Érase una vez Colombia

La historia siempre ha sido manipulada por los vencedores y ha hecho aparecer a los vencidos como victimarios y no como víctimas

Por: Jonathan Rincón Prieto
noviembre 29, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Érase una vez Colombia
Foto: Pixabay

Hace poco revisaba mis apuntes de religión de mis tiempos de colegio y notaba la evidente e innegable influencia del pensamiento religioso en la historia del país y del mundo en general; para bien o para mal, la religión ha acompañado la evolución de las sociedades. No obstante, en un momento mis preocupaciones derivaron hacia otro aspecto: ¿qué dirán los textos de historia en los años venideros acerca del momento histórico que estamos viviendo?

Naturalmente, no podemos esperar mucho. La historia siempre ha sido manipulada por los vencedores y ha hecho aparecer a los vencidos como victimarios y no como víctimas. No obstante, no soy un pesimista consumado, y espero que la educación haya sufrido para ese futuro utópico o distópico la reforma que de raíz necesita y permita vislumbrar un poco de la realidad actual de nuestro país a los futuros escolares. Sin embargo, insisto, no hay que hacerse muchas ilusiones. Los textos escolares de ciencias sociales del futuro tendrán temas como:

- En esos tiempos el fin del conflicto con las fuerzas armadas revolucionarias de Colombia se vislumbraba como una posibilidad, en un diálogo histórico y sin parangón en la historia de la nación. No obstante, obnubilados por la figura de un caudillo de derecha que necesitaba de la guerra para la aceptación popular de su discurso político, convenció a la nación de que tal diálogo era nocivo para los intereses del país, y en el plebiscito realizado para refrendar el acuerdo, la gente votó no.

- El mandatario que hizo posible tal acuerdo de paz fue galardonado con el premio nobel de la paz. Sus opositores convencieron a la opinión pública de que un galardón de tales características era posible comprarlo, y el histórico logro quedó en el ostracismo.

- La gente del año 2019 solía justificar masacres, atentados y asesinatos selectivos, dado el alcance popular de quienes desde las sombras perpetraban tales actos.

- Para ese entonces existía un escuadrón militar destinado a dispersar disturbios y desmanes; con el agravante de que cualquier movilización ciudadana era vista como vandalismo y terrorismo, con lo cual se justificaban serios atentados a los derechos humanos.

- Ante tantos actos de corrupción llegó a plantearse desde la oposición una consulta popular que permitiera limitar tales actos y “reducir la corrupción a sus justas proporciones”. De nuevo, la sociedad colombiana se pronunció en contra de tal consulta, y no fueron aprobados sus puntos anticorrupción.

- Tal estado de ingenuidad política fue posible gracias a la manipulación mediática ejercida hábilmente por los medios de comunicación ampliamente identificados con los gobernantes de turno, además de estrategias de manipulación ejercidas por el partido de gobierno, como la repetición, el crear problemas para ofrecer soluciones, y la gradualidad.

- Ante la necesidad de un chivo expiatorio, se creó un estado de desazón social y de temor por gobiernos alternativos, en un sofisma conocido como “castrochavismo”. Por temor a la grave situación de Venezuela, iniciada bajo el régimen del desparecido Hugo Chávez, las personas votaban por personas sin ninguna experiencia administrativa y con claras deficiencias políticas, con tal de no ver en Colombia la situación del vecino país, encarnada falsamente en figuras de izquierda o centro-izquierda.

- Las habilidades de los mandatarios consistían en expresar su descontento por el vecino país, tocar guitarra y jugar con un balón de fútbol.

- La hábil manipulación a la que la opinión pública era sometida como se mencionó anteriormente (cabe anotar que lo periodistas no servían para ese entonces a los intereses de la nación, sino de quien mejor les pagara, y quienes se atrevían a hacer un periodismo diferente se encontraban con la difamación, la amenaza y el exilio) hizo imposible crear una conciencia colectiva que en la movilización ciudadana expresara el sentir de toda una nación; se llegó a justificar al opresor y a odiar al oprimido.

- Santa Fe por poco desciende y América de Cali volvió a una Copa Libertadores.

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Uribe y su peor invento

Uribe y su peor invento

Nota Ciudadana
Caricatura: La falta de empatía de María Fernanda Cabal

Caricatura: La falta de empatía de María Fernanda Cabal

Nota Ciudadana
Si Uribe tuviera una milésima de heroísmo nos diría la verdad

Si Uribe tuviera una milésima de heroísmo nos diría la verdad

Nota Ciudadana
Kmuschicoin, la criptomoneda hecha en Boyacá

Kmuschicoin, la criptomoneda hecha en Boyacá