¡Ya no más, respeto para los venezolanos!

"Deben cesar las equivocadas políticas del gobierno de Venezuela y los líderes de otros países deben dejar de sacar ventaja de las desgracias ajenas"

Por: Alonso Cardona Nicholls
octubre 22, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Ya no más, respeto para los venezolanos!

Hemos llegado a un punto de ceguera que nos impide ver la desgracia a la que están sometidos los ciudadanos venezolanos. La mala suerte de ellos ha resultado útil para algunos en este momento de la historia y ha sido usada como medio efectivo de propaganda electoral en varios países. Sin embargo, esto los tiene condenados cada día más a vivir en la pobreza y la desesperanza. Ahora bien, ¿qué pesa más en su desgracia actual?, ¿las arbitrariedades y las pocas luces de sus mandatarios?, ¿o el bloqueo inmisericorde promovido por políticos propios y ajenos que captan votos acríticos entre pobladores a los que les han hecho creer que hacen justicia votando por los “líderes” que promueven el ahorcamiento económico y social de los venezolanos?

Los presidentes y candidatos latinoamericanos, el gringo ahora, y aún otros oportunistas de más allá como los de Vox y el PP en España, se han montado en los últimos tiempos en la desgracia venezolana para sacar adelante sus campañas políticas. En realidad, les importa tan poco el bienestar de los venezolanos como el de los ciudadanos de sus propios países.

Y los grandes medios de comunicación, cómplices necesarios, han puesto el foco donde los perversos politiqueros interesados quieren: informan escandalizados sobre la pobreza de los venezolanos, pero no ven (¿no ven?) la pobreza de sus connacionales en la puerta de sus casas. Ni en Colombia, ni en Perú, ni en Ecuador, ni en Chile, ni el Salvador, ni en Panamá, ni en Estados unidos, ni en ningún otro país de América hay corrupción, presidentes ineptos, ciudadanos pobres, gente que tiene que emigrar, hambre, falta de oportunidades, desnutrición, desempleo, humillación y la novedosa y admirada tecnoesclavitud laboral. No, esto existe solo en Venezuela. Y nosotros embarrados casi todos y rodeados unos pocos de la miseria y de las injusticias propias, no las vemos, siempre están allá, no acá.

El respeto para los venezolanos se necesita ya, sin más espera. Es necesario que cesen las empecinadas y equivocadas políticas del gobierno de Venezuela que buscan entrometerse ineptamente en todas las rendijas de la vida económica, pero al mismo tiempo que los líderes de otros países abandonen la práctica perversa de sacar ventaja de las desgracias ajenas, estimulando el aniquilamiento económico de Venezuela con la disculpa de ir contra un dictador; medidas que en realidad lo único que hacen es quitarle las opciones de comida, salud, trabajo y esperanza a los ciudadanos del vecino país.

Está claro que, aún con las sanciones económicas, Maduro, Guaidó, ni ninguno de los presidentes o candidatos que han ganado las elecciones o las pretenden ganar hablando de castrochavismo han dejado de almorzar un día o les han faltado las medicinas que necesitan; pero a los venezolanos, sí. Hasta Trump está buscando votos apelando a la desgracia de los venezolanos, lo mismo que los mediocres políticos de Miami, analfabetas en dos idiomas, que hace tiempo aprendieron a vivir de la diáspora de América Latina.

Todo indica que les está saliendo bien el cerco económico y diplomático que claman y respaldan los políticos que aprendieron a sacarle partido al castrochavismo. Un sitio similar al empleado en las guerras con el fin de bloquear el abastecimiento, para derrotar por hambre y sed al enemigo. ¿El enemigo?, ¿el pobre pueblo venezolano que sufre de hambre, sed y desabastecimiento de medicinas es el enemigo?

Me pregunto cómo quedarán registrados en la historia los intrusos oportunistas que sacan partido de posar de justicieros y de pedir que se aprete más y que se ahorque más, los que les hacen la propaganda, los que los eligen y los que les dan alas para que se hagan más poderosos y puedan seguir ganando elecciones a costa del sitio de hambre y de la desesperanza en la que tienen abocado al pueblo venezolano.

También, cómo quedarán en la historia Chávez y Maduro que con su poco entendimiento sembraron las bases perfectas para que malvados iguales y peores que ellos, a lo largo de América y de más allá, se rencaucharan y encontraran un nuevo argumento para darle continuidad a su egoísta y perverso ejercicio del poder.

Respeto para los venezolanos. Por último, ya que los gobiernos de Colombia y Estados Unidos le entregaron el dominio de las empresas venezolanas a Guaidó, nuestros mandatarios deberían obligarlo a que ayude a saldar las cuentas que estamos pagando todos los colombianos, y adicionalmente conminarlo a que apoye a los venezolanos para que puedan tener una vida más digna en nuestro país. ¿Dónde está esa plata?

-.
0
402
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: Maduro, un presidente bien valorado

Caricatura: Maduro, un presidente bien valorado

El insoportable imperialismo de Trump y la dictadura de Venezuela

El insoportable imperialismo de Trump y la dictadura de Venezuela

En redes
Aida Victoria se burla de los medios y no cree que su mamá haya sido capturada

Aida Victoria se burla de los medios y no cree que su mamá haya sido capturada

Nota Ciudadana
Venezuela asediada: ¿implosión multidimensional de una estirpe?

Venezuela asediada: ¿implosión multidimensional de una estirpe?