Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

En Tumaco entre la coca y el plomo crece el mejor cacao del mundo

Cansados de las presiones de los narcos y la Policía, la gente del puerto en el Pacífico resiste con la
siembra de un cacao premiado en el Salón del Chocolate de París

Por:
Enero 09, 2018
En Tumaco entre la coca y el plomo crece el mejor cacao del mundo
Fotos: Juan José Jaramillo - Las 2 Orillas y beantobar.be

En las épocas de crisis económica, los campesinos de Tumaco siempre acuden al cacao. Ahora que el gobierno se propuso erradicar a las buenas y a las malas las matas de coca, sembrar el árbol madre del chocolate se está convirtiendo en la mejor opción para los campesinos. Hace 5 años el producto se vendía como cacao corriente a empresas como Luker que lo usaban para vender al por mayor, pero japoneses y alemanes encontraron que la calidad del producto de Tumaco compite solo con el ecuatoriano: tenemos tal calidad que incluso en varios países del mundo se está usando el cacao del Pacífico colombiano para pasarse pases como si fuera cocaína. La meta de los sembradores de cacao es poderse unir para no solo sacar la pepa, sino poderlo procesar, empaquetar y exportar ellos mismo. Solo así quedaría la riqueza que podría sustituir los ingresos de la coca en uno de los municipios más complejos de Colombia.

@jjjaramillo2

Publicidad
0
843
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Cayó el gran capo de la coca en Tumaco: estos dos son sus herederos

Cayó el gran capo de la coca en Tumaco: estos dos son sus herederos

Guacho y Fabián andan en sus motos de alta gama, y sus 300 hombres con fusil desafían a los 2.000 soldados. Sin el gran capo, quedaron como los más poderosos
Detrás de cada pastilla de chocolate, hay una pepa de cacao crecida en Santander

Detrás de cada pastilla de chocolate, hay una pepa de cacao crecida en Santander

Las tertulias del Café Voltaire en París cambiaron cuando llegó el chocolate proveniente del cacao del nuevo mundo. En Santander está lo mejor de esa tradición