El cinismo de las Águilas Negras: en contra del aborto, pero a favor de la muerte

Uno puede entender que los conservadores, las camisetas blancas o los ultrarreligiosos se opongan a la despenalización del aborto. ¿Pero las Águilas Negras?

Por: Antonio Morami
marzo 09, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
El cinismo de las Águilas Negras: en contra del aborto, pero a favor de la muerte

Uno puede entender que frente al fallo favorable de la Corte Constitucional ante la despenalización del aborto se pronuncien voces en contra. Después de todo, la precaria democracia nuestra aún no censura de manera abierta a contradictores. A veces los mata o tergiversa la verdad, pero eso forma parte de las amplias libertades de que algunos gozan en una democracia senil.

Por ello está bien que los conservadores a ultranza, las inmaculadas camisetas blancas o los ultrarreligiosos provida se opongan. Están en su derecho. Es una pena, sin embargo, que el debate de la opinión pública casi siempre se base en prejuicios, y que la capacidad argumentativa del colombiano promedio sea tan pobre (pero no tanto) como la oratoria de Carlos Felipe Mejía, porque de lo contrario habría posibilidad de que un referendo fuera una opción, cuando menos, razonable.

Uno se atrevería a pensar que quien votara en contra del aborto lo haría con argumentos sólidos, pero la triste realidad es que solo el sentido común impera cuando se trata de asuntos trascendentales, y ese sentido común es a menudo el eco irreflexivo de discursos cuya investigación tiene menos rigor que un artículo de María Andrea Nieto (lo que ya es mucho decir).

Sin embargo, no es menos cierto que cada vez se unen más voces contra ese fallo constitucional. Por ejemplo, la voz (que al mismo tiempo son muchas voces) de ese oscuro fantasma que desde hace años amenaza a diestra y siniestra; no, mentiras, en realidad casi solo a siniestra: las eternas Águilas Negras, ubicuas y en ninguna parte, aves carroñeras con un corazón tan grande que tienen la mano firme para amenazar a los "perversos, macabros y terroristas de prenatales" que se atreven a matar niños para erigir un nuevo "cartel de compraventa de órganos"[1].

Es que, bueno, ellos tienen tal mente que son capaces de imaginar un sistemático descuartizamiento de fetos y una venta al por mayor y al detal de órganos. ¿Y por qué no? En tantos comunicados y amenazas han querido descuartizar a opositores, políticos, líderes sociales, defensores de derechos humanos, y a todo el que no piense como ellos, que quizás sus fantasmas de sangre los persiguen.

¿Aunque cuáles fantasmas? ¿Fantasmas de quiénes? ¿Acaso es que estas Águilas Negras existen? No hay rastro de líderes, no hay nombres ni capturados[2], son solo los buitres volando tras el olor de la muerte, son uno y a la vez tantos... Pero hay indicios, hay pistas, no hay pruebas concluyentes ni definitivas, pero sí uno que otro lapsus que nos indica quiénes son los que detrás de una organización criminal fantasma (ay, Martica, ¿te suena esto de fantasma?) desatan lo que en la vida pública les está casi prohibido.

A veces quiero pensar en estos panfletos de las Águilas Negras como en esos diarios personales en que uno escribe todo sin censura, en que al fin uno se quita la máscara (¿o se pone el pasamontañas?) y con ojos de horror lo confiesa todo: se le puede, por ejemplo, decir terrorista hijueputa a aquel al que un día en el Congreso se le llamó sicario, o llamar puta a quien alguna vez se tildó de guerrillera.

¿Pero quién o quiénes se desahogan en estos diarios-panfletos, en estas confesiones públicas y sádicas? No hay que mirar para otro lado. Querer ver otra cosa es ceguera selectiva. Es la alta mafia colombiana y sus tentáculos. No se confundan. No es el narco sucio que en el monte da bala, no: es la ultraderecha encorbatada, el ganadero que despoja tierras, la congresista que odia incluso su mano izquierda, el empresario que no puede ver la sangre que él mismo causa, el católico apostólico y romano, el periodista que no informa sino que hace propaganda, todos los que al hablar de política quisieran hablar con armas.

Un sangriento pulpo fantasma cuyos tentáculos se visten de muchos colores, pero sobre todo de azul y blanco, y el rojo sangre que nunca falta. No hacen falta los adeptos, novatos que añoran a Carlos Castaño o que matan para ganarse un pan; por supuesto, son aquellos que sin duda escriben los panfletos con peor horrografía. Pero es que son tantas amenazas, tantos amenazados[3]... Basta buscar en Google: cientos de comunicados de las Águilas Negras, cientos de objetivos militares, y una diversidad de voces que deleitaría a cualquier lingüista. Aunque, como menciona la BBC[4], las principales razones de las amenazas se pueden resumir en:

  1. Las que intentan impedir las acciones de líderes y organizaciones.
  2. Con fines extorsivos, utilizado por criminales para presionar un pago.
  3. De limpieza social o dirigidos contra la población LGTBI, habitantes de calle, consumidores de drogas, prostitutas y ladrones, entre otros, para amedrentar y forzar que dejen la zona.
  4. De tipo contrainsurgente o donde se amenaza a supuestos auxiliadores, milicianos y 'guerrilleros encubiertos'.

Hemos visto, por ejemplo, panfletos en que se amenaza a los que delatan e involucran a Lafaurie en su paramilitarismo velado[5] [6]; al poco tiempo Lafaurie se defiende usando las mismas exactas palabras que usaron las Águilas Negras diciendo que "el nuevo mejor amigo de Timochenko es Mancuso"[7]. Por supuesto, necesitaba dos panfletos: uno oficial para defenderse con la máscara pública, y otro como tentáculo negro para amenazar con el pasamontañas paraco.

Y también tenemos al presidente Uribe (que es el presidente, no se confundan, Duque es un subhombre marioneta) que, por un lado, nutre el vocabulario de estas aves negras asesinas[8], y por el otro es defendido por ellas en comunicados públicos[9]. Él, obviamente, como gran capo, no sabe de qué le están hablando; las evidencias son patrañas de la izquierda y las pruebas son meros montajes. Y podría continuar la lista de ejemplos, pero para eso está internet y la curiosidad de quien quiera saber.

Pero ojo, el último panfleto contra los magistrados de la corte plantea un escenario algo distinto. En primer lugar, parece que esta vez les tocó escribirlo a algunos provida radicales con suerte un poco más ilustrados que un sicario de Montería. Esta vez usaron expresiones como "cosa juzgada", "fundamento jurídico", e incluso intentaron usar una locución latina propia de la jerga jurídica, erga omnes (ellos dicen "erg omne", aunque puede que quisieran hablar en dialecto costeño). Pero lo que es más significativo es el motivo de las amenazas.

Este no se ajusta a ninguna de las razones por las que usualmente las Águilas Negras intimidan. Esta vez la novedad es que hablan en defensa de una moral cristiana que dice que solo se tiene sexo para reproducirse, que cree que el aborto es un asesinato, que pretende que las mujeres obedezcan a los hombres puesto que ellos son los dueños de sus cuerpos.

Es una confesión abierta: detrás de las Águilas Negras está la moral conservadora que sostiene a presidentes, congresistas, senadores, empresarios, terratenientes, militares. Se amenaza abiertamente una decisión jurídica porque no se ajusta al modelo ideal de sociedad conservadora que se quiere perpetuar. En escritorios con listas negras y en fincas con tierras despojadas y cadáveres sin nombre inhumados se apoya con vehemencia este comunicado y amenazas.

Es un peligro: la mafia colombiana cuyo partido principal ahora gobierna se atreve descaradamente, a través de su brazo armado fantasma, a amenazar de muerte a magistrados de la Corte Constitucional. En el fuero interno de Lafauries, Cabales, Uribes, Macías, Valencias y demás fascistas centrodemocráticos, en el fondo del alma de toda esa ralea provida que prefiere que el feto nazca aunque sea para morirse de hambre, o para que lo descuartice luego alguna facción paramilitar, celebran esas amenazas.

Al fin y al cabo, muy bien los representan. Y por ello es que las Águilas Negras no existen, no existirán jamás como ejército paramilitar, porque están a lo largo y ancho del país y al mismo tiempo en ningún lado, porque son azarosos como el viento mortecino que guía el vuelo del buitre, y sistemáticos como la bandada de carroñeros que devora entrañas.

Porque cada uno de ellos lleva un águila negra en el alma. Porque, en realidad, si se supiera el futuro de cada ser que nacerá, si se pudiera saber desde antes del nacimiento cuál será la filiación política del feto, no lo duden, los provida dirían otra cosa: que nazcan los que están a favor de la democracia, que aborten a los terroristas de izquierda, puesto que ellos nacen para la muerte, ¿no? De todos modos hay posibles abortos tardíos, solo que se llaman objetivos militares, izquierdosos o mamertos, y además, en principio, con estos abortos la vida de la madre no está en riesgo.

[1] https://www.wradio.com.co/2022/03/08/aguilas-negras-declaran-objetivo-militar-a-magistrados-de-la-corte-constitucional/

[2] https://www.noticiasuno.com/nacional/las-aguilas-negras-no-son-una-organizacion-registrada-segun-la-policia/

[3] https://www.elespectador.com/colombia-20/conflicto/el-fantasma-detras-de-las-aguilas-negras-article/

[4] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-39583477

[5] https://www.pares.com.co/post/benito-osorio-es-declarado-objetivo-militar-luego-de-versiones-en-contra-de-jos%C3%A9-f%C3%A9lix-lafourie

[6] https://www.youtube.com/watch?v=-RGKejsRU6E

[7] https://twitter.com/Fedegan/status/1484263520770441216?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1484263520770441216%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2F6e776bb8-450b-4623-990a-7dcc84fa49a1.usrfiles.com%2Fhtml%2Fdb9376e69cfa487ea0fa0b912ae51a4f_v1.html

[8] https://pluralidadz.com/politica/aguilas-negras-habrian-utilizado-el-mismo-lenguaje-de-alvaro-uribe-velez-en-nuevas-amenazas/

[9] https://colombianoindignado.com/aguilas-negras-abogaron-por-la-inocencia-de-uribe-y-petro-dijo-que-son-el-uribismo-armado/

-.
0
700
Los afros, el nuevo poder que pisa duro en Colombia

Los afros, el nuevo poder que pisa duro en Colombia

La terrible muerte del mejor dibujante de retrato hablado que tenía la Fiscalia

La terrible muerte del mejor dibujante de retrato hablado que tenía la Fiscalia

El medicamento danés inventado para la diabetes que resultó ser una panacea para adelgazar

El medicamento danés inventado para la diabetes que resultó ser una panacea para adelgazar

Mario Mendoza e Isabel Allende: los escritores que mas vendieron libros en el 2022

Mario Mendoza e Isabel Allende: los escritores que mas vendieron libros en el 2022

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus