Opinión

A defender la paz

Es evidente que el gobierno busca interferir en la implementación del acuerdo de paz. Un grupo propaz propone papeleta para decir Si o No a la paz en las próximas elecciones

Por:
febrero 27, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
A defender la paz
Un grupo en defensa de la paz va a escribir una carta al presidente solicitándole que firme sin mayores dilaciones la ley estatutaria de la JEP para que cumpla con su mandato constitucional. Foto: Instagram/Iván Duque

Colombia tiene una ilimitada capacidad para ir en reversa. Por qué resulta tan difícil entender que una Colombia en paz es mucho mejor que una en conflicto. No hay paz perfecta, no hay acuerdos de paz perfectos, no existen. Tan simple como eso, porque un acuerdo no es una rendición, es el resultado de una negociación. Pero eso es lo de menos, lo que importa es cómo nuestra sociedad ha sido dividida sobre un tema que no debería ser divisorio. Cómo puede ser posible que un país como el nuestro, que ha soportado un conflicto político de más de medio siglo insista y crea que una paz duradera solo puede lograrse al suprimir de forma violenta a las voces disidentes. Cuando un acto violento solo puede desencadenar más violencia.

El gobierno Santos con todos sus errores logró sellar una negociación difícil con una guerrilla que seguía siendo fuerte en varias regiones del país. Al mismo tiempo la guerrilla de las Farc tuvo que lidiar con una histórica desconfianza en procesos de paz para abordar una oportunidad que era única. Sin embargo, desde que las noticias sobre la negociación se hicieron públicas, sus detractores comenzaron a atacar la iniciativa y a usar cualquier medio para desacreditar el esfuerzo. No solamente las noticias falsas invadieron las redes sociales, así mismo las grandes corporaciones de noticias apostaron sus reputaciones en el ejercicio sistemático de cuestionar los avances o de ignorar la negociación. La estrategia ayudó a crear el clima perfecto de polarización donde personas de todo el espectro económico realmente creyeron las mentiras más absurdas, como aquella que indicaba que el ex presidente Santos era en realidad simpatizante y miembro de la guerrilla.

Así, un país crédulo votó contra la paz en aquel octubre de 2016, una decisión que puso en riesgo todo lo ganado hasta ese momento. A pesar de ello ambas partes pusieron su empeño y un nuevo acuerdo fue firmado en noviembre de ese año. Desde entonces, aquellos que se opusieron a él, han hecho grandes esfuerzos por hacerlo trizas.

Incluso antes de que el gobierno del expresidente Santos entrara en su última etapa las acciones para implementar el acuerdo comenzaron a fallar, no es posible olvidar el escándalo por los dineros del posconflicto, que aún no se resuelve, y que ha manchado la reputación de nuestro país con los países amigos que donaron el dinero, esto es con Suiza, Suecia y Noruega. Así mismo, no se puede olvidar como puntos clave del acuerdo se estancaron o sencillamente no se comenzaron a implementar llenando de desconfianza y temor a antiguos comandantes de la guerrilla que decidieron desaparecer. Luego llegaron los asesinatos de líderes y liderezas sociales y de derechos humanos, que desde 2016 se siguen sumando ante la impasividad del Estado.

 

Un grupo de excomandantes, de exnegociadores de paz,
políticos, activistas, entre otros,
han decidido crear un grupo de presión para Defender la Paz

 

Entonces comienza el gobierno Duque, un presidente, como se ha visto, que no está dispuesto a respetar lo acordado en La Habana. Porque para nadie puede ser un secreto que su partido es proguerra, que representan a quienes han ganado a costa de lo que otros han perdido, esto es la Colombia rural, que es la que ha sufrido más el conflicto. A medida que el gobierno del señor Duque desmantela lo poco que se ha ido ganando en esclarecer los hechos más violentos de nuestra historia reciente, con el nombramiento como director del Centro Nacional de Memoria Histórica, de una persona que niega el conflicto que da origen al mismo; o con la negativa de su despacho a firmar la ley estatutaria que le permite a la JEP cumplir con su mandato, resulta evidente que su gobierno tiene como objetivo interferir cuando no sabotear la implementación del acuerdo de paz. Así de claro

Ahora, un grupo de excomandantes, de exnegociadores de paz, políticos, activistas, entre otros, han decidido crear un grupo de presión para Defender la Paz. Por una parte, planean introducir en las próximas elecciones una papeleta que les pregunte a los colombianos si quieren o no la paz, esto es, si quieren que los acuerdos con las Farc se respeten y cumplan y si quieren que se retomen los diálogos con el ELN, y por otra, van a escribir una carta al presidente solicitándole que firme sin mayores dilaciones la ley estatutaria de la JEP para que cumpla con su mandato constitucional.

Espero que ambas iniciativas funcionen y apoyo su objetivo, pero también considero que es mejor prepararse para el peor escenario que es el que usualmente preferimos en Colombia. Una vez más, depende de cada uno de nosotros reversar el curso actual de acción y tomar una postura en contra de la actitud irresponsable de este gobierno con uno de los asuntos más críticos de nuestro tiempo. Sabotear la paz significa arriesgar nuestra viabilidad como nación. Defendamos la paz, defendamos a Colombia de sí misma.

 

 

-.
0
1132
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Duque y la chulavita del siglo XXI

Duque y la chulavita del siglo XXI

Golpe de Estado molecular disipado

Golpe de Estado molecular disipado

¿Habrá curules de paz con Duque en el gobierno?

¿Habrá curules de paz con Duque en el gobierno?

Chile: del paro a la constituyente… ¿y Colombia?

Chile: del paro a la constituyente… ¿y Colombia?

Bienvenidos al presente

Bienvenidos al presente

Duque renuncie: la CPI lo espera

Duque renuncie: la CPI lo espera

Espérame en el cielo corazón

Espérame en el cielo corazón

Reforma tributaria: que la paguen los responsables de la crisis fiscal

Reforma tributaria: que la paguen los responsables de la crisis fiscal