El incómodo general (r) William Salamanca con el que Petro quiere limpiar la Policía

Terminó retirado por el escándalo de las casas fiscales que tumbó al general Óscar Atehortúa, pero el presidente electo lo rescató para liderar el empalme de Defensa

Por:
junio 29, 2022
El incómodo general (r) William Salamanca con el que Petro quiere limpiar la Policía

El presidente Iván Duque arrancó su gobierno estrenando director de la policía: el escogido fue el general Óscar Atehortúa, quien se posesionó en diciembre de 2018. Le ganó el pulso a su condiscípulo William Salamanca, un general nacido en Úmbita, Boyacá, que tiene 57 años, de los cuales 35 de éstos los pasó portando el uniforme. Compañeros de curso, los dos oficiales ascendieron en la misma ceremonia en 2013, en el primer cuatrenio de Juan Manuel Santos. Cuando Duque llegó a la Casa de Nariño Atehortúa quedó en la cabeza de la institución mientras que Salamanca fue nombrado Inspector general de la institución, encargado de vigilar las actuaciones internas de la policía. Desde un comienzo Salamanca se propuso poner orden en la casa.

Lea también: Cuando Gustavo Petro era un nerdo de gafas en el colegio de Zipaquirá

Un año después de ponerle la lupa a distintos proyectos en el que estaban comprometidos importantes recursos de la policía, estalló el escándalo mayor que involucraba nada menos que a su jefe y compañero de escuela policial: el general Óscar Atehortúa. Los hechos que comprometían a  Atehortúa habían sido entre 2014 y 2015, cuando el General, como director del Fondo Rotatorio de la policía, habría usado su influencia y poder para favorecerse y favorecer terceros con un proyecto de casas fiscales en el municipio de San Luis, en el Tolima. El sobre costo alcanzaba los $8 mil millones.

A Salamanca, administrador de empresas de la Cooperativa y con tres maestrías encima, no le tembló la mano para llevar a fondo el proceso contra su superior. Trabajó en secreto con un equipo de investigadores de confianza hasta que Atehortúa se percató de aquello que tenía entre manos el Inspector. Decidió usar su poder y actuar para quitarse la investigación de encima. Envió a Salamanca a unas largas vacaciones, sin él solicitarlas, de más de un año: era 405 días, por cuenta de los trece años que llevaba sin receso. Salamanca no tuvo más remedio que aceptarlas, pero no en silencio. Actuó en dos direcciones: denunció la irregularidad ante la Procurudaria de Fernando Carrillo y la volvió pública de cara a los medios de comunicación. Sin embargo, tanto el entonces ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, como el presidente Duque se la jugaron por su director de la policía. El general Salamanca se quedó solo, mientras Atehortúa no tuvo más remedio que invertir su energía defendiéndose. Pero no resistió más de un año en la cuerda floja.

A finales del 2020 el  Presidente y el Ministro no pudieron sostener al general Atehortúa y le pidieron la baja, pero con premio en la mano. Foto: Presidencia

En diciembre de 2020, en plena pandemia, el presidente Duque y su ministro Holmes Trujillo, quien falleció por Covid dos meses después, les pidieron la baja a los dos generales. Pero corrieron con suertes muy distintas. Salamanca salió para su casa, con las 170 investigaciones engavetadas que alcanzó a abrir, mientras que Atehortúa empacó maletas para Australia, donde fue nombrado embajador en reemplazo, nada menos que del general Alberto Mejía, el militar estrella del presidente Juan Manuel Santos. Terminó premiado aunque aún tiene encima la investigación disciplinaria de la Procuraduría que continúa abierta y a la espera de fallo.

Muchos registraron el hecho que se entendió como una injusticia, entre ellos el senador de la Colombia Humana Gustavo Petro. Dos años después, con los 11.2 millones de votos que le dieron la presidencia de Colombia, Petro se acordó del general William Salamanca y su nombre fue el escogido para coordinar el empalme del delicado sector de Defensa Nacional del nuevo gobierno. El general estará apoyado por expertos en el tema de seguridad como los académicos Pedro Santana, Alejo Vargas y German Nova; la expolicia María Clara Baquero y la exmagistrada del consejo electoral Adelina Cobo, quien tiene en su haber además ser la suegra de Armando Benedetti, el jefe de campaña de Gustavo Petro.

Salamanca tendrá al frente, por lado el gobierno, al actual director de la policía, el general Jorge Luis Vargas. Con la decisión del presidente electo, se cumplió para el general Salamanca, después de dos años de tránsito del desierto, aquel adagio de que en carrera larga hay desquite.

-.
0
31000
La temible magistrada Cristina Lombana que tiene la suerte de Petro, Uribe y Benedetti en sus manos

La temible magistrada Cristina Lombana que tiene la suerte de Petro, Uribe y Benedetti en sus manos

"Guerra es guerra": empieza el matoneo a Jota Pe Hernández en el Congreso

¿Qué puede pasar con la descabezada de los 52 generales de las Fuerzas Armadas?

¿Qué puede pasar con la descabezada de los 52 generales de las Fuerzas Armadas?

Ecopetrol, la canadiense Canacol y la norteamericana Lewis, los tres que controlan el gas en Colombia

Ecopetrol, la canadiense Canacol y la norteamericana Lewis, los tres que controlan el gas en Colombia

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus