La Tramacúa, la infernal cárcel donde morirá Popeye

Junto a Rafael Uribe Noguera, el ex sicario de Pablo Escobar purgará otra extensa pena por el asesinato del periodista Guillermo Cano

Por:
diciembre 03, 2018
La Tramacúa, la infernal cárcel donde morirá Popeye

En la hora diaria de sol al que tiene derecho,Rafael Uribe Noguera sale al patio y juega fútbol con sus compañeros. Ya no tiene la depresión encima. En la Tramacúa, la cárcel a donde fue trasladado desde el 5 de febrero del 2018, nada es fácil. “Bienvenidos al infierno” reza un mensaje a la entrada del penal. Lo metieron en el pabellón del horror, una edificación de hormigón en donde tiene de vecinos a Manuel Octavio Bermúdez, El monstruo de los cañaduzales un vendedor de helados de Valledupar que mató a 150 niños, Javier Velasco, el asesino de Rosa Elvira Cely, y Luis Alfredo Garavito. La celda tiene cama de concreto, de un metro con veinte y uno noventa de alto. En las tardes el calor es abrazador. Los zancudos y las cucarachas se alimentan de su sudor. En las noches lo que atormenta es el olor nauseabundo que se despierta desde el basurero contiguo a la cárcel. Sin embargo Uribe Noguera ha encontrado en la Tramacúa algo parecido a la tranquilidad.

Al principio lo querían matar pero después contó con el apoyo de sus nuevos vecinos. Alejandro Sandoval Arguello, alias Candado, jefe principal de los Urabeños en Norte de Santander, duerme a unos cuantos metros del lugar donde está. En la hora al día al que tienen derecho a ver televisión se ponen de acuerdo para ver quien es el dueño del control remoto. Candado fue fundamental para que nadie tocara a Uribe Noguera. Otro nuevo vecino es John Jairo Velásquez Vásquez, quien ya estuvo en la cárcel y que ahora ha regresado al infierno de la Tramacúa es otro de sus aliados. Con él consigue cigarrillos, gaseosas, chocoramos, papeles y lápices.

Dos años después de haber violado y asesinado a Yuliana Samboní, ha encontrado cierta paz haciendo figuras de origami y haciendo retratos. Rafael fue reconocido en algún momento por su trabajo como arquitecto. En esas figuras ha podido reconectarse con lo que era antes de haber cometido uno de los peores asesinatos en la historia del país. La única persona que lo ha visitado es su mamá, Maria Isabel Noguera. Sus hermanos, quienes irán a juicio este febrero por protegerlo, Francisco y Catalina, no han ido una sola vez a visitarlo.  Francisco pertenecía a la firma Brigard y Urrutia quien fue removido de allí después de estallar el escándalo. Catalina está al frente de la firma constructora de su papá, Rafael Uribe Rivera, ocupando el lugar en donde alguna vez estuvo su hermano. Hace poco denunció que, en medio de su desesperación, un pastor evangélico quiso extorsionarla. Los Uribe Noguera han querido resarcir a la familia Samboní pero ellos no han querido saber nada de la familia del asesino de su hija.

Rafael Uribe Noguera pagará una condena de 58 años por su asesinato. Si llega a cumplirla en su totalidad tendrá 92 años.

 

 

 

 

-Publicidad-
0
105775
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

"Usted es un hp y se va a morir en la cárcel", así le dijo el hermano a Rafael Uribe Noguera

Nota Ciudadana

"Los Uribe Noguera me sacaron de El Tiempo"

Caso Yuliana Samboní: la audiencia que absolvió a los hermanos Uribe Noguera

Caso Yuliana Samboní: la audiencia que absolvió a los hermanos Uribe Noguera

Rafael Uribe Noguera busca abogado: sería Francisco Bernate

Rafael Uribe Noguera busca abogado: sería Francisco Bernate