Se terminó el Petronio, una fiesta a la vida

El pasado lunes culminó el importante festival de música del Pacífico, donde concursantes y asistentes se gozaron el tradicional evento celebrado cada año en Cali

Por: Manuel Tiberio Bermúdez
agosto 20, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Se terminó el Petronio, una fiesta a la vida
Foto: Manuel Tiberio Bermúdez

Los estudiosos definen la alegría como: “un sentimiento de placer producido normalmente por un suceso favorable que suele manifestarse con un buen estado de ánimo, la satisfacción y la tendencia a la risa o la sonrisa”. Pues bien, del 14 al 19 de agosto la denominada Ciudadela Petronio Álvarez, sede de Festival de Música del Pacífico 2019, fue el lugar más alegre de Cali.

La música, las viandas, los licores, las artesanías, los que charlan, los que bailan, los que beben, los que comen, fueron los que se beneficiaron con este sentimiento y por eso tenían siempre el rostro alegre.

Catorce grupos de conjunto de marimba y cantos tradicionales; diez de conjunto de chirimía; diez de conjunto de violín caucano; diez en la modalidad agrupación libre y tres más en conjunto de chirimía de flauta, modalidad que se estrenó en este festival 2019, pusieron el contento en la gente que noche a noche asistió a la gran tarima del concurso.

Cantaoras de costumbres y tradiciones, protectoras celosas de letras y costumbres; cocineras que saben los secretos de cómo elaborar el mejor atollao de mariscos, un sudao triple, o un tamal de piangua, entre otras viandas; expertos en preparar licores como arrechón, candelazo, curao o tomaseca; artesanos laboriosos que con sus manos tejen en colores canastos, collares, pulseras, pendientes; escritores de historias que cuentan la cotidianidad o las tradiciones, entre otros participantes, llegaron para ser parte de esta edición número XXIII del festival considerado el más importante de nuestro país.

Las agrupaciones en competencia musical, representantes de lo más selecto del folclor pacífico, pusieron a consideración del público temas musicales que atrajeran no solamente el favor de los asistentes sino el beneplácito del jurado para tener el honor de alzarse con los primeros lugares y continuar siendo el orgullo de sus comunidades.

Los violines caucanos, con sus resonancias particulares, sobreviviendo musicalmente en esta modernidad que ensaya nuevos sonidos cada día.

La modalidad libre, la más atractiva para el grueso del público, siempre con la propuesta de nuevas fusiones, melodías acordes al consumo que exige la actualidad pero respetuosa de la ancestralidad

La marimba, reina de las noches de festival, con su voz suavecita que pone como cosquillitas en el alma siempre presente orgullosa e indestronable.

Público a la lata. Cientos de personas que van y vienen por los distintos espacios de este inmenso escenario que cada vez es más pequeño para albergar el Festival. Una muchedumbre que ondea pañuelos, danza, y se animan con los licores que ponen los pies en “modo danza” todas las noches.

Pero, ya se ve y lo pronostican los expertos, la Unidad Deportiva Alberto Galindo, ya le queda “estrecha” a este evento. Se necesita a futuro un lugar con zonas amplias, funcionales que faciliten la movilidad y sobre todo que tenga la amplitud suficiente para un encuentro que hoy desborda cualquier cálculo.

La noche de cierre de festival como siempre. Miles de voces coreando las canciones, agitando los pañuelos, sintiendo bajar el sudor por sus pieles, con el alma alerta por conocer a los ganadores, y en esta ocasión con la presencia de Herencia de Timbiquí y la Orquesta Filarmónica de Cali en una propuesta que emocionó a los miles de asistentes y a los televidentes que seguían la transmisión.

Noche sin olvido… miles de manos aplaudiendo, celebrando la música, pero sobre todo festejando la vida y destacando los sonidos de esos ritmos que ya viajan el mundo llevando con ellos historias de mar o de ríos de un pueblo que la saluda la vida con canciones.

Se llevaron los premios:

* Conjunto chirimía de flauta de carrizo

Chirimía San José

* Conjunto marimba y cantos tradicionales

Cañaveral

* Conjunto chirimía de clarinete

Zaperoko

* Conjunto violín caucano

Al son de Ararát

Agrupación libre

Pacífico Libre

* Mejor intérprete de marimba tradicional

Alexis Montaño Moreno - Remanso Pacífico

* Mejor intérprete de Flauta de Carrizo

Leidison Vásquez Angulo - Chirimía San José

* Mejor Intérprete de Clarinete

Wismar Mena - Golpe Chocoano

* Mejor intérprete de violín

Raimundo Carabalí Mina - Puma Blanca

* Mejor Intérprete vocal

Leybnithz María Riascos - Raíces Folclóricas del Pacífico

* Mejor Canción Inédita

"Sueños y recuerdos" - Golpe Chocoano

* Mejor Arreglo musical

"Duerme Negrito" - Andrés Felipe - Pacífico Libre

* Mejor Intérprete de Marimba Modalidad Libre

Kevin Andrés Santos - La Tunda

Y como siempre, nos vemos, si la vida nos da vida, el próximo año… trabajando con gozo y gozándome el trabajo.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
400

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Marimbas y tamboras llaman para el XX Festival Petronio Álvarez

Marimbas y tamboras llaman para el XX Festival Petronio Álvarez

Los manjares del Pacífico, el otro plato del Petronio

Los manjares del Pacífico, el otro plato del Petronio

En el Petronio no se quieren dejar quitar su trago, el viche

En el Petronio no se quieren dejar quitar su trago, el viche

Nota Ciudadana
Ahora sí estamos en Petronio

Ahora sí estamos en Petronio