial

En video: Neymar y su 'teatro' son una pena para el fútbol mundial

Nota Ciudadana
Los ‘cracks’ del Baryern no le perdonaron a Ancelotti su preferencia por James

Los ‘cracks’ del Baryern no le perdonaron a Ancelotti su preferencia por James

Nota Ciudadana
Neymar: del

Neymar: del "próximo Robinho" al "próximo Figo"

Nota Ciudadana
El fin de la leyenda de Neymar

El fin de la leyenda de Neymar