¿Quién tiene la bandera del cambio generacional entre los candidatos vicepresidenciales?

De acuerdo a esta perspectiva la disputa está entre Claudia López y Juan Carlos Pinzón; sin embargo, la balanza se inclina más hacia un lado

Por: Luis Felipe Suárez
abril 18, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Quién tiene la bandera del cambio generacional entre los candidatos vicepresidenciales?

La forma tradicional de hacer política en Colombia, desde hace años, ha venido ganado mala fama, la cual se desprende del clientelismo sin asco que practican los candidatos a cargos de elección popular del país. Dicho clientelismo se refiere al intercambio votos por bienes y servicios, entre candidatos y votantes.

Es por esto que los candidatos más jóvenes de la política han intentado generar nuevas dinámicas para atraer votantes, lejos de las formas clásicas que usan candidatos de vieja data. Ahora bien, dichos políticos tradicionales que intentan alejarse de la mala fama que estrategias de “mercadeo” les han traído han intentado apropiarse de esa bandera que hoy en día es tan importante para los colombianos “la nueva forma de hacer política” la que se considera correcta. No obstante, hacerse con esa bandera en la política colombiana no es sencillo, se debe contar con propuestas estructurales innovadoras para el país, se debe tener la edad adecuada y no se deben usar estrategias que apelen a la política tradicional colombiana.

Así pues, de los candidatos para la contienda presidencial el más joven es Iván Duque, pero nos concentraremos en los candidatos vicepresidenciales, que también mueven voticos —y varios—. De las fórmulas vicepresidenciales, la de Fajardo (Claudia López) y la de Germán Vargas Lleras (Juan Carlos Pinzón) son las más jóvenes y por decirlo de cierta manera las que tratan o impulsan una nueva forma de hacer política: López y Pinzón han tratado de apoderarse de la bandera de la renovación y la juventud de la política.

En el caso de la exsenadora, si bien es un referente nuevo en todo sentido y rechaza fervientemente el clientelismo, cae en el error de usar el ataque político y las ideas populistas como arma de campaña. De hecho, hace algunos días en un debate vicepresidencial tildó de “hampón” a Germán Vargas Lleras, sin tener prueba alguna de dicha acusación, por lo cual tuvo que retractarse más adelante. Además, en el mismo debate hizo promesas con respecto a la educación que son demasiado inviables (acercándose así a la línea de estrategia política de Gustavo Petro).

En el segundo caso, el poco sonado hasta hace dos meses Juan Carlos Pinzón Bueno, renunció a su aspiración presidencial y hoy en día es el candidato vicepresidencial de Germán Vargas Lleras. Lo que pocos entienden, pero muchos critican de este candidato fue el “cambio” que según ellos se evidenció en la forma de hacer política del excandidato presidencial. Sin embargo, se ha visto en las últimas semanas que si bien el señor Vargas Lleras da conferencias magistrales (por decirlo de alguna manera), su vicepresidente sigue haciendo campaña igual que cuando se encontraba a contrarreloj por la presidencia, es decir, una campaña diferente. Entonces, Juan Carlos no busca tarimas, ni visita zonas en donde un número determinado de personas lo espera, en su lugar, apela a salir a la calle y hablar persona a persona de problemas cotidianos, se encarga —junto con un equipo de voluntarios— de repartir sus volantes y como estrategia política procura no atacar a sus contendores. Entonces, su campaña puede decirse que es novedosa en estos tiempos de polarización y agüita sucia entre candidatos.

Pero no solo es eso, Juan Carlos Pinzón al realizar su coalición con Vargas Lleras no perdió o abandonó el movimiento con el que se encontraba (Ante Todo Colombia), sino que lo posesionó con más fuerza dentro de la coalición y mantuvo así su independencia y autenticidad. Lo que muchos no saben es que desde un principio Pinzón rechazó el aval de la U para ser su candidato presidencial, porque quería hacerlo de manera independiente.

Su unión con Vargas Lleras simplemente encierra lo que otros candidatos no pudieron hacer, que el amor a la patria debe ganarle al amor propio y una coalición no significa una alianza de intereses en todos los casos. Además, Juan Carlos Pinzón seguirá trabajando en la propuesta programática para el desarrollo de la industria tecnológica en el país, en donde Colombia dejará de ser solo un consumidor de tecnología y se convertirá en productor de esta, lo que permitirá agilizar trámites como: asignación de citas y medicamentos, denuncias de robos o delitos “menores”, operaciones bancarias, etc.

Por estas razones, se considera que la persona que realmente tiene la bandera del “cambio generacional en la política del país” es Juan Carlos Pinzón, sumándole a esto, que es la primera vez que el exministro aspira a un cargo de elección popular. No obstante, esto no significa que no cuente con la experiencia necesaria dentro del gobierno y la requerida por el cargo, y aunque en esta oportunidad tuvo que renunciar a su aspiración presidencial, no cabe la menor duda que en el futuro será el que represente los intereses de los jóvenes y la implementación del cambio de la política tradicional a la política de la gente.

-.
0
1222
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¡Por el amor de Claudia!

¡Por el amor de Claudia!

Nota Ciudadana
Claudia López, mucho ruido y pocas nueces

Claudia López, mucho ruido y pocas nueces

Nota Ciudadana
A Claudia López nunca le van a perdonar que sea mujer y lesbiana

A Claudia López nunca le van a perdonar que sea mujer y lesbiana

Claudia López le corrió la silla a Petro en una Universidad en Cúcuta

Claudia López le corrió la silla a Petro en una Universidad en Cúcuta