No todos los colombianos son xenófobos, algunos también ayudan a los venezolanos

Raysis dejó su país dada la grave situación, vino a Colombia y encontró una mano amiga que la ha ayudado a ella y a los cuatro niños que tiene a su cargo

Por: Natalia Parada Álvarez
agosto 03, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
No todos los colombianos son xenófobos, algunos también ayudan a los venezolanos

Queda solo el recuerdo de lo que era tener un hogar, un plato de comida y la tranquilidad de pertenecer a un lugar. Raysis Aponte no solo extraña a su familia, ella vive cada día la zozobra de pasar la noche en una casa prestada, donde uno de estos días le dirán que ya no se puede quedar.

Cada día se levanta con la esperanza de poder volver a su hogar; sin embargo, esa esperanza se convierte en angustia cuando se enfrenta a la realidad de tener que salir a rebuscarse lo de sobrevivir ese día. Tiene cuatro niños a su cargo, dos hijos y dos sobrinos.

Esta mujer venezolana viene de Caracas en busca de alimentos y resguardo. Salir de su país era la única opción que le garantizaba el bienestar para sus niños. Con hambre y preocupada, Raysis llegó a la casa de paso Divina Providencia donde el padre David Cañas, cumpliendo su labor de ayudar al prójimo, le entregó un ficho para el almuerzo y café con pan para ella y sus niños.

Desde ese momento Raysis se encuentra agradecida con la bondad de la diócesis y las personas que de buen corazón ayudan a esta causa. Ahora, ella y algunos de sus compatriotas por fin sienten lo que es un apoyo y un resguardo.

El padre David junto con las personas que lo apoyan en esta causa, entregan desde ochocientos a mil almuerzos, "los hermanos venezolanos son invitados a entrar en grupos de ciento veinte al patio donde reciben sus alimentos".

El padre inició esta labor hace dos meses, pues la situación que pasaban sus hermanos venezolanos lo motivó a no quedarse de brazos cruzados, él no entiende la manera en que las acciones del gobierno se quedan en papel teniendo la posibilidad y los recursos para ayudar a todas esas personas.

Niños, ancianos y hasta mujeres embarazadas conforman esta larga fila donde la obra de Dios llega donde los gobiernos solo han dejado indiferencia y olvido.

Este 5 de agosto el padre David tiene como meta llegar a los cuarenta mil almuerzos entregados, e invita a toda la comunidad y a acercarse a este hogar de paso ubicado detrás de la parroquia San Pedro Apóstol en Villa del Rosario.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
683

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus