Sandra Suárez, la uribista purasangre que le notificó el despido a Coronell

La escogida para sacar al columnista fue la Gerente de Semana y no el director editorial Alejandro Santos como corresponde en cualquier medio de comunicación. ¿Quién es ella?

Por:
abril 01, 2020
Sandra Suárez, la uribista purasangre que le notificó el despido a Coronell

Sandra Suárez ha adquirido poder dentro del grupo editorial Semana por ser la dama de los números. Llegó a dirigir el proyecto de Foros Semana y luego pasó desde 2016 a la gerencia general, donde se fue ganando la confianza. Aguantó el remezón de la llegada de los Gilinski que entraron con todo a meterse inicialmente en los temas administrativos y financieros, donde la gerencia es un cargo clave. Suárez ha cumplido al pie de la letra el libreto de los nuevos dueños y no ha tenido reparo en implementar duras medidas de recorte que han tocado hilos sensibles del tradicional equipo editorial de Semana.

Poco a poco Gabriel Gilinski, el delfín del clan que responde personalmente por la inversión en la adquisición del 50% del Grupo, se ha acomodado mejor en la sencilla y ha pasado de ser un consultor a la distancia en Nueva York, supuestamente interesado solo en el aspecto económico del negocio, a participar a fondo de las decisiones integrales del grupo editorial en el que finalmente el contenido es lo que cuenta, para bien o para mal.

Fue Sandra Suárez como gerente la encargada de notificar a Daniel Coronell, sin consideración de su peso editorial en la revista ni ser el columnista mas leído e influyente no solo en Semana sino entre el top de Colombia. Una actuación llena de significado y anómala en los medios de comunicación donde se diferencian los roles gerenciales de los editoriales. Las formas cuentan y más cuando se trata de un peso pesado como Coronell, con quince años en las paginas editoriales de Semana, así que el escueto mensaje de WhatsApp de la gerente no deja de resultar sorprendente.

El año pasado se dio la primera crisis por una polémica columna de Coronell en la que cuestionó la línea editorial del medio del que formaba parte. El encargado de manejar la situación fue el propio presidente de Publicaciones Semana, Felipe López, y posteriormente el director, Alejandro Santos, y María López —entonces asesora de la presidencia— se ocuparon de arreglar el entuerto y asegurar el regreso de Coronell a las paginas editoriales. El compromiso entonces fue el pleno respeto a la independencia y autonomía del columnista, que Coronell probó frontalmente en la columna con la que pisó cayos mayores: los Gilinski. Un compromiso que no se honró.

El campanazo sobre las nuevas reglas y la balanza de poderes en Semana desde que su fundador y presidente durante más de 30 años, Felipe López, se hizo a un lado para entregarle las riendas a su hija María es claro. María López, formada más en administración y finanzas y quien se había dedicado principalmente a la Fundación Semana, es nueva e inexperta en el oficio periodístico, condición que ha llevado a que la voz de Gabriel Gilinski, el socio de la chequera pese demasiado. Y esta vez nuevamente se hizo sentir.

Sandra Suárez

Sandra Suárez es una antioqueña con formación inicial de publicista y de marketing político que se dio a conocer en Bogotá a la sombra de Álvaro Uribe. Entró a la campaña en 1999 cuando el entonces exgobernador de Antioquia no marcaba en las encuestas de preferencias presidenciales, y junto a Alicia Arango —actual ministra de Trabajo— manejaban la agenda del candidato, estableciendo una red de relaciones que le serían de utilidad en su carrera profesional futura. Junto con otras tres jóvenes paisas, Sandra Ceballos (Q.E.P.D., hermana del consejero de paz Miguel Ceballos), Victoria Eugenia Restrepo y Annie Vásquez (Q.E.P.D.), formaron un influyente grupo cercano al candidato que continuaron en la línea de poder hacia la Casa de Nariño.

El triunfo presidencial de Álvaro Uribe catapultó tanto a Alicia Arango, quien pasó a ser su secretaria privada en Palacio y persona de toda su confianza mientras Sandra Suárez fue nombrada en un puesto de gran responsabilidad para el gobierno que empezaba: consejera presidencial para el Plan Colombia. De allí pasó al Ministerio de Medio Ambiente y Vivienda, cargo en el que estuvo entre 2003 y 2006.

De regreso de un curso de administración en Harvard pasó al sector privado a ocupar roles gerenciales, pero manteniendo contacto con el uribismo del primer tiempo. La entrada al Grupo Semana fue por la vía de la coordinación de Foros Semana en 2013, una línea de negocios muy productiva y valorada para la compañía. El paso a la gerencia en agosto de 2016 parar reemplazar a Elena Mesa se dio a través de un proceso de selección externo en el que ya Suárez tenía un buen camino recorrido.

Si bien ha contribuido activamente en el ejercicio de recorte de personal en todas las áreas de Publicaciones Semana, línea trazada por los Gilinski y ha acompañado gerencialmente la reorientación de Gabriel Gilinski hacia el mega proyecto digital, nunca se pensó que iba a llegar hasta el punto de ser la emisaria de una orden del calibre del retiro del columnista Daniel Coronell.

| Lea también: 

"Me fui de Colombia cuando tuve que dormir con una pistola Pietro Beretta 9mm al lado"

-.
0
66902
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Un añito apenas y faltan tres…

Un añito apenas y faltan tres…

Las tres del tintero

Uribe a la carga desde España contra el enviado de Obama para la paz

Uribe a la carga desde España contra el enviado de Obama para la paz

En redes
Video: le lanzan ratones a Uribe en el Congreso

Video: le lanzan ratones a Uribe en el Congreso