Resiliencia en tiempos de COVID-19

"Nadie debe decirte qué debes hacer y mucho menos esa extraña ideología creada a partir de una palabra"

Por: IVÁN JAVIER CUESTA SIERRA
junio 09, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Resiliencia en tiempos de COVID-19
Crédito: Leonel Cordero

Qué bonita es esa palabra que inflama los pómulos de orgullo cuando se pronuncia. Hasta su significado es bello. Se define como la capacidad de adaptarse a cualquier situación o desavenencia. Inicialmente, esta palabra de moda se escuchaba en boca de periodistas y políticos, pero ya permeó al resto de las personas. Además, en los tiempos difíciles que nos trajo la COVID-19 se ha filtrado como esperanza en la mente de los colombianos.

Tanta belleza resumida en una sola palabra es tan sospechosa que es bueno recurrir a una vieja amiga, “la duda”, que siempre tenderá su mano como una excelente generadora de respuestas. Si con desconfianza se aborda el tema de la resiliencia veremos que ella viene atrevidamente acomodándose en la cotidianidad de las personas, aunque ella es una trampa tan grande que no podía quedarse oculta por mucho tiempo.

Es que lejos de ser el bálsamo anti-COVID-19 o la panacea esperanzadora que vino a traer la salvación de la humanidad, demuestra que tras esa máscara lo que se esconde es el pretexto de la adaptación de una sociedad que busca socarronamente comodidad en la procrastinación; sociedad misma que cruza los brazos y prefiere seguir bailando al son de los problemas sin recordar que existen soluciones e incluso maneras de anticiparlos para evitar su formación.

La resiliencia lejos de ayudar al hombre lo que hace es sentar en la humanidad una actitud conformista e inactiva que subyuga, castra la creatividad e incluso coarta la inteligencia. Por eso, en vez de seguir tratando de ser resilientes, debemos enfocarnos como sociedad civilizada para juntos buscar cómo salir de esta, porque los problemas son para solucionarlos no para vivir con ellos. Hay dos tipos de resilientes, aquellos que esperan que lleguen las vacunas para aplicárselas y sobrevivir, y los otros que hacen de la frase “hay que convivir con el COVID-19” una filosofía de vida.

Lo que debimos haber hecho fue investigar hasta desarrollar nuestra propia vacuna porque somos dueños de nuestro destino y decidimos para donde vamos, trazamos nuestra ruta, adaptarse a lo que nos caiga es una actitud derrotista que hay erradicar, es hora de cambiar de estrategia convirtiéndose en aquellos que buscan soluciones sin conformarse por muy adversas que estén las condiciones.

Abajo aquellos preceptos de resiliencia. Nadie debe decirte qué debes hacer y mucho menos esa extraña ideología creada a partir de una palabra. Es hora de decidir qué es lo que quieres para empezar a forjar tu propio destino.

-.
0
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: ¡Ojo con la Navidad 2020!

Caricatura: ¡Ojo con la Navidad 2020!

1.147 nuevos casos de contagio y 49 fallecidos más por coronavirus en Colombia

1.147 nuevos casos de contagio y 49 fallecidos más por coronavirus en Colombia

Nota Ciudadana
¿Hacía falta sentir el dolor propio para entender el dolor de la naturaleza?

¿Hacía falta sentir el dolor propio para entender el dolor de la naturaleza?

VIDEO: ¿Cómo se toma la prueba anal de COVID 19?

VIDEO: ¿Cómo se toma la prueba anal de COVID 19?