Aquí la muerte es una faena

La sangre no solo ha manchado las polvorientas y silenciosas calles de las veredas y barrios de los líderes sociales, ha dejado una huella imborrable en nuestra historia

Por: Juan Fernando Morales
Enero 11, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Aquí la muerte es una faena
Foto: Laura V. Orozco

 

Una mancha que se ha querido tapar y justificar con los colores blancos de la paz, con los verdes militares que han vestido sus cuerpos para decir que lo merecían, y taparlo también con lo más infame: el olvido. Los hemos llamado mártires y héroes para darles un poco de grandeza y honor, desconociendo que quizás muchos de ellos rechazarían esos apelativos tan grandes y dolorosos porque sus vidas y luchas perseguían otros propósitos como el de dignificar la vida de sus comunidades, y no que se les recordará como mártires.

Líderes sociales, comunales, defensores de la vida, activistas, todos tan diversos pero compartiendo ese mismo dilema de tener la sentencia de muerte en suspenso, que se ejecutará cuando uno de los tantos “soberanos de la vida y de la muerte” realice la llamada, haga llegar el recado, o desembolse el dinero. “Aquí la muerte es una Faena” diría Jean-Paul Sartre en su obra dramática Con las manos Sucias. Una idea de ficción que la veo a diario en la vida de nuestro país. Desde el comienzo de la implementación de los Acuerdos de Paz de la Habana han sido asesinados en Colombia 217 líderes sociales y defensores de derechos humanos. Aquí la muerte es una faena, y de las más horrendas. 

El poeta José Manuel Arango escribió un poema hace algún tiempo llamado: Ah y es de nuevo mañana. En este escrito, lo cotidiano, lo que es acontece cada mañana, es ir por las calles con la calavera llena de sueños y con una cruz al lado del nombre. El tiempo se suspende en el poema cuando se da la orden de que la calavera deje de tener sueños. En los versos 1 y 2 de la tercera estrofa se lee: “Cuando el asunto se despache un nombre se tachara”. Así de fácil. Nombres tachados en listas que parecieran no tener fin y que por el contrario se engrosan a diario ante la mínima sospecha. Sartre lo pone en estos términos: “Ellos [los violentos] llevan ventaja; allá, cuando dicen que un hombre debe morir, es como si tacharan un nombre en la guía de teléfono: trabajo limpio, elegante, aquí la muerte es una faena”. Esta alusión de Sartre tiene ecos en nuestros contextos. Aquí los nombres a tachar, las listas de la muerte, se parecen más a los grandes directorios.

Estos líderes sociales, a quienes un día les tacharon sus nombres y que hoy quedan reducidos a simples unidades estadísticas, a ser el 135, el 210, de una larga lista, se resisten a ser olvidados. Sus tierras, que a la fuerza han sido vestidas con el rojo de su sangre, gritan para que alguien les haga justicia. Sus familias se niegan a que esos nombres tachados pasen a la historia enarbolando las banderas del martirio y el heroísmo. Todavía se preguntan: ¿Quiénes fueron? ¿Quién dio la orden de borrar el nombre? Preguntas que hay que mantener vivas para que la frialdad del olvido no se imponga.

Los títulos de estas dos obras: Ah y es de nuevo mañana y Las manos sucias, resumen lastimosamente nuestro panorama social en relación a las muertes de los líderes comunitarios, campesinos, defensores de derechos humanos. Es cotidiano, a diario, y muchos de los que tienen las manos sucias siguen por ahí haciendo nuevas listas, tachando nuevos nombres, callando nuevas voces. Haciendo un trabajo tan “limpio” que el escándalo no surge por quien ha sido capturado sino porque pasamos de 200 a 300 muertos.

* **

– Estadísticas de líderes asesinados tomada de: El mapa de la vergüenza. En tres meses, 120 líderes sociales han sido asesinados en Colombia

– Poema: Ah y es de nuevo mañana. José Manuel Arango.

– Obra: Las Manos Sucias. Jean-Paul Sartre.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
243

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Vuelve y juega: asesinato de líderes sociales y terrorismo urbano

Vuelve y juega: asesinato de líderes sociales y terrorismo urbano

Nota Ciudadana
Caricatura: Moda colombiana, temporada 2019

Caricatura: Moda colombiana, temporada 2019

Nota Ciudadana
Nos están matando

Nos están matando

Presidente Duque, ¡no se quede callado!: del asesinato de líderes sociales

Presidente Duque, ¡no se quede callado!: del asesinato de líderes sociales