El TLC con Israel: ¿negocio de espaldas al país?

"Este TLC está asegurando una balanza comercial estructuralmente negativa para el país y una dependencia tecnológica frente a Israel"

Por: Luis Alexander Montero Moncada
abril 28, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El TLC con Israel: ¿negocio de espaldas al país?
Foto: DefenceTalk

Ya está próximo a concluir el trámite legislativo del TLC entre Colombia e Israel que se ha venido charlando desde 2013, y prácticamente nada se ha dicho a la opinión pública, ni se ha expuesto en medios de comunicación. De hecho, estamos a las puertas de que la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes haga el debate que concluiría con el trámite en el Congreso. El desconocimiento general sobre el tema es abrumador.

Valdría la pena preguntarse por la motivación del silencio, más aún cuando este TLC, además de ser ilegal, contraría desde las Convenciones de Ginebra hasta el mismo Consejo de Seguridad de la ONU en lo relacionado con la ocupación Israelí de Palestina, y pone en aprietos la posición exterior colombiana. En realidad, no representa ningún tipo de beneficio económico ni estructural para el país.

Si bien es cierto que este TLC ofrece la posibilidad de acceso a medios tecnológicos, sobre todo, también es cierto que la capacidad exportadora colombiana hacia Israel es mínima. Tendría que competir con economías más fuertes como Argentina o Brasil, quienes ya tienen un terreno ganado en el mercado israelí, e incluso ofrecen los mismos productos con los que Colombia entraría a competir.

Adicionalmente, el monto total de las hipotéticas exportaciones hacia Israel no pueden superar de ninguna manera los valores de las exportaciones israelíes hacia Colombia, de las cuales la mayor parte son medios y equipos militares. En otras palabras, este TLC está asegurando una balanza comercial estructuralmente negativa para el país y una dependencia tecnológica frente a Israel.

Estos argumentos resultan aún más llamativos, especialmente cuando en el mundo existe una tendencia a revisar acuerdos comerciales de este tipo. No es gratis que EE.UU. quiera revisar el NAFTA o que incluso en la Unión Europea se hable de revisiones estructurales a estas viejas fórmulas comerciales.

Lo que si trae el TLC es un alineamiento político claro de Colombia con Israel en detrimento de Palestina. El Tratado obliga a que Colombia reconozca soberanía israelí sobre suelo palestino ocupado e incluso avala el robo de Jerusalén por parte de Israel.  No son nuevos los intentos israelíes para que sus aliados se comprometan a fondo con sus intereses, así esto implique la violación de la ley internacional, exponerse a un aislamiento o a marchar en contra del Consejo de Seguridad de la ONU

Queda entonces la pregunta en el aire. ¿Se hará un debate serio y profesional sobre este TLC o por el contrario se le dará un trámite clandestino y expedito?. Resultaría cuando menos sano que sea el pueblo colombiano quien decida sobre el asunto.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
4460

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Gaza: De la tregua a la paz

Gaza: De la tregua a la paz

Son ya 7 los países sin embajada en Venezuela

Son ya 7 los países sin embajada en Venezuela

“No debe quedar ni un palestino vivo, hay que ejecutarlos a todos”: Rabino Eliyahu

“No debe quedar ni un palestino vivo, hay que ejecutarlos a todos”: Rabino Eliyahu

Nota Ciudadana
Belén, la ciudad de Jesucristo donde no existe paz ni justicia

Belén, la ciudad de Jesucristo donde no existe paz ni justicia