Opinión

“Que se extingan los costeños”

Toda la ignorancia, el racismo, la estupidez del colombiano promedio estaba en ese ´hashtag´ que fue tendencia en Twitter un día antes de la tragedia del camión en Tasajera

Por:
julio 08, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
“Que se extingan los costeños”
La tragedia de Tasajera no solo fueron las 21 personas que murieron sino evidenciar lo profundamente racistas y odiadores de pobres que somos. Foto: Twitter

Un día antes de que un camión le explotara en la cara a decenas de habitantes de Tasajera en Magdalena la frase “Que se extingan los costeños” era tendencia nacional en Twitter. Toda la ignorancia, el racismo, la estupidez del colombiano promedio quedaba evidenciaba en ese hashtag. En Colombia se normalizó odiar a todo lo que suene a Costa. A veces, incluso, puede ser interpretado en algunas tribus urbanas como un rasgo de inteligencia. Qué equivocados están.

El mar es apertura, civilización, y si no fuera por Rafael Núñez, costeño él, la capital sería Cartagena y no Bogotá. Bogotá es un error histórico. A 2.600 metros no se puede pensar. Los seres humanos, las grandes civilizaciones, han nacido a partir del mar, la autopista de los conquistadores, la inspiración de los artistas.

Hagan una lista de todos los colombianos más brillantes: Gabo, el Pibe, Falcao, Goyo, Arnoldo Palacios, Caimán Sánchez, Ernesto McCausland, J.J Junieles, Lucho Bermúdez, la lista es interminable y la gran mayoría son costeños. Sin la Costa, hermanos míos, no tendríamos Cien años de soledad ni hubiésemos ido a ningún mundial. Incluso, aunque ustedes amigos progresistas se pongan bravos, uno de los industriales más duros y cultos que ha dado este país, Julio Mario Santo Domingo, es barranquillero. En todos los ámbitos los costeños se han destacado. No podría haber país sin ellos. Igual también son culpables porque qué porquería de país el que nos tocó vivir.

________________________________________________________________________________

Así que es bueno que te enteres, mi amigo cachaco, que ese odio te hace ver no como una mala persona sino como un pendejo

________________________________________________________________________________

Así que es bueno que te enteres, mi amigo cachaco, que ese odio te hace ver no como una mala persona sino como un pendejo. Despreciar las costas es desconocer la historia de Colombia. Y como los imbéciles son mayoría pues imagínense qué pasó cuando explotó el camión cisterna en Tasajera. La palabra costeños estuvo en la lista de las tendencias más destacadas en Twitter durante 48 horas. Los chistes y la maldad se acumulaban en Twitter como garrapatas en perro enfermo. Un influyente tuitero uribista llamado Laureano Tirado criticó al periodista de Caracol Steven Arce porque, con tino, les pidió a sus seguidores no echarle la culpa a la gente que saqueaba el camión sino al Estado que los había abandonado durante décadas. En el rifirrafe Tirado trinó la palabra carroñero refiriéndose a los que se quemaron con la ilusión de poderse ganar unos pesos y cumplir otra vez la hazaña de llegar a final de mes. Otra periodista de Fox Sports afirmó que se trataba “De una raza maldita”. Obviamente muchísimos estaban de acuerdo con ellos.

Lejos de despertar empatía la tragedia en donde han muerto hasta ahora 21 personas y ha dejado heridas a otras 50 -12 de una sola familia- se convirtió en otro argumento más para despreciar a los costeños. Y con el paso de las horas el odio va creciendo como un tumor maligno. Los problemas que tiene Tasajera no son más que culpa de lo perezosos y negros y sucios y pobres que son los costeños. “Si en Bogotá hubiera pasado eso hubiéramos ayudado al conductor”, dice una joven de apariencia progresista y trinos fascistas.

La tragedia de Tasajera no solo fueron las 21 personas que murieron sino evidenciar lo profundamente racistas y odiadores de pobres que somos. Damos miedo.

 

 

-.
0
232201
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La asquerosa Colombia que adoraba al Tino Asprilla

La asquerosa Colombia que adoraba al Tino Asprilla

Las viudas de Pékerman

Las viudas de Pékerman

Los ingenuos que creen que las malas personas no son buenos profesionales

Los ingenuos que creen que las malas personas no son buenos profesionales

La vergüenza que dan los periodistas colombianos de ESPN

La vergüenza que dan los periodistas colombianos de ESPN

Todo el bien que le ha hecho al ciclismo colombiano Mario Sábato

Todo el bien que le ha hecho al ciclismo colombiano Mario Sábato

El peligro de que maten a Vicky Dávila

El peligro de que maten a Vicky Dávila

La venganza de Hernán Peláez

La venganza de Hernán Peláez

Duque nos está sacando a la calle con mentiras

Duque nos está sacando a la calle con mentiras