La miseria de trabajar en Sábados Felices

Aunque es el programa más viejo de la televisión colombiana, sus actores han terminado mal económicamente. El caso de Mandíbula y el Hombre Caimán así lo demuestran

Por:
enero 25, 2021
La miseria de trabajar en Sábados Felices

Inicialmente se llamó "Capitanes de la Risa" pero el nombre de "Sábados Felices" fue la mejor ocurrencia, que aunque parecía una obviedad, potenciaría el programa y lo convertiría en el mejor espacio de humor nacional. Y la cosa funcionó y funcionó muy bien, tan bien que casi cincuenta años después de su creación el programa de Caracol Televisión sigue siendo uno de los más vistos por los colombianos. Sus comedias, parodias y chistes siguen cautivando y entreteniendo a sus fieles televidentes.

A pesar del éxito de "Sábados Felices" no todo ha sido color de rosa para sus humoristas que durante décadas solo se dedicaron a sacar risas en un país en donde las condiciones laborales para los actores no son las mejores ni las más prometedoras. El lamentable caso de Mandíbula y Álvaro Lemmon, más conocido como el 'hombre caimán', dan prueba de ello.

Marcelino Rodríguez, más conocido como Mandíbula, entró a Sábados Felices en 1977 duraría 35 años en el programa hasta que el Alzheimer lo obligó a renunciar a su carrera. Sus rasgos físicos y buen sentido del humor lo catapultaron como 'el feo más amado de la televisión colombiana'. Pero su enfermedad lo sumió en el olvido, desde entonces ha sufrido tres infartos y una cirugía en la que se le extirpó un trombo en el cerebro. Ya lleva 7 años fuera de la televisión, para retardar el Alzheimer asiste a costosas terapias más de una vez a la semana pero su situación económica es precaria. A pesar de la adversidad Mandíbula no se deja vencer. En estos días protagonizó un videoclip del grupo de carranga 'Los Parientes'.

El caso de Álvaro Lemmon fue el más sonado cuando en enero del 2020 se desahogó y arremetió contra el programa asegurando que lo despidieron después de estar 45 años en "Sábados Felices" con el argumento que llevaba trabajando mucho tiempo en el. El Hombre Caimán calificó su retiro como una canallada pues el mismo día que le avisaron que lo echaron lo hicieron firmar su salida. De igual manera, también contó que la pensión que recibió "no le alcanza ni para comprar yogur", tiene su automóvil embargado y sin casa propia para vivir. Actualmente, a sus 74 años vende sus discos en el Centro Comercial Unicentro y también actúa en un circo pero ha sido tal su desesperación que ha confesado a los medios no tener para comer.

Le podría interesar:

La miseria de ser actor en Colombia

 

 

-.
0
138500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La jugosa caja registradora de Gustavo Bolívar

La jugosa caja registradora de Gustavo Bolívar

En redes
Andrea Guzmán, la milf más exhuberante de Colombia

Andrea Guzmán, la milf más exhuberante de Colombia

Tiro de Gracia y Sala de Urgencias arrancan sin convencer

Tiro de Gracia y Sala de Urgencias arrancan sin convencer

En redes
¿Por qué borraron al Príncipe de Marulanda de la tv?

¿Por qué borraron al Príncipe de Marulanda de la tv?