Rudy Giuliani, el perro rabioso de Trump

El exalcalde de New York, ahora abogado del Presidente, lidera el equipo encargado de las demandas contra la elección que le dio el triunfo a Joe Biden

Por:
noviembre 10, 2020
Rudy Giuliani, el perro rabioso de Trump

Eran las once y media de la mañana del sábado, cuando Donald Trump recibió en el campo de golf de su club en Virginia la confirmación de los resultados electorales que daban el triunfo a su contrincante demócrata, Joe Biden. Camino a la Casa Blanca, horas después, se encontró con grupos que al paso de su auto gritaban entre insultos “perdedor, perdedor”. Y eso es lo que Trump no quiere ser. No ha reconocido el triunfo de Biden y antes bien se atrinchera obstinadamente en una batalla que está a punto de comenzar: “Desde el lunes, nuestra campaña va a comenzar a llevar el caso a los tribunales para asegurarnos de que las leyes electorales se respetan completamente y que se elige al ganador correcto”, aseguró en un comunicado a la prensa.

Al frente de un enorme aparato legal está el antiguo alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, controversial abogado personal de Trump desde el 2018, y uno de sus más fieles escuderos. Defensor en muchas causas, como la investigación de Rusiagate, el juicio político en su contra y la actual crisis del coronavirus.

En el 'team' de Giuliani, que no es experto materia electoral, están también Pam Biondi, una de las asesoras legales de la campaña, ex fiscal general de Florida, y Corey Lewandowski, el director de la campaña en los comienzos. Con ellos Sidney Powell, la abogada que defendió al exasesor de seguridad Nacional Michel Flynn y Jay Sekulow, otro abogado personal de Trump que lo defendió durante la investigación de la trama rusa, y que podría ser clave si la batalla llega a la Corte Suprema, dicen los expertos.

 

Rudy Giuliani como alcalde de New York con Donald Rumsfeld, secretario de Defensa en el gobierno Bush 2001-2006

A esta élite legal se han unido asesores reclutados por la campaña en varios bufetes y el jueves se anunció el lanzamiento de una plataforma llamada Lawyers for Trump, liderada por el exfiscal de Texas Ken Paxton para, según dice la web, movilizar el apoyo de los abogados que quieran cuatro años más de gobierno republicano.

Hasta el sábado había litigios en Michigan, Wisconsin, Nevada, Arizona y Pensilvania. Este último estado es la piedra de escándalo y allí han enfilado muchas de sus baterías Trump y Giuliani. Tanto es así que 24 horas después de las elecciones, el miércoles, Giuliani se fue de inmediato a Filadelfia con su equipo legal y allí se encontró con Eric, el hijo del presidente y su mujer Lara Trump, la responsable de dirigir la estrategia de la reelección.

El sábado, desde Four Seasons Total Landscaping, el gris estacionamiento de un negocio de jardinería en las afueras de la ciudad -que Trump confundió con la prestigiosa cadena hotelera Four Seasons- Giuliani ofreció una rueda de prensa minutos antes de que los medios anunciaran el triunfo de Biden, queriendo convencer a los estadounidenses de que Trump todavía tenía posibilidades de ganar. "No sean ridículos", espetó el exalcalde a la prensa, "los medios no deciden las elecciones".

La batalla se trasladará ahora del parqueadero de Filadelfia a las cortes según lo anunciado. “El pueblo norteamericano tiene derecho a una elección honesta: eso significa contar todos los votos legales y no contar ninguno de los ilegales”, dijo Trump en su comunicado. La expresión “votos legales” está en el centro del relato que trata de imponer, pero ni él ni Giuliani han hecho claridad sobre lo que consideran “votos legales“. Que al parecer solo afectan los de Joe Biden y específicamente donde el escrutinio del voto por correo le dio la vuelta a los resultados preliminares del voto presencial.

Precisamente, una de las demandas tiene que ver con los votos por correo de Pensilvania que llegaron después del cierre de los puestos de votación el martes. Un juez había dado tres días de gracia por las excepcionales condiciones de la pandemia, siempre y cuando el matasellos mostrara que se depositó antes de las 8 de la noche, hora del cierre electoral en el estado. El viernes el Tribunal Supremo aceptó una demanda republicana con carácter de urgencia y ordenó separar las boletas llegadas después de la hora de cierre.

Giuliani sigue fabricando demandas. El domingo anunció una serie de ellas que, según él, buscan cambiar el curso de las elecciones. “En este momento tenemos una”, dijo. “Tenemos dos que están siendo redactadas, y el potencial es 10.

En el entretanto, el Partido Republicano permanece más callado que apoyando una batalla legal que no se da desde hace una década entre George W Bush y Al Gore en Florida. Desde el anuncio de la victoria de Biden, lo que se ha visto en la Florida es al excandidato Jeb Bush y exgobernador felicitándolo calurosamente, al senador Rick Scott ofreciendo medio millón de dólares para investigar la veracidad de los votos, y a Marco Rubio limitándose a manifestar la necesidad de contar los votos legales. El gobernador actual, Ron DeSantis, es el único republicano de peso que ha salido en televisión respaldando la teoría del fraude, lo que le valió el agradecimiento del hijo de Trump. El otro de mostrar es Newt Gingrich, expresidente de la Cámara de Representantes.

Una hora antes de conocerse los resultados finales, y que en las televisiones terminara el interminable suma y reste de votos con el triunfo de Biden, Trump había tuiteado: “HE GANADO ESTAS ELECCIONES POR MUCHO”. Pocas horas después la red social quitó el enlace por considerarlo falsa información.

Trump aún se aferra a su batalla legal que algunos dan por perdida cuya fecha lómite es el 8 de diciembre cuando los estados designen los electores del Colegio Electoral que el 14 elegirá presidente. Hasta ahí puede Trump alargar su desafío, de la mano de Giuliani. Solo faltan los presidentes de Rusia, Vladimir Putin; México, Andrés Manuel López Obrador; Brasil, Jair Bolsonaro e Israel, Benjamin Netanyahu, por reconocer el triunfo de Biden.  75.260.264 millones de estadounidenses ya están celebrando con él y muchos más están dispuestos a pasar la página.

-.
0
5500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La furia de los activistas pro vida contra el aborto

La furia de los activistas pro vida contra el aborto