Robledo, un adalid contra la corrupción

"El candidato presidencial de Dignidad ha ayudado a los colombianos a comprender y escudriñar cómo se tumban los recursos"

Por: JOSE ARLEX ARIAS ARIAS
julio 28, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Robledo, un adalid contra la corrupción
Foto: Twitter @JERobledo

El 16 de este mes, el candidato presidencial y actual senador de Dignidad, Jorge Enrique Robledo, lanzó su “propuesta anticorrupción 2022”, que tiene como eje central: “Crear un muy representativo y poderoso Comité Nacional Anticorrupción, presidido por el propio jefe del Estado, que encabece las acciones para lograr, entre otros cambios, que fiscal, contralor y procurador no representen a los mismos con las mismas..., para que puedan jugar un papel clave en el diseño y ejecución de la estrategia antifraude, sin complicidades ni alcahuetería”. A Robledo hay que creerle porque desde que llegó al Senado en 2002 ha realizado más de 218 debates de control político, sacudiendo los cimientos de sectores de la gran burguesía cleptómana enquistada en el Estado, no solo para saquear sus recursos con formas burdas y vulgares, sino también sofisticadas mediante la expedición de normas hechas a su medida, de tal manera que se puedan apropiar de los recursos por la vía legal.

El candidato presidencial de Dignidad, Jorge Robledo, con su labor en el Congreso, ha ayudado a los colombianos a comprender y escudriñar cómo se “tumban” los recursos con cada una de las leyes impuestas como métodos sofisticados, “armando el negocio” en las mismas leyes. Fueron notorios sus debates sobre Agro, Ingreso Seguro; el de volteo de tierras, en el que se asocian propietarios de predios, alcaldes y concejales para cambiar las normas de usos del suelo; el de las zonas francas;. Igual ocurrió con las corruptelas de Reficar y los Bonos Carrasquilla, que contrataron gasto público con normas de contratación privada. Parecido pasó con Odebrecht, Saludcoop, Cafesalud y Medimás. En casi 20 años en el Congreso, Robledo no tiene ni un solo puesto burocrático: “Vivo con sueldo de profesor y el resto lo dono a las causas que considero justas”, dijo. Como Julio César a Pompeya: "La esposa de César no solo debe ser honesta, sino parecerlo". Robledo es de esos escasos políticos anticorruptibles por los cuales “se puede meter la mano a la candela”.

Robledo categoriza la corrupción de Colombia –de cerca de $50 billones anuales– como algo sistémico por las “alianzas entre políticos, funcionarios públicos y particulares... Por lo cual tiene origen en un Estado clientelista en las tres ramas del poder público y en todos los niveles de la Administración, lo que además les asegura a sus beneficiarios poder gobernar contra el progreso nacional y aun así ganar casi todas las elecciones, con lo que se niega la base mínima de toda democracia, que se supone fundamentada en que no se reelige a quienes gobiernan mal. Y esta descomposición se cocina desde hace sesenta años, porque nació con la antidemocracia bipartidista del Frente Nacional y continúa con el oligopolio político del duquismo... A tanto han llegado en su descaro estos carteles público-privados de nacionales y extranjeros, que pasaron de hacerles trampas a las leyes a aprobar leyes que contienen las trampas, con lo que... crearon la corrupción legal”. En esta última se pueden incluir los Tratados de Libre Comercio y la anexión a la Ocde, compromisos supranacionales que pusieron el interés particular por encima del de la nación.

Un respaldo amplio al candidato presidencial de Dignidad, Jorge Enrique Robledo, colocaría la piedra angular para la derrota del endémico flagelo de la corrupción. ¡Con Robledo se derrotará a la corrupción!

-.
0
300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Por qué Alejandro Gaviria no debe estar en la Coalición de la Esperanza?

¿Por qué Alejandro Gaviria no debe estar en la Coalición de la Esperanza?

Gustavo Petro podrá ser un político brillante… ¡pero qué mala persona es!

Gustavo Petro podrá ser un político brillante… ¡pero qué mala persona es!

¿Otros caminos?

¿Otros caminos?

Nota Ciudadana
Los uribistas respiran por la herida: ahora piden la cabeza de Robledo

Los uribistas respiran por la herida: ahora piden la cabeza de Robledo